Proyecto 365, dia 79: Alejo.

(...)Era cariñoso, sutil, respetuoso con el amigo, y utilizaba la jarana o el cuento de tono subido para hacerle sentir a su huésped que estaba en casa de un hombre sencillo y no, como en realidad lo era, de un ser excepcional y maravilloso. Y con sus cuentos, el mismo se iba entusiasmando, los reinventaba, los mejoraba y de su sillon preferido de paja saltaba a la alfombra y daba grandes trancos, con un aire de muchacho burlon, mientras el visitante se hundia en los sillones de la pequeña y acogedora sala –clavados los ojos en la alta humanidad de Alejo-, doblado de la risa pero al mismo tiempo sintiendo el rigor de una desbordante erudición y de una memoria descomunal.
(...)Carpentier capto la sonrisa y el bienestar de todos, contando simplemente alguna anécdota, con su vozarron de erres arrastradas. Como aquella de Caruso, corriendo desaforado por La Habana, después que exploto una bomba en el Teatro Nacional, vestido todavia con el traje de Radames, con el que estaba cantando Aida, cuando se produjo el atentado. Un policia, llamado ademas Venenito, detuvo al tenor en la calle por creerlo un afeminado que estaba haciendo escandalo publico…
(Fragmento del articulo "El hombre real maravilloso", de Jorge Timossi)

Comentarios

  1. Con A.C. y algunos otros me ocurrió algo especial: Sólo después de leerlo me di cuenta de que era de otro país. Quiero decir que en el territorio de la literatura hay afinidades o resonancias que no tienen que ver con el contexto personal de quien escribe o quien lee; por eso sumergirse en las letras es habitar un país sin orillas, y sin embargo palpable.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el recordatorio para que el 24 de éste, nos dediquemos a consagrar la primavera.
    Un beso Pelusa.

    ResponderEliminar
  3. bonito texto, no lo habia leido antes. Que raro que la descripcion no hable de como Alejo arratraba las "rrrr", debido a la temprana lengua francesa. Un gran escritor, sin duda alguna.
    un saludo,

    Gerardo

    ResponderEliminar
  4. Tienes toda la razon, Ivanius. La literatura es una especie de proto-web, un ente sin fronteras ni espaciales ni temporales, dada al hombre en sus sensaciones…  Saludos!!

    Mara: Gracias por el dato. Ya me informe, no tenia ni idea de las fechas por lo mismo que le comentaba a Ivanius, la atemporalidad de las letras, sobre todo de las magistrales. Pero me alegra haberle hecho este pequeño homenaje “casual”. Besos!

    Gerardo: Es un buen articulo, sin duda, lleno de divertidas anecdotas y que menciona esa caracteristica peculiar de su habla en mas de una ocasión. Te recomendaria leerlo completo. Son apenas 4 paginas, vale la pena. En Internet lo puedes encontrar. Encantada de tenerte por aca!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario