jueves, 30 de abril de 2009

Proyecto 365, dia 87: Chiringuito intelectual y maltrato infantil.

En una de las bibliotecas que visito con frecuencia han montado un chiringuito en plena recepción para deshacerse de libros y revistas en varios idiomas –algunos, ejemplares únicos en estos lares- y sobre los temas mas diversos que, al parecer, no han sido lo suficientemente ‘populares’ como para quedarse en los archivos. En la puerta y las paredes hay carteles que rezan: “1Libro=1Euro” y, sobre una mesa, una caja de cristal –sin guardián- para depositar tantos euros como libros te lleves a casa.
No es mi objetivo hoy cuestionar ni este comportamiento “extraño” de la institución (¿como se decide que un libro no es necesario para una biblioteca, cuando precisamente es la abundancia y la variedad de ellos los que le dan el calificativo de “buena” o no?), ni el no menos “raro” comportamiento de la totalidad de los usuarios (aclaro que no todos son europeos y que bien haríamos en portarnos en casa como lo hacemos fuera de ella) que depositan a conciencia en la caja el precio justo de lo que toman sin nadie que les haga la mas minina observación.
Solo quería comentarles que gracias a uno de los libros que recién adquirí en este chiringuito, acabo de descubrir que mi nivel de japonés después de casi 10 años de estudios interrumpidísimos, y aunque los manuales que ahora estudio ostenten orgullosamente un cintillo catalogándose como “nivel medio superior”, no supera al de un niño nativo de 12 o 13 años.
El libro en cuestión es “La zapatilla de cristal”, traducción japonesa basada en la versión original escrita por Eleanor Farjeon. Lo escogí precisamente por lo archiconocido del tema –que me facilitaría la comprensión del texto- y porque fue el único, entre los pocos que estaban a mi alcance de lectura, que representaba un reto verdadero por la extensión (casi 300 paginas) y por las estructuras gramaticales que utiliza.
¿Alguien lo ha leído alguna vez, antes o después de haber crecido? Yo nunca lo había hecho, ni antes ni después, y me confieso sorprendida. Es extremadamente imaginativo, pero el inocente cuento infantil se me esta convirtiendo en una historia de horror digna de Lovecraft o de Poe que comienza más o menos así:
“En una cruda mañana invernal, la pequeña Ella se despierta temblando en una cocina construida con frías piedras, con los pies helados y apenas sin ropa para cubrirse, y evita mirar hacia un hueco en la pared con puertas de madera en el que su madrastra suele encerrarla, cuando se pone de mal humor, a veces por días enteros en los que no ve ni siquiera la luz del sol..."
Todo un tema, diría yo, para las ahora tan famosas series policíacas que investigan el maltrato a menores, la explotacion infantil o su desaparición

miércoles, 29 de abril de 2009

Proyecto 365, dia 86: Reflexiones tomando el sol.

“Era un hombre que había esterilizado su espíritu a lo largo de una existencia pasada en un mundo insincero e indirecto, en el que las palabras sustituían a las cosas…”
No quiero convertirme sin darme cuenta en uno de esos seres encorvados, de gruesos lentes y panza flácida, de olor y color apergaminado, de cabellos descoloridos, con serios problemas renales y bajísima resistencia corporal, de ropas antiguas y sonrisas falsas. Por eso me apego a la luz del sol, a los paseos por el campo, al aire fresco, salgo a correr, practico artes marciales, camino horas enteras, me enfrasco en dietas saludables, tomo mucha agua, no olvido comer mis 5xDay, me embadurno de cremas en las noches, me peso y me mido con frecuencia, evito en lo posible quedarme mucho tiempo en espacios cerrados y llenos de libros, y en el tiempo que me queda libre leo y escribo porque… me niego a ser Intelectual!!
Quizás me ayude el ser mujer…

martes, 28 de abril de 2009

Proyecto 365, dia 85: 15 millones

¿Qué harían si tuvieran de pronto mucho dinero?
¿Qué harían con, por ejemplo, 15 millones de euros?
Yo, para empezar, me compraría una casita adecuada a mis necesidades, planearía seriamente tener hijos, montaría una academia pública, ayudaría a mucha gente, viajaría acompañada de amigos… No se, no tengo idea de para cuanto me pueda alcanzar todo ese dinero. En euros, nunca he visto mas de tres ceros juntos, así que una cifra como esa no puedo ni imaginármela.
Hagamos un poquito de matemáticas: en España hay muchos ‘mileuristas’, cuyo salario es precisamente de mil euros al mes. Sin embargo, con mil euros aquí se vive muy pero que muy ajustado teniendo en cuenta el precio de la vivienda, la comida y todo lo demás. Seamos, pues, mas generosos y pensemos en un salario de 1500 mensuales, que serian unos 18 mil euros al año. Con 15 millones se podría entonces pagar el salario de todo un año a poco mas de 800 trabajadores. Pero si queremos ser aun mas esplendidos en nuestras regalías, podemos subir el salario a 2000 al mes –que ya es un salario muy apetecible en estas tierras-, o sea 24 mil anuales, y con 15 millones vivirían tranquilamente todo un año 625 trabajadores.
Pues bien, 15 millones son los ‘modestos’ dividendos de Hanna Montana –o como se llame-, una chiquilla de apenas 16 años por cada temporada de sus presentaciones.
¡Y después nos vienen con el cuento de la crisis!

lunes, 27 de abril de 2009

Proyecto 365, dia 84: Confesiones de una carnivora.


El único intento que he hecho en mi vida por ser vegetariana duró apenas seis meses. Estaba yo en una edad difícil, recién independizada de mis padres y entrando en un nuevo grupo de amistades donde unos pocos, que pronto llegaron a ser mayoría, habían eliminado la proteína animal de su dieta. El vegetarianismo en este grupo era solo una parte del “muy sano” modo de vida que habían decidido llevar practicando ejercicios orientales, haciendo meditación, asistiendo a conciertos de trova o rock y esperando casi cada amanecer con una guitarra y alguna botella del vegetariano ron en el muro del Malecón.
En un país donde la media escucha música salsa, va a bailar a los salones de las cerveceras y, por supuesto, considera la carne de cerdo como el más exquisito de los manjares, este grupo y unos pocos mas, marcaban la diferencia. Así que en mi afán por integrarme a ellos y escaparme de la cotidianidad, yo también dejé de consumir carne.
Al principio fue difícil, porque en mis comidas desde que nací nunca había faltado este elemento, pero ahí estaban todos mis nuevos amigos para darme ánimos y, por suerte, estaba también la ausencia de mis padres de casa, sin la cual estoy segura que no lo hubiera logrado. (¿Quién le dice a una madre cubana que su hija no se quiere comer el pedacito de carne que con tanto trabajo ha logrado llevar hasta la mesa?) Sin embargo, llegué a acostumbrarme casi del todo, lo aseguro, salvo en aquellas ocasiones en que pasaba por una cafetería en la que estuvieran vendiendo el tradicional pan con lechón. Saltaba entonces mi yo vegetariano para alertarme contra semejantes tentaciones y entraba en flagrante lucha con el yo hambriento que buscaba desesperadamente en mis bolsillos a ver si por fortuna me alcanzaba el dinero para comprarme la oferta.
Mi ángel guardián me había llevado por esas fechas a conocer a un buen amigo y excelente consejero que un día me preguntó el por qué de mi vegetarianismo. Con la sinceridad que caracterizaba nuestra relación fui incapaz de soltarle el discursillo que había concebido para situaciones como esa, en el que hablaba de los animales y su derecho a la vida y de los efectos nocivos de sus grasas y sus proteínas en el organismo. “Por moda”, le contesté con la mas plana de mis verdades, y me lancé a contarle de los fuertes dolores de cabeza que sufría luego de la lucha entre mis yoes frente a las cafeterías.
“Eso es estrés –me dijo-. Tu intento por llevar ese tipo de dieta te está estresando. Al vegetarianismo se llega por necesidad (en caso de que realmente el cuerpo rechace este alimento), por convencimiento real o como resultado de un camino recorrido internamente que haya logrado desarrollarnos al punto de que nuestro organismo ya no necesite de los nutrientes que la carne aporta. Nunca por moda. Asumirlo al comienzo de un camino es engañarte a ti misma, es como comenzar por el final. En tu caso, el estrés esta resultando mucho mas nocivo que un buen filete. Tu eliges.”
_______________________
Si alguna vez vuelvo a las andadas, será por convencimiento, por simpatía con los animales..., pero ese día aun no ha llegado para mi.

sábado, 25 de abril de 2009

Proyecto 365, dia 84: Remedios contra el viento fuerte.


Una vez lei en un estudio muy exhaustivo de los signos astrologicos que las mujeres Capricornio buscabamos, por sobre todas las cosas, seguridad. El trabajo, el amor, la salud, los ingresos, todo iria bien en nuestra vida si encontrabamos cierta seguridad en ello. Las capricornianas, por demas, somos mujeres fuertes, trabajadoras y coquetas. Si hacemos algo, lo hacemos bien y nos gusta el reconocimiento como pago a un trabajo bien hecho, aunque este haya consistido en cuadrar un complejo libro de contaduría, en hacer una comida o en peinarnos y vestirnos para una fiesta.
Mientras mas leia las razones expuestas en el libro, mas me convencia de que era cierto, y encontraba una justificación ideal para mis amores rotos, mi aficion a las portadas fashion y mi insostenibilidad laboral. Y asi he vivido desde entonces, tratando de hacer lo correcto y encontrando –mas que buscando- la seguridad en cada paso importante que he dado, sin tener peores momentos que aquellos en que no logro ver claro el terreno en el que he de posar seguidamente el pie que ya tengo en el aire.
Pero el mundo ha cambiado en estos años. He visto derrumbarse las torres gemelas, desaparecer lagos y bosques enteros, entrar volcanes en erupcion, ensuciarse el cielo sobre mi, temblar el suelo bajo mis plantas, contaminarse el agua, difundirse epidemias mortales, comenzar guerras interminables, hundirse Wall Street, bajar el precio del dólar, tambalearse el mercado internacional, dispararse el desempleo, bajar los salarios, subir los precios… La seguridad ha muerto para siempre.
Ha llegado, pues, el momento de lamentarnos: ¡Pobres capricornianas en este mundo incierto! Sin embargo, mi lamento hoy es diferente: ¡Pobres aquellas –no importa de que signo- que no han visto una primavera, que no han tenido cerca un diente de leon para aprender que, aunque el viento sople fuerte y nos haga perder, mas que el peinado, toda la cabellera, no habra una flor mas hermosa que la nuestra!

viernes, 24 de abril de 2009

Proyecto 365, dia 83: Los dueños de la manada.


Chesterton tuvo como mascota alguna vez a un perro. Estoy segura. Sus pocas pero muy acertadas alusiones a estos animalitos que encuentro en sus obras entre curas inquisitivos y turcos charlatanes así me lo demuestran.
Solo alguien que haya convivido con ellos alguna vez puede darse cuenta de que los humanos somos, no los dueños del perro, sino un componente mas de su manada, y que una vez que han asumido el mando, el mundo girará a su alrededor sin lugar a dudas. Son ellos quienes nos permiten cuando y donde estimen conveniente, como si de una caridad se tratase, que compartamos parte de nuestra atención –que, por demás, les pertenece completamente- con otros humanos o animales. Ni uno solo de sus gestos es en vano, por el contrario, son calculados en detalles. Nos hablan con todo su cuerpo, incluso en la mas completa inmovilidad… Y no les estoy “favoreciendo” con cualidades humanas! Cualquier duda, pregúntenle a Chesterton.

jueves, 23 de abril de 2009

La rosa salvaje (poema)

Como lo conoci en japones (lo que lei ayer):

わらべは見たり 
野中のバラ
清らに咲ける 
その色めでつ
あかず眺む 
くれない匂う
野中のバラ

Nuestra traduccion libre del japones al español:

Un niño vio una rosa
en el medio del campo.
La rosa florecia con bella pureza
y el niño se enamoro de su color.
Estuvo contemplando sin cansarse
a la rosa en medio del campo
impregnada en su rojo bermellon.

El poema integro en aleman y en español en Wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/Heider%C3%B6slein
Interpretada por Candelario: http://www.youtube.com/watch?v=YnpV7ySgXT0

Proyecto 365, dia 82: Por Maria!

¿Conocen el miedo escenico? Pues yo lo padezco… y de que manera!
Nunca he podido pararme frente a varias personas sin que un desagradable temblorcillo me sacuda todos los organos mientras monto una plastica sonrisa Colgate en un vano intento de que los demas no lo noten demasiado. Cada vez que paso por una de estas experiencias me digo que no tengo necesidad alguna de ello, que yo nunca quise ser actriz, que no hay por que someterse a ese estrés tan violento, que con cada minuto que paso asi miles de mis nervios y neuronas seguramente revientan por algun lado… pero, sin saber como, me encuentro con mas frecuencia de la deseada en situaciones de este tipo.
Ayer mismo, por ejemplo, después de pasar un par de meses diciendole a mi profe de catalan que NO rotundamente a su propuesta de que recitara –nada mas y nada menos que recitar!- en una jornada de lectura, termine en un escenario aferrandome a una carpeta (para que las manos no pudieran temblar convulsivamente), leyendo un poema en japones y luego tratando de explicarlo en catalan sin haberme preparado con antelación para ello!.
Y es que hoy es el dia de Sant Jordi, linda version catalana del muy comercial dia de San Valentin; es el dia del libro y de la rosa, en el que tradicionalmente las chicas regalan un libro a sus chicos y reciben a cambio una rosa. Se organizan actividades… y una de ellas era esta jornada consistente en 24 horas de lectura sin pausa en varios lugares de la ciudad, y no solo de poemas, por supuesto.
Después que ya estaba en el Ateneo viendo de que se trataba todo aquello, viendo que todos los que pasaban por el escenario estaban tan nerviosos como suelo estarlo yo en publico, pense que mi profe tan atenta no se merecia mas que agradecimiento, y que una buena manera de demostrarselo seria colaborar con aquella jornada que tanto la entusiasmaba… subiendome al escenario a decir algo.
Al final, me gusta pensar que salio bien. Yo, atea hasta hace poco en estas cuestiones, los unicos versos que he memorizado –y por casualidad- en japones son una simple estrofa, adaptación de un largo poema de Goethe titulado “La rosa salvaje”, que aparecen con musica de Schubbert casi convertida en cancion infantil en la película “Rapsodia de Agosto” de Kurosawa Akira. Como la peli me encanta, la he visto ya varias veces y el temilla, que se repite a lo largo de toda ella, se me ha ido quedando en la memoria, siempre con la ayuda de mi G en cuanto al texto…

La rosa salvaje

Esta es una version japonesa del tema de Schubbert, aunque no es la que aparece en la peli de Kurosawa, es la mas parecida que he encontrado. A ver que les parece...
Siempre pueden buscar la version clasica en youtube, es hermosa!
野なかの薔薇 野玫瑰 (日文版) Heidenröslein (Japanese version)

martes, 21 de abril de 2009

El amigo de Alejo

Lo consegui!!!!

Proyecto 365, dia 81: El amigo de Alejo

Llevo casi una hora tratando de publicar aquí un video fabuloso que encontre en Youtube. No se que habra pasado –cuestiones economicas entre empresas seguramente- pero antes se podian subir videos con solo un click y ya no.
Lo lamento mucho porque hoy queria compartirles algo que llevo en las venas desde antes de nacer… y como no me voy a quedar con las ganas, aquí les dejo el link… No se lo pierdan. Vale la pena dedicar unos pocos minutos a ver al gran amigo de Alejo en accion y al propio Alejo deleitado escuchandole. ¡Que lo disfruten!
http://www.youtube.com/watch?v=dFQIacUgleo&NR=1

lunes, 20 de abril de 2009

Proyecto 365, dia 80: Omision completamente voluntaria

La verdad es que la semana pasada lei otro libro ademas de los ya confesados. Fue un desliz –lo reconozco- en esos momentos en que habia terminado el Infierno y aun no habia encontrado a Calderon. Me habia quedado, por supuesto, con deseos de seguir leyendo y estaba parada con la cabeza incómodamente caida sobre el hombro izquierdo (por eso me gustan los libros en japones: no hay que inclinar la testa para leer los lomos) frente al librero del salon. Estuve un buen rato alli (yo soy de la teoria, quizas por venir de un pais con poca variedad para escoger, de que si las opciones son muchas y buenas, lo mejor es agarrar lo primero que veas porque si te demoras mucho te cansas, y el cansancio puede llevarte a que no te decidas por nada y te vayas con las manos vacias o, peor, que te vayas con algo de lo que después puedas arrepentirte) y al final me lleve el librito mas inofensivo que encontre, algo ligero y simpatico: “Tratado de las buenas maneras. Para que usted no sea un cursi ni un hortera”, de Alfonso Ussia. Perfecto para refrescar luego de una gran obra- pense mientras subia a la habitación leyendo la contraportada.
Ligero y simpatico era, sin dudas, pero de inofensivo no tenia ni una letra. Desde la primera pagina, el autor comienza a burlarse del lector de todas las formas posibles sin tomarse el menor trabajo para disfrazar su desden por los demas –entiendase todo aquel que no conozca o respete las muy estrictas e inservibles buenas maneras de las que el hace gala, o sea, el resto del mundo. Al principio me divirtió –porque disfruto realmente con la simpatia del pueblo español-, pero luego cada pagina que leia agregaba un poquito de amargor al asqueante regustito general del libro. Para cuando llegue al final –si, llegue al final- estaba harta de insensateces.
¿Para que hace falta todo esto? Vivir humanamente pasa por el sabio uso de los implementos que la cultura ha creado en aras de satisfacer las necesidades mas basicas -estamos de acuerdo en que es mucho mas gratificante tomar un buen te en una linda taza de porcelana china que en un vasito desechable-, pero no se limita a eso!! Encerrar la condicion humana en un marco tan angosto habla mas bien de estrechez de mente y, en consecuencia, de espiritu.
Pregunte por el autor en plena cena y la opinión general se puede resumir en pocas pero muy españolas palabras: es un pijo clasista. (Misántropo y regionalista, agregaria yo.) Comentamos entre risas mi lectura en la sobremesa y tuvo tanto éxito el tema que, en los dias que siguieron, no dejamos de mencionarlo cada vez que nos sentabamos a la mesa: el que “con el perdon de Ussia” no se ponia la servilleta en las rodillas a tiempo, el que “con el perdon de Ussia” cogia mal los cubiertos, el que “con el perdon de Ussia” terminaba de comer antes que los demas, el que “con el perdon de Ussia” decia “Buen Apetito”…

domingo, 19 de abril de 2009

Proyecto 365, dia 79: Alejo.

(...)Era cariñoso, sutil, respetuoso con el amigo, y utilizaba la jarana o el cuento de tono subido para hacerle sentir a su huésped que estaba en casa de un hombre sencillo y no, como en realidad lo era, de un ser excepcional y maravilloso. Y con sus cuentos, el mismo se iba entusiasmando, los reinventaba, los mejoraba y de su sillon preferido de paja saltaba a la alfombra y daba grandes trancos, con un aire de muchacho burlon, mientras el visitante se hundia en los sillones de la pequeña y acogedora sala –clavados los ojos en la alta humanidad de Alejo-, doblado de la risa pero al mismo tiempo sintiendo el rigor de una desbordante erudición y de una memoria descomunal.
(...)Carpentier capto la sonrisa y el bienestar de todos, contando simplemente alguna anécdota, con su vozarron de erres arrastradas. Como aquella de Caruso, corriendo desaforado por La Habana, después que exploto una bomba en el Teatro Nacional, vestido todavia con el traje de Radames, con el que estaba cantando Aida, cuando se produjo el atentado. Un policia, llamado ademas Venenito, detuvo al tenor en la calle por creerlo un afeminado que estaba haciendo escandalo publico…
(Fragmento del articulo "El hombre real maravilloso", de Jorge Timossi)

sábado, 18 de abril de 2009

Proyecto 365, dia 78: "En medio del camino de la vida..."

Las bibliotecas cerradas y mi pobre poder adquisitivo conspiraron para que llevara conmigo de vacaciones lo unico que encontre en mi librero sin hojear aun: el Infierno de Dante. Ya se que puede sonar raro que no lo haya leido nunca, pero tengo una explicacion para esto.
La poesia y yo hemos llevado caminos separados desde el principio de los principios. Lo ultimo que recuerdo haber leido –y memorizado- con todo gusto en rima hace muuuuuucho tiempo, cuando recien entraba en el preuniversitario, fueron algunos sonetos de Sor Juana Ines de la Cruz ("En perseguirme mundo, ¿que interesas?/ ¿En que te ofendo, cuando solo intento/ poner bellezas en mi pensamiento/ y no mi pensamiento en las bellezas?"). Fuera de eso, salvo algunos versos sencillos de Marti y algunas canciones de Sabina y Pablito, juro que mis ojos no han repasado otras cadencias… ¿Qué le voy a hacer? ¡No me motiva!
Teniendo en cuenta el peso de estas fechas en España y siguiendo el ritmo que traia, yo habia pensado llevarme algo de Chesterton para leer, quizas la biografia de San Francisco o de Santo Tomas para estar acorde con el espiritu popular, pero viendo lo que el destino me habia puesto en las manos no dejaba de preguntarme si algo con este titulo fuera apropiado. “¡Pues claro!-me aseguraron- Es una de las lecturas tradicionales en Semana Santa”.
Y me lance desde que me abroche el cinturón en el avion…
Y no me arrepiento!
Y me gusto tanto que, aprovechando la euforia por el recien descubierto mundo de los versos, sobrecumpli la norma y me lei ademas La vida es sueño, de Calderon de la Barca…
Y hubiera seguido con el bien surtido librero de mi familia si no se me hubiera terminado el tiempo…
_____________________
En uno de esos dias grises y frios en los que no salimos de casa, andaba yo del sofa a la cama, y de la cama al mullido sillon, manta y libro en mano sin querer mover un dedo para nada mas (que tire la primera piedra quien no haya pasado un dia asi!) Pues justo en esos momentos senti a Virgilio susurrandome al oido:

“No es bueno de este modo te apoltrones”
dijo el maestro, “que entre seda y pluma
no se va de la fama a las regiones.

Quien entre el ocio su existir consuma,
No dejara mas rastros en la tierra
Que humo en el aire y en el agua espuma.

¡Arriba, sin cansancio, como en guerra
triunfa el alma luchando por la vida,
si vence el flaco cuerpo que la encierra!”

jueves, 16 de abril de 2009

Proyecto 365, dias 70-77: Mini-Diario de viaje

Dicen que lo prometido es deuda, por eso hoy les traigo una foto –y hasta dos- por cada dia de vacaciones en el paraíso.

Ibiza: pequeña y antigua isla perteneciente a las Baleares de apenas 45 km de largo, conocida por su clima, sus playas plagadas de turistas, las mansiones de los famosos y su efervescente vida nocturna. Para mi el mayor encanto esta en una peculiar caracteristica de su geografia: las montañas estan a un paso del mar… El mejor destino!!!-sobre todo si tienes familia alli.

Dia 1: Cielo nublado y una lluvia menudita e incomoda a intervalos que no nos permitio salir de casa el primer dia… No hay mejor pretexto para quedarse en la habitación con la promesa de una buena lectura…

Dia 2: Aunque el cielo no estaba del todo despejado, no demoramos mas la primera visita a la ciudad. Al lado del puerto, el tipico pueblito mediterraneo con casitas blancas de techo bajo mirando al mar… encantador!


Dia 3: Mas que lluvias, amenazan visitas este dia, asi que hacemos caso omiso del provocador cielo azul y pasamos la mañana en el jardin haciendo fotos!

La tarde, mas conservadora, retomo sus nubes y el viento helado nos obligo a guarecernos junto al fuego de la chimenea escuchando buena musica. (Conste que –viniendo de donde vengo- es la primera vez que veo uno de estos artefactos en funcionamiento, asi que podran imaginarse cuanto la disfrute!)
La noche se dejo contagiar y nos regalo un magnifico concierto de Jazz en uno de los bares de Ibiza, el Itaca, que ofrece musica en vivo. El mundo es un pañuelo –frase mejor que esta no he escuchado-: esa noche me encontre una vez mas escuchando a Norberto Rodríguez, un compatriota de quien, quince años atrás, no me perdia yo ni un concierto de jueves en el Café Cantante del Teatro Nacional.

Dia 4: Otro paseo por Ibiza, esta vez por la parte mas antigua llamada Dalt Vila (Villa Alta), una ciudad medieval construida en una colina y rodeada de murallas, tierra de corsarios, piratas e inquisidores, de calles estrechas y empinadas, con restaurantes, cafes y tienditas a cada lado, y la catedral en el punto mas alto. Cuentan que en los meses de verano no se puede dar un paso ahí dentro entre tanto turista sudoroso.

Dia 5: En la mañana la casa se lleno de niños y de juegos de Pascua: huevos cocidos de colores, huevos de chocolate y muchos chuches (caramelitos y chucherias) escondidos por todo el jardin y siete niños corriendo divertidos en su caza. (¿Cómo me permiti crecer tan rapido? No me dejaron participar!)

Pero no fue este el unico descubrimiento del dia, aquí les dejo las fotos de esta singular impresión del diario de Colon transcrito por el padre Las Casas en papel de la epoca…

Dia 6: La isla tiene otros dos grandes asentamientos ademas del que comparte su nombre: Santa Eulalia y San Antonio. Este dia fuimos a conocer el primero de estos. Atravesamos la isla por un zigzagueante y florecido camino de montaña, el Benimussa, y llegamos primero a una playita medio desierta y luego al pueblo de Santa Eulalia como tal, cuyo centro es el puerto deportivo. (Nota curiosa del dia: cenamos en McDonald’s… primera vez en mi vida –y espero que sea la primera entre pocas- que piso uno de estos lugares…)


Dia 7: “A San Antonio se va a ver la puesta de sol” – sentados en un café al lado del mar, buena musica de fondo, Bloody Mary, conversacion… ¡como no! Excelente despedida de vacaciones.

martes, 7 de abril de 2009

Proyecto 365, dia 69: De vaca!

Horror! Lo tengo todo de cabeza. Deje los libros que queria sacar de la biblioteca y los boletos que queria imprimir para ultima hora y resulta que aqui no trabajan ni las bibliotecas, ni las copisterias ni Dios en Semana Santa! Tendre que echar mano de mi pequeño librero personal y lo poco que me queda por leer en el, que resulto ser el Infierno de Dante... (sera buena esta lectura para Semana Santa?) Por suerte ya terminamos el equipaje (a medianoche)... En unas pocas horas estaremos volando rumbo al paraiso, es decir, nuestro objetivo de vacaciones... No les quiero estropear la sorpresa de las fotos para cuando regrese, no les dire a donde me voy (jiji)... Lamentablemente no creo que pueda postear en estos dias asi que... Hasta la semana proxima!!!! (Prometo una foto por cada dia que no pueda publicar en el blog.)

domingo, 5 de abril de 2009

Proyecto 365, dia 68: Caos emocional.

-¿Por qué no escuchamos algo de música mientras comemos?- fue la sugerencia que comenzó todo. Ponemos la mesa, sirvo la comida y, mientras, G. enciende el ordenador. Nuestros discos aun no nos llegan, así que buscamos algo en youtube…
-¿Qué quieres oír?
-No se, quizás Kenny G –aun no logro entender por que lo acusan de destructor de la buena música si es tan buen digestivo…
-Puede ser… –teclea algo- ¡Mira lo que he encontrado!- y comienza a sonar un coro infantil soviético cantando una hermosísima canción sobre la amistad. Me siento a su lado, fascinada con las voces de los niños y la gallardía de la melodía que hacia muchos años no escuchaba.
-Y este es el tema de aquel programa musical, ¿no?… “Un cielo azul y un redondel es el dibujo de un niño…”- canto entusiasmada por los recuerdos- Anda, ponlo, si no dura mucho…- me sonríe y, claro, me complace.
-¿Y esto que es?- apunto a un link en la barra lateral un par de minutos después.
-Esa es la música de aquella película que vimos con Sasha, “Romance de oficina”, ¿la recuerdas?
-Claro! Seria bueno escucharlo…-y poco después, al compás del tema, comienzan a surgir evocaciones de las veladas de miércoles en casa de nuestra amiga…
-¿Y esto?- señalo otro link.
-¡Ya veras! –Un nuevo clic y suena el tema de “17 instantes de una primavera”. Nos quedamos medio inmóviles escuchando con la mirada fija en un punto varios años atrás
-¿Y este de aquí? – pregunto poco después- ¿Será el tema de las Olimpiadas?
-A ver… -y suena una música triste, muy triste… “Adiós, Misha, no llores…”
-¿Misha? ¡¿El osito Misha?! Yo tenia uno de peluche cuando era niña y…-se me escapa un sollozo.
-Pero, ¿qué te pasa? Tu eras muy pequeña cuando las olimpiadas, ¿no?
-Si… si… tres añitos tenia… pero…-y salgo corriendo hacia el baño buscando cortar con el frío del agua el calor de mis lagrimas. No eran las olimpiadas, era todo: La alegría de aquellos tiempos, la despreocupación de la infancia, la confianza en el futuro que ahora parecía elevarse y perderse en los cielos con aquel osito relleno de helio… ¡Adiós, Misha, no llores…!
Desde el baño escucho sonar por fin a Kenny G…
-¿Comemos?
____________________________
Epilogo.

Tres cuartos de hora mas tarde, estamos de nuevo frente al ordenador. Como sobremesa, escuchamos a Tchaikovski, el primer movimiento del concierto para violín. Ya comienza suavemente Oistrakh a lucir su virtuosismo con los impecables sonidos que le arranca a su instrumento. Ya va entrando en el tema. Ya se va haciendo cada vez mas rápida y elegante la melodía… y de pronto me veo sentada una tarde de hace dos años en un taxi verde en pleno Periférico a toda velocidad rumbo al sur…

sábado, 4 de abril de 2009

Proyecto 365, dia 68: De cumple!

Hoy cumplimos -el blog y yo- tres años de publicaciones. Por eso, hemos decidido darnos un descansito y regalarnos una buena lectura. Estoy descubriendo a Chesterton y dejandome encantar con el padre Brown...
Ya tengo el deseo para cuando soplemos las velitas: "¡Yo quiero escribir asi!"

viernes, 3 de abril de 2009

Proyecto 365, dia 67: Claridad.

“El lenguaje común tiene de base el estudio del mundo”
José Martí (Diario, 14 Febrero 1895)


Mi debilidad son los idiomas, esos instrumentos que nos permiten romper barreras, indagar en otras culturas, esquivar la falsa imagen que nos presentan de si mismos otros pueblos y leerles el pensamiento a través de sus palabras. Mágico resulta el momento cuando, a pesar de estar hecho un ocho en medio de tu práctica de yoga, tus ojos se posan en el cintillo del lomo de un libro y por primera vez entiendes lo que hasta entonces, por incomprensible, no habías visto siquiera; el mensaje se abre paso y, como si de un rayo de luz se tratase, te ilumina en un instante de comprensión. Sientes como si alguien hubiera de pronto encendido un interruptor en tu cerebro y, a medida que la claridad va llegando a todos sus rincones, los conocimientos que has almacenado en el tiempo de estudio se ponen en marcha, uno tras otro, y ya no te conformas con el lomo iluminador, sigues con el de al lado y con el siguiente… No puede haber nada tan parecido a la liberación.

jueves, 2 de abril de 2009

Proyecto 365, dia 66: Disfraz ecologico.

"Bien vivio quien bien se escondio"


Cuando era niña me gustaba jugar a las enfermeras, ya saben: me ponia el trajecito blanco con su capa azul y roja, un sombrerito tambien blanco y sacaba del cajon de los juguetes todos los implementos necesarios para curar a mis muñecos (jeringas, termómetros, gasas…). Pues cual no seria mi asombro –que no alegria- cuando un dia una amiguita me regalo un segundo martillito de esos de golpear en las rodillas para provocar reflejos motores. Ya yo tenia uno azul, pero de pronto aparecio este nuevo luciendo su color rojo brillante y yo no sabia entonces con cual de los dos jugar. A veces, jugaba con los dos a la vez, uno para cada rodilla de mis muñecas, pero esto tambien terminaba por crearme un conflicto porque no queria que mi antiguo martillito azul se sintiera triste o desplazado si acaso usaba el rojo con mas frecuencia. En esos momentos, cuando mi pequeña cabecita no daba para encontrar mas soluciones, devolvia todo a su sitio y me sentaba a leer.
Debo confesar que esta hipersensibilidad –como he decidido llamarle para no caer en definiciones como trauma, ensoñaciones u otras peores que hacen que los demas terminen mirandote raro- me acompaña aun hoy. Quien sabe donde habran quedado aquellos martillitos de la infancia, pero vivo como todos acompañada de objetos y no puedo dejar de preguntarme si acaso el alma, esa otra parte tan peculiar, es un atributo unicamente humano.
En la mitologia japonesa encontre algo al respecto. Ellos creen que los objetos no son del todo inanimados y que cuando ya no nos sirven no se pueden tirar asi sin mas. Tienen ciertos ritos –shintoistas, por supuesto- para aplacar su alma –la de los objetos- e incluso se cree que de no hacerlos, un dia al año estas almas relegadas se juntan convertidas ya en monstruosos y vengativos espiritus, y bajan de las montañas en procesion carnavalesca por las calles de la ciudad.
Yo, por el contrario, no les temo, pero lo pienso mas de una vez antes de botar algo. Cuando ya no me sirve mas, cuando ya no le encuentro un nuevo uso, entonces tiro el objeto en cuestion no sin antes agradecerle por todos los servicios que me ha brindado.
Con la explosion del ecologismo y los partidos verdes, creo que bien puedo “disfrazar” mi sensibilidad excesivamente desarrollada de espiritu en armonia con el planeta para pasar desapercibida. Buena idea, ¿no?

Epílogo

“No es bueno de este modo te apoltrones”
dijo el maestro, “que entre seda y pluma
no se va de la fama a las regiones.

Quien entre el ocio su existir consuma,
No dejará mas rastros en la tierra
Que humo en el aire y en el agua espuma.

¡Arriba, sin cansancio, como en guerra
triunfa el alma luchando por la vida,
si vence el flaco cuerpo que la encierra!”

(Infierno, Dante)