Proyecto 365, dias 70-77: Mini-Diario de viaje

Dicen que lo prometido es deuda, por eso hoy les traigo una foto –y hasta dos- por cada dia de vacaciones en el paraíso.

Ibiza: pequeña y antigua isla perteneciente a las Baleares de apenas 45 km de largo, conocida por su clima, sus playas plagadas de turistas, las mansiones de los famosos y su efervescente vida nocturna. Para mi el mayor encanto esta en una peculiar caracteristica de su geografia: las montañas estan a un paso del mar… El mejor destino!!!-sobre todo si tienes familia alli.

Dia 1: Cielo nublado y una lluvia menudita e incomoda a intervalos que no nos permitio salir de casa el primer dia… No hay mejor pretexto para quedarse en la habitación con la promesa de una buena lectura…

Dia 2: Aunque el cielo no estaba del todo despejado, no demoramos mas la primera visita a la ciudad. Al lado del puerto, el tipico pueblito mediterraneo con casitas blancas de techo bajo mirando al mar… encantador!


Dia 3: Mas que lluvias, amenazan visitas este dia, asi que hacemos caso omiso del provocador cielo azul y pasamos la mañana en el jardin haciendo fotos!

La tarde, mas conservadora, retomo sus nubes y el viento helado nos obligo a guarecernos junto al fuego de la chimenea escuchando buena musica. (Conste que –viniendo de donde vengo- es la primera vez que veo uno de estos artefactos en funcionamiento, asi que podran imaginarse cuanto la disfrute!)
La noche se dejo contagiar y nos regalo un magnifico concierto de Jazz en uno de los bares de Ibiza, el Itaca, que ofrece musica en vivo. El mundo es un pañuelo –frase mejor que esta no he escuchado-: esa noche me encontre una vez mas escuchando a Norberto Rodríguez, un compatriota de quien, quince años atrás, no me perdia yo ni un concierto de jueves en el Café Cantante del Teatro Nacional.

Dia 4: Otro paseo por Ibiza, esta vez por la parte mas antigua llamada Dalt Vila (Villa Alta), una ciudad medieval construida en una colina y rodeada de murallas, tierra de corsarios, piratas e inquisidores, de calles estrechas y empinadas, con restaurantes, cafes y tienditas a cada lado, y la catedral en el punto mas alto. Cuentan que en los meses de verano no se puede dar un paso ahí dentro entre tanto turista sudoroso.

Dia 5: En la mañana la casa se lleno de niños y de juegos de Pascua: huevos cocidos de colores, huevos de chocolate y muchos chuches (caramelitos y chucherias) escondidos por todo el jardin y siete niños corriendo divertidos en su caza. (¿Cómo me permiti crecer tan rapido? No me dejaron participar!)

Pero no fue este el unico descubrimiento del dia, aquí les dejo las fotos de esta singular impresión del diario de Colon transcrito por el padre Las Casas en papel de la epoca…

Dia 6: La isla tiene otros dos grandes asentamientos ademas del que comparte su nombre: Santa Eulalia y San Antonio. Este dia fuimos a conocer el primero de estos. Atravesamos la isla por un zigzagueante y florecido camino de montaña, el Benimussa, y llegamos primero a una playita medio desierta y luego al pueblo de Santa Eulalia como tal, cuyo centro es el puerto deportivo. (Nota curiosa del dia: cenamos en McDonald’s… primera vez en mi vida –y espero que sea la primera entre pocas- que piso uno de estos lugares…)


Dia 7: “A San Antonio se va a ver la puesta de sol” – sentados en un café al lado del mar, buena musica de fondo, Bloody Mary, conversacion… ¡como no! Excelente despedida de vacaciones.

Comentarios

  1. Comentarios en vorágine, como surgieron así a vuelapluma:

    Ya se ve qué poco disfrutaste las vacaciones, Pelusa... :P No dices qué libro: ojalá haya sido digno de las vacaciones. Tomar fotos no es mi fuerte, por eso ha de ser que escribo.... La chimenea da para muchas reflexiones; acá en mi gris ciudad tampoco es usual más que como elemento decorativo o escondite infantil, aunque para asar bombones siempre es grato. ¿Quién será Norberto Rodríguez? Habrá que averigüarlo... Ugh, sudor turístico ¿será el tributo a los dioses de la cultura?... Huevos de Pascua, mmmm cómo se me antoja uno de chocolate... qué bueno que hay computadoras, porque mi caligrafía está peor que la de ese facsímil... Uy, McDonald's. Cualquier cosa menos eso: vivan los tacos. Ah, sí, un Bloody Mary... es viernes, ¿por qué no? ya veremos....

    ResponderEliminar
  2. Pelusita!! Que bueno que regresaste, se te extrañó por acá. Lo primero, que vista de Ibiza tan distina que la que se empeñana en darnos las agencias de viajes por acá. LO segundo... ayy! el cafe cantante... cuántas veces estuve en ese escenario pasándola tan, pero tan bien. Lo tercero, trata que lo del mac donald´s sea la primera y última... yo soy completamente radical y talibana en ese sentido. ¡Imagínate que Z no conoce ninguno!
    Abrazos y bienvenida!!!! =)

    ResponderEliminar
  3. Ivanius:
    Peor imposible!! 
    El Infierno… y algo mas.
    La fotografia es otra de mis aficiones, aunque cuando se me acaba la bateria en medio de una visita respiro aliviada por no seguir camara en mano todo el dia. No obstante fue muy difícil seleccionar estas pocas fotos de las mas de 500 que tome en este viaje.
    La chimenea acaba de incorporarse a mi sueño de casa ideal, sin dudas!
    Norberto Rodríguez??? Una leyenda de la guitarra y la buena musica en Cuba desde antes de cumplir los 20 añitos –debe ser contemporaneo mio-, y en Ibiza otro tanto!!! Buscalo en youtube… te gustara.
    Tantos años en la sauna habanera me convirtieron en un bicho invernal… en este caso el sudor es una alusion negativa, te lo aseguro!
    Y si, estoy de acuerdo… Vivan los tacos!!!!!
    Encantada de tenerte de vuelta.

    Mara: Una japonesita me conto una vez que por economia se habia puesto a comer Mac Donald’s todos los dias al salir de la Universidad, y que al cabo de los 15 dias se dio cuenta de que ya su cerebro no funcionaba igual que antes! No te preocupes, he vivido en la esquina de uno de estos sitios y nunca me senti tentada, pero hay momentos en los que no se puede negar la invitacion… cuestiones sociales!
    El café cantante es un buen recuerdo!
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  4. Guapa! Aquí, lo de la chimenea, es muy habitual. La llamamos "llar de Foc" (algo así como "hogar de fuego")Actualmente suele estar situada en el salón, más bien como elemento decorativo, pero su función en las masías de Cataluña era otra: estaban situadas en el centro de las cocinas. Eran grandiosas... ¡la principal fuente de calor de la vivienda!. No sólo servían para calentar y cocinar, la familía se reunía a su alrededor para conversar. Lamentablemente, creo que están en peligro de extinción..
    Me alegro que disfrutaras de tus merecidas vacaciones!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario