sábado, 29 de diciembre de 2012

Reseña: "El vagabundo de las estrellas", de Jack London.

Si, al fin lo terminé. Me he demorado unos cuantos meses en esta lectura pero aclaro desde ahora que no ha sido porque no me gustara sino todo lo contrario. Comencé a leerlo y me pareció tan bueno que, cuando llegó el momento de leer "La montaña mágica" con mi grupo de lectura, lo interrumpí por no contaminar la impresión que me estaba causando y también, lo admito, porque la lectura de Mann no admite "infidelidades" de este tipo y requiere de toda nuestra atención. 

Luego mi mundo dio un triste vuelco y no pude sentarme a leer nada que reclamase de mi más que lo poco que podía dar. "Arráncame la vida" vino a llenar ese espacio. Afortunadamente fue lo bastante atractiva como para mantenerme leyendo. Sólo entonces, cuando encontré un poco más de calma, es que pude retomar "El vagabundo de las estrellas".

Jack London nos cuenta la historia de un condenado a muerte que pasa mucho tiempo en una celda de aislamiento metido en una camisa de fuerza, tanto que finalmente aprende un método para viajar por sus vidas pasadas. Dicho así suena todo muy duro, pero puedo asegurarles que es un libro fascinante. Narra con tanta vehemencia cada una de aquellas vidas que el lector llega a olvidar por momentos la condición real del protagonista. Se adivina más de un hilo conductor en los vaivenes de esa alma por las épocas más disímiles, más allá incluso del que al final nos comparte el autor justo antes de darnos su conclusión, aquella que ha aprendido a base de tantas alegrías y sufrimientos y con la que cuestiona el progreso moral de la humanidad.

Este es un libro de esos que te hacen pensar, de los que te mueven el piso, de los que no se olvidan, de los que se agradecen. La mejor manera de conocer a este autor.



______________________________________
“La montaña mágica” es mi gran reseña pendiente de este año. La leí con fruición, tratando de sacarle todo el jugo posible en este primer acercamiento, pero no sabría qué decir sobre ella. Aun no.

__________________________________________
Licencia de Creative Commons  Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

jueves, 27 de diciembre de 2012

De Alicia al Señor de los anillos. Una de cal y otra de arena.

Entre la semana pasada y esta han puesto por televisión las tres películas de “El señor de los anillos”


y también la versión de “Alicia en el país de las maravillas” de Tim Burton. 


Como se imaginarán, esta aficionada a los mundos fantásticos ha estado como quien dice en las nubes. 

Conozco ambos libros desde que era adolescente. Los he leído y releído no sé ya ni cuantas veces, para mí y para otros, y nunca han llegado a cansarme. Aunque comparten la magia de la fantasía son mundos bien diferentes, lo sé, pero entre todas estas películas pude notar cierto abismo que no tenía nada que ver con el tema de los libros que les sirvieron de base.

Tengo que reconocer que he escuchado opiniones contrarias del todo, y sin embargo a mí la mezcla de Tim Burton con Jhonny Deep me sabe tan bien como el pan con mantequilla. Me parece que uno sabe sacar lo mejor del otro, que se complementan. Helena Bonham Carter es la mermelada de fresa que les faltaba para ser un trío perfecto. No tengo nada que decir en contra de esta triple conjunción, pero incluso con ellos no puedo afirmar que la versión que acabo de ver de Alicia haya funcionado. 

La obra de Lewis Carrol está llena de sentido. No hay un diálogo tonto en todo el libro, ni una palabra fuera de lugar o escrita al azar. Cada vez que uno se acerca a este País de las Maravillas no puede menos que dejarse fascinar por la hondura de cada pensamiento, por la genialidad de cada personaje, por la impresión de que siempre se le podrá sacar un mensaje diferente a cada fragmento. Creo, además, que allí donde hay una buena obra es casi seguro que esta sabrá brillar, incluso por encima de las más desafortunadas adaptaciones.

Y digo bien, "casi", porque lamentablemente esta película no es el caso. En toda esta hora y media o poco más no pude encontrar a L.Carrol. De hecho, no pude ver otra cosa que efectos especiales. Había tantos y eran tan evidentes que la obra original quedó completamente oculta entre tanto brillo técnico. Me pregunto cuánto esfuerzo habrán puesto hasta lograr despojar de todo sentido a uno de los grandes de la literatura. Tarea de titanes, sin duda.

“El señor de los anillos”, las películas, son otra cosa. No puedo decir que tuvieran menos efectos especiales que la de Alicia, podría aventurar desde mi asiento de espectadora ignorante que hubo muchos más, pero en cada uno de aquellos millones de seres fantásticos, en cada fabuloso escenario se podía sentir palpitar a Tolkien, se le podía sentir viviendo su pasión por la Tierra Media, y transmitiéndonosla directamente en vena. No digo más.

Como todo, estas sesiones de cine en casa han tenido sus efectos inmediatos. El ver nuevamente estos filmes llenos de hobbits, elfos, enanos... me ha dejado con deseos de darle una nueva lectura a sus libros, a todos, no solo los de esta saga sino incluso a los que nunca he leído y que cuentan las eras del mundo anterior al dominio de los hombres. Quién sabe si en mi listado de lecturas del año próximo termine incluyendo varios de estos títulos. Y en cuanto a Alicia, agradezco enormemente haber llegado a amar el libro antes de haber visto esta película. Compadezco a los niños y jóvenes que no hayan tenido esta suerte.
__________________________________________
Licencia de Creative Commons  Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

viernes, 21 de diciembre de 2012

Un gato en una caja ya suena a cliché.

Les presento a Leoncito, un gatito peludo y juguetón que no se está quieto ni un segundo. Le llamamos así por su collar de pelos que parece melena de león. Viene cada día a buscar comida y aprovecha para satisfacer sus necesidades de juego y caricias. Esta es la mejor foto que pude obtener de él:


Aquí, jugando a atrapar la "pelotita" :


Jugando a darle vueltas como rueda de hamster al rascador de cartón que les hice hace un tiempo:


Jugando a dar vueltas sobre sí mismo:


Jugando a "un gato en una caja", por supuesto, y sin perder de vista la "pelotita":


Y esta es Pinta, su hermanita regañona y tímida; Pintica para sus escasos amigos:



__________________________________________
Licencia de Creative Commons  Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

miércoles, 19 de diciembre de 2012

Agenda 2013: De lo sencillo a lo sublime.

Como ya saben los que me leen hace tiempo, me gusta hacerme mis propias agendas anuales. Les he compartido antes mis agendas del 2010, 2011 y 2012. Este año no podía ser la excepción y después de un proceso de un par de días, he terminado mi agendita para el 2013.


Esta vez, a diferencia de años anteriores, he decorado la portada con pinturas acrílicas y un poco de imaginación.


Quise mantener un diseño sencillo y hasta un poco naif. ¿Por qué barcos, mar y montañas floreadas? Ni idea. Fue lo que se me ocurrió cuando me senté frente al papel color naranja intenso.


El interior, en contraste con el exterior, es mayormente sobrio con simples caligrafías hechas con tinta negra:


Cuenta con un espacio para un calendario mensual:



(ejemplo de página mensual)


Y otro espacio destinado a un calendario semanal:


con una columna lista para el plan de cada día:


Así es mi agenda del 2013: colorida, alegre y sencilla por fuera; por dentro sobria, minimalista si se quiere, buscando la elegancia y lo sublime en lo cotidiano. Como yo misma en estos tiempos.


Es curioso cómo mi percepción de mí misma ha cambiado en apenas un año. La agenda del año pasado era exactamente lo contrario a esta, sobria y elegante por fuera, colorida y espontánea por dentro. Así me sentía hace un año. Pero este 2012 conmocionó mi mundo: se llevó a mi padrino querido y se llevó también inesperadamente a mi padre, uno de mis grandes pilares. Después de todo esto ya no se puede seguir siendo la misma.
____________________________
Bonus: Para el cosido de las páginas seguí un muy buen tutorial que encontré en este video.
__________________________________________
Licencia de Creative Commons  Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

lunes, 17 de diciembre de 2012

Guiño cursi a Papá Noel.

Hoy cuando regresamos a casa encontramos sobre la mesa dos cajas llenas de regalos: latas de Nescafé con chocolate, paquetes de comida precocida, paquetes de kit kat, y varias muestras de productos cosméticos. No, no fue un Papá Noel adelantado. Fue una "dádiva" por el aniversario del edificio donde vivimos hace ya casi cinco años pagando un alquiler elevadísimo (y mejor hago en no entrar en este tema candente y seguir con lo que me interesa compartirles porque puedo no terminar nunca).

Yo suelo leer todos los letreritos de los empaques que caen en mis manos, ni pregunten por qué, y esta vez hubo uno que me llamó mucho la atención. Entre las muestras de cosméticos había varias de "Forever Free", una nueva fragancia de Springfield, como esta de la imagen:


Mirándola bien, descubrí que en la esquina superior derecha del recuadro central, justo encima de la palabra "Free" aparece casi borrosa un fragmento de caligrafía como tomada de un sobre de carta, con rasgos que ya casi no se usan, donde puede leerse la palabra "Matanzas". Ese es el nombre de una provincia de Cuba y de su ciudad capital, llamada "la Atenas de Cuba". Busqué la lupa y lo miré con más detenimiento. Efectivamente, la caligrafía decía "Matanzas", o mejor, "Sr. alcalde Mayor de Matanzas", y no sólo eso. También podía leerse un poco más arriba "Isla de Cuba".

Detalle con contraste aumentado.

¿Qué tiene todo esto de especial? Pues nada... y todo. En todo caso es muy curioso que un empaque con semejante leyenda nos llegue como regalo justamente hoy, 17 de diciembre, día de San Lázaro, uno de los santos mas venerados en la isla. 

No la he probado aun, pero según he leído por ahí esta fragancia es suave, con aromas frutales y notas de sándalo, de esas de llevar a todas horas. Hace años que no tengo una fragancia así, y me gustaría. 


__________________________________________
Licencia de Creative Commons  Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

sábado, 15 de diciembre de 2012

Reseña: "Arráncame la vida" de Ángeles Mastretta.

De Ángeles Mastretta lo primero que leí fueron los artículos en su blog Puerto Libre. No recuerdo cómo llegué ahí. Supongo que, como sucede con tantos otros buenos sitios, alguien bien intencionado me lo recomendó. Leí sus textos de Puerto Libre, todos, porque cuando algo te gusta no puedes dejar de hacerlo, y también los artículos que aún sigue publicando en Nexos. Me gustó sobre todo el manejo que tiene esta autora del idioma, cómo degusta cada palabra que escribe. Al menos eso es lo que percibo cuando la leo.

Por eso, cuando su libro Arráncame la vida quedó elegido en las últimas votaciones de mi grupo de lecturas me entusiasmé. Nunca me había planteado leer un libro suyo, era algo raro, pero ahora que había aparecido la posibilidad me sentí muy bien con la idea de estar un tiempo inmersa en un mundo construido con semejante voz.

Sabía que sería una novela apasionada, y no sólo por el título que ya dice mucho. Sabía que habría amor y lágrimas, disfrute de cuerpos, entusiasmos y penas, porque ya había intuido a la mujer llena de pasión detrás de estas letras. Pero descubrí en sus páginas un mundo mucho más rico con aroma a mole poblano y tortillas de maíz calentitas, decorado con trajes elegantes y ambientado con la mejor música salida a veces de las manos del mismísimo Lara, todo salpicado de luchas sociales, personajes emblemáticos y notas históricas que bien vale la pena investigar.

Debo reconocer que me gustó mucho más de lo que había esperado. Fui buscando una novela ligerita y encontré el retrato bien logrado de una época en la que el horror y el glamour iban de la mano. El buen hacer de esta escritora es algo digno de agradecer.

¿La recomiendo? Claro que sí. Es un libro ameno, fácil de leer, del que se sale habiendo ganado algo. El tiempo pasado entre sus páginas no es tiempo perdido.
__________________________________________
Licencia de Creative Commons  Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

jueves, 13 de diciembre de 2012

Confundir la libertad

Muchas personas confunden la libertad con la posibilidad de poder hacer lo que quieran.

En realidad, eso es esclavitud al ego, ¡a nuestra naturaleza egoísta!

Experimentamos verdadera libertad cuando escogemos asumir la responsabilidad por aquellas cosas que necesitamos hacer.

Hacer lo que queramos nos mantiene inmóviles en las cadenas de nuestra comodidad y nuestras limitaciones.

Hacer lo que sea que necesitemos hacer rompe las cadenas y nos libera.
por Yehuda Berg
__________________________________________
Licencia de Creative Commons  Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

sábado, 1 de diciembre de 2012

A mi padre.

Mi padre, el que me enseñó a leer, a pensar, ya no está más aquí. ¡Siempre estará conmigo!
He decidido republicar uno de los textos que más me han gustado de todos los que he escrito para este Diario, que originalmente salió el 27 de marzo de 2009.
_________________________

La otra cara del habano.

...con la mesa de pensar al lado de la de ganar el pan.
(Discurso de José Martí, 26 de noviembre de 1891, Tampa)



Mi amor a la lectura y a los libros se lo debo a mi padre quien, desde mi más remota infancia, me traía de regalo casi a diario libros en lugar de muñecas.

Mi padre –ahora retirado- no es ningún intelectual, ni profesor, ni tiene nada que ver con el mundo de las letras. Es un simple tabaquero, es decir, produce los muy conocidos “Habanos”. Y siempre fue de los mejores en su profesión. Dentro de su fábrica, en la que trabajó muchos años, era conocido como “tabaquero largo”. Esta expresión se usaba en el argot de ese mundo para destacar a los torcedores que producían más de doscientos tabacos al día – un torcedor medio no llega a ciento cinquenta-, cantidad considerable teniendo en cuenta todos los pasos en que consiste el delicado proceso de torcer un puro, a saber: quitarle las venas a las hojas, elegir las adecuadas por su sabor y olor para la “tripa”; torcerlas con un capote (hoja gruesa), prensarlas en las tablas (moldes); desmoldarlas y cubrirlas cada una con papel; desvenar y elegir las capas (hoja fina) según su color y textura; torcer las tripas con las capas y, finalmente, cortarlos y darles el acabado que lleven de acuerdo al modelo que se esté realizando, y todo esto hecho con la paciencia y el amor del mas virtuoso de los escultores.


Los tabaqueros en mi país trabajan en grandes salones, llamados “galeras”, donde se alinean enormes mesas en las que cada trabajador tiene su espacio bien delimitado con todos los instrumentos que necesita para su faena. En una de estas galeras pueden estar trabajando varios cientos de personas simultáneamente, y cada fábrica por lo general posee más de una de estas salas. Podría pensarse que una galera con tantas personas juntas es una especie de pajarera en la que, cubanos al fin, los tabaqueros no paran de hablar. Sin embargo, por regla general, los torcedores son personas más bien calladas y pensativas. Mi padre, como todos sus compañeros, pasaba la mayor parte de su jornada laboral sentado en su mesa, torciendo puros y… escuchando.

Al frente de todas las mesas de una galera hay un sencillo púlpito con un micrófono: es el puesto del Lector de Tabaquería, uno de los personajes más importantes dentro de un colectivo de esta especie. Puede ser un hombre o una mujer, no es el sexo lo importante, sino el tono de su voz y la claridad de expresión que posea.


El Lector comienza su labor leyendo en voz alta a primera hora de la mañana el diario, porque a los tabaqueros siempre les ha gustado estar bien informados, y luego completa su día leyendo uno o varios libros que los torcedores han solicitado con antelación. Casi siempre hay una larga lista de obras que esperan por ser leídas, y por su voz pasan desde novelitas rosas hasta grandes clásicos de la literatura. Cada libro tiene su horario, como si de radionovelas se tratase, y así las largas horas de trabajo lejos de ser aburridas y monótonas, les resultan muy amenas e instructivas.

Los tabaqueros, por tanto, son personas bien informadas, inteligentes, que saben escuchar y que cuentan con una buena base intelectual sin que eso les haga abandonar su pragmatismo, mantenido minuto a minuto por su trabajo manual. Fueron precisamente estas cualidades las que hicieron que Martí encontrara en ellos el mejor apoyo para su causa, y que otros muchos oradores a lo largo de la historia los hayan considerado el mejor público, y hayan ocupado el púlpito del Lector para exponer sus ideas.

Así, puedo concluir hoy afirmando orgullosamente que mi padre (en la foto de abajo), un tabaquero, fue quien me enseñó a leer, y nunca podré terminar de agradecérselo.




_________________________________________________
Licencia de Creative Commons
Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y esta bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
O sea: Pueden copiar de este blog uno o dos articulos (no mas) para usos no comerciales, sin cambiar nada en ellos y cuidando de poner siempre un enlace a este blog como referencia o fuente. Asi quedamos todos en paz. ¡Gracias!

domingo, 4 de noviembre de 2012

Amanecer de noviembre.

Ya les mostré el atardecer en este nuevo paisaje que se aprecia desde mi ventana. 
Ahora disfruten del amanecer.


¡Feliz semana!
__________________________________________
Licencia de Creative Commons  Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

viernes, 26 de octubre de 2012

El medio sí hace la diferencia.

Las siguientes dos obras tienen exactamente un año de diferencia entre ellas:

Calabazas. Acuarela y tinta en papel 80 g.
(Post original con esta imagen)

Calabaza (detalle). Acrílico sobre papel impreso.

Notas: 

La diferencia entre una y otra obra es notable pero no se debe a un avance del dibujo, que es más o menos el mismo, sino a un cambio en los materiales con que fueron hechas.

La primera, hecha en acuarela sobre un papel nada apropiado, ofrece muy poca definición en los detalles. La acuarela es un medio que nunca he llegado a dominar muy bien, y mucho me he esforzado intentándolo. Comienzo a dudar de si en general es un medio adecuado para mi expresión. 

El acrílico con que está hecha la segunda, en cambio, me resulta mucho más expresivo, más gestual. Con acrílico puedo hacer que cada pincelada alcance toda su importancia dentro de la obra. 

El fondo también influye. En la primera obra, el dibujo fue hecho sobre fondo blanco. La segunda está hecha sobre un fondo previamente elaborado, y en buena medida motivada por sus colores.  

(Debo anotar que no fue intencional esta coincidencia de temas en el tiempo. Yo sencillamente me dejo llevar por lo que me llama la atención.)

__________________________________________
Licencia de Creative Commons  Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Sobre la pasión : Abrazando la práctica.

Rama (detalle)
Acrílico sobre papel impreso

La pasión es fuego, necesita combustible para subsistir.

El interés tiende a decaer, por sí solo es incapaz de hacer que la pasión se mantenga, y la inspiración es muy suya, viene solo cuando quiere, no se puede contar siempre con ella.

Es necesario imbuir todo proceso con un poco de práctica, de constancia. Es necesario sentarse con o sin deseos un rato cada día y preparar el espíritu: tomar los pinceles, un poco de agua, esparcir los tubos de pintura sobre la mesa, mover el lápiz sobre el papel...

No importa si es bueno o no el resultado. En todo caso, bueno y malo no son más que impresiones subjetivas.

Lo importante no es la meta sino el camino.
__________________________________________
Licencia de Creative Commons  Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

miércoles, 24 de octubre de 2012

Sobre la pasión: Indentificación

Elefante (fragmento)
Acrílico sobre papel impreso.

La misión, tu misión personal, lo que estás llamado a hacer en esta vida -leí hace muy poco- es aquello que te apasiona, que acapara tu atención al punto de hacerte olvidar el transcurso del tiempo. Lo difícil, creo yo, es encontrar esa pasión que nos mueve a cada uno.
Mi problema siempre ha sido que oscilo entre muchos intereses o ninguno en absoluto.
Pues bien, hoy he vuelto a pintar, y entre manchas de colores he vuelto a salir del tiempo y del espacio, del mundo de lo conocido.
¿Será que al fin la he encontrado?
__________________________________________
Licencia de Creative Commons  Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

lunes, 22 de octubre de 2012

Atardecer de Octubre.


Como nunca había visto este paisaje desde mi ventana, 
no había visto esos colores en el cielo otoñal, 
ni el sol prefiriendo unas cimas a otras, 
ni esa niebla otoñal entre las montañas, algodonosa y plácida. 
 Algo donde reposar el alma.

______________________________
En nuestro proyecto una Nota de Agradecimiento tenemos como invitado este mes a Mau Venom quien ya nos ha compartido su segunda colaboración, tan especial como su autor, y que no deben perderse.

Click en la imagen para ver las notas de Mau.

__________________________________________
Licencia de Creative Commons  Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Epílogo

“No es bueno de este modo te apoltrones”
dijo el maestro, “que entre seda y pluma
no se va de la fama a las regiones.

Quien entre el ocio su existir consuma,
No dejará mas rastros en la tierra
Que humo en el aire y en el agua espuma.

¡Arriba, sin cansancio, como en guerra
triunfa el alma luchando por la vida,
si vence el flaco cuerpo que la encierra!”

(Infierno, Dante)