Proyecto 365, dia 87: Chiringuito intelectual y maltrato infantil.

En una de las bibliotecas que visito con frecuencia han montado un chiringuito en plena recepción para deshacerse de libros y revistas en varios idiomas –algunos, ejemplares únicos en estos lares- y sobre los temas mas diversos que, al parecer, no han sido lo suficientemente ‘populares’ como para quedarse en los archivos. En la puerta y las paredes hay carteles que rezan: “1Libro=1Euro” y, sobre una mesa, una caja de cristal –sin guardián- para depositar tantos euros como libros te lleves a casa.
No es mi objetivo hoy cuestionar ni este comportamiento “extraño” de la institución (¿como se decide que un libro no es necesario para una biblioteca, cuando precisamente es la abundancia y la variedad de ellos los que le dan el calificativo de “buena” o no?), ni el no menos “raro” comportamiento de la totalidad de los usuarios (aclaro que no todos son europeos y que bien haríamos en portarnos en casa como lo hacemos fuera de ella) que depositan a conciencia en la caja el precio justo de lo que toman sin nadie que les haga la mas minina observación.
Solo quería comentarles que gracias a uno de los libros que recién adquirí en este chiringuito, acabo de descubrir que mi nivel de japonés después de casi 10 años de estudios interrumpidísimos, y aunque los manuales que ahora estudio ostenten orgullosamente un cintillo catalogándose como “nivel medio superior”, no supera al de un niño nativo de 12 o 13 años.
El libro en cuestión es “La zapatilla de cristal”, traducción japonesa basada en la versión original escrita por Eleanor Farjeon. Lo escogí precisamente por lo archiconocido del tema –que me facilitaría la comprensión del texto- y porque fue el único, entre los pocos que estaban a mi alcance de lectura, que representaba un reto verdadero por la extensión (casi 300 paginas) y por las estructuras gramaticales que utiliza.
¿Alguien lo ha leído alguna vez, antes o después de haber crecido? Yo nunca lo había hecho, ni antes ni después, y me confieso sorprendida. Es extremadamente imaginativo, pero el inocente cuento infantil se me esta convirtiendo en una historia de horror digna de Lovecraft o de Poe que comienza más o menos así:
“En una cruda mañana invernal, la pequeña Ella se despierta temblando en una cocina construida con frías piedras, con los pies helados y apenas sin ropa para cubrirse, y evita mirar hacia un hueco en la pared con puertas de madera en el que su madrastra suele encerrarla, cuando se pone de mal humor, a veces por días enteros en los que no ve ni siquiera la luz del sol..."
Todo un tema, diría yo, para las ahora tan famosas series policíacas que investigan el maltrato a menores, la explotacion infantil o su desaparición

Comentarios

  1. Esas misteriosas "cajas de salida" propician los hallazgos. Ni mencionar el simbólico precio, que lo hace más apetecible. Ante tales peces, tales redes, decía mi abuelo.
    Yo no sé si el tema o el nivel de ese texto sea alto o escabroso: lo cierto es que el afán de aprender incita a compartir los asombros. Será por eso que aquí seguimos.

    ResponderEliminar
  2. Pues es que la mayoría de los cuentos de niños, primero vitimizan a sus protas para después salvarlos. Hay que ver cómo explotaban a esa pobre de Cenicienta. Vaya, hasta el mago más famoso del mundo vivía maltradao y debajo de una escalera, por culpa de sus abominables tíos.

    ResponderEliminar
  3. Seguiremos compartiendo hallazgos, Ivanius, como no!

    Si, lo se Marita, pero no dejo de reconocer que es un metodo un poco retorcido, no? Lo raro es que de niña nucna me di cuenta...
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Jajajajaja,, apoco si esta escrito todo ellibro aca machin descrito tipo E. A. Poe? que genial!!!

    y pss por lo de los libros, pues, en parte esta bienque los den a 1Euro, el libro agradecera que una persona lo sufcientemente Sapiente se lo llebe a su casita en lugar de estar en una biblioteca abandonado, o tu que opinas?
    seria como adoptar un libro en lugar de comprarlo XD

    ResponderEliminar
  5. Hola Alex: No, si yo no me quejo por el precio, solo digo que no lo entiendo completamente... Yo misma adopte varios.
    Saludos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario