De Alicia al Señor de los anillos. Una de cal y otra de arena.

Entre la semana pasada y esta han puesto por televisión las tres películas de “El señor de los anillos”


y también la versión de “Alicia en el país de las maravillas” de Tim Burton. 


Como se imaginarán, esta aficionada a los mundos fantásticos ha estado como quien dice en las nubes. 

Conozco ambos libros desde que era adolescente. Los he leído y releído no sé ya ni cuantas veces, para mí y para otros, y nunca han llegado a cansarme. Aunque comparten la magia de la fantasía son mundos bien diferentes, lo sé, pero entre todas estas películas pude notar cierto abismo que no tenía nada que ver con el tema de los libros que les sirvieron de base.

Tengo que reconocer que he escuchado opiniones contrarias del todo, y sin embargo a mí la mezcla de Tim Burton con Jhonny Deep me sabe tan bien como el pan con mantequilla. Me parece que uno sabe sacar lo mejor del otro, que se complementan. Helena Bonham Carter es la mermelada de fresa que les faltaba para ser un trío perfecto. No tengo nada que decir en contra de esta triple conjunción, pero incluso con ellos no puedo afirmar que la versión que acabo de ver de Alicia haya funcionado. 

La obra de Lewis Carrol está llena de sentido. No hay un diálogo tonto en todo el libro, ni una palabra fuera de lugar o escrita al azar. Cada vez que uno se acerca a este País de las Maravillas no puede menos que dejarse fascinar por la hondura de cada pensamiento, por la genialidad de cada personaje, por la impresión de que siempre se le podrá sacar un mensaje diferente a cada fragmento. Creo, además, que allí donde hay una buena obra es casi seguro que esta sabrá brillar, incluso por encima de las más desafortunadas adaptaciones.

Y digo bien, "casi", porque lamentablemente esta película no es el caso. En toda esta hora y media o poco más no pude encontrar a L.Carrol. De hecho, no pude ver otra cosa que efectos especiales. Había tantos y eran tan evidentes que la obra original quedó completamente oculta entre tanto brillo técnico. Me pregunto cuánto esfuerzo habrán puesto hasta lograr despojar de todo sentido a uno de los grandes de la literatura. Tarea de titanes, sin duda.

“El señor de los anillos”, las películas, son otra cosa. No puedo decir que tuvieran menos efectos especiales que la de Alicia, podría aventurar desde mi asiento de espectadora ignorante que hubo muchos más, pero en cada uno de aquellos millones de seres fantásticos, en cada fabuloso escenario se podía sentir palpitar a Tolkien, se le podía sentir viviendo su pasión por la Tierra Media, y transmitiéndonosla directamente en vena. No digo más.

Como todo, estas sesiones de cine en casa han tenido sus efectos inmediatos. El ver nuevamente estos filmes llenos de hobbits, elfos, enanos... me ha dejado con deseos de darle una nueva lectura a sus libros, a todos, no solo los de esta saga sino incluso a los que nunca he leído y que cuentan las eras del mundo anterior al dominio de los hombres. Quién sabe si en mi listado de lecturas del año próximo termine incluyendo varios de estos títulos. Y en cuanto a Alicia, agradezco enormemente haber llegado a amar el libro antes de haber visto esta película. Compadezco a los niños y jóvenes que no hayan tenido esta suerte.
__________________________________________
Licencia de Creative Commons  Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Comentarios

  1. mi linda amiga, lamento esta vez no coincidir, de niña alicia me daba terror, bueno más bien el gato y la reina, nunca me gustó la historia, luego cuando lo leímos en el grupo y ahondamos en la biografía del autor me dio repulsión, lo lamento, no me agrada expresar desagrado sobre una obra,ahhhh, tampoco he querido ver la peli, me gustan mucho ambos protagonistas como para empañarme el paladar con la historia, eso sí, la banda sonora con la canción de avril lavigne me encanta, ahora, el señor de los anillos....., bueno ya sabes, adoro la historia, adoré las películas, las actuaciones, los parajes de fantasía, hasta el horrible y desagradable smigol, bueno y pese a todo lo dicho, me alegra que tu si dsifrutes de ambas historias, así que fliz leída y releída

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vilmita, a mi al principio me gusto la historia de Alicia por toda la magia y la fantasia implicadas, pero hubo muchas cosas que no entendi o que pase por alto. Luego, se me ocurrio estudiar un poquito de logica y resulto que muchas de esas escenas cobraban otro sentido. Y entonces fue que me fascino! Y ademas, tiene dialogos completamente memorables. El gato que no te gusta es uno de los mas interesantes. Siempre muy acertado.

      Sobre el autor no conozco practicamente nada. Me costo mucho pero poco a poco he ido aprendiendo que no siempre detras de unas buenas letras hay una personalidad digna de admiracion. Mira a Truman Capote, por ejemplo. Has leido Desayuno en Tiffany's? Es una joyita. Nada que ver con el autor.
      Besos y gracias por leerme!

      Eliminar
  2. Yo no he visto ninguna de las dos películas :P y aunque Johnny Depp es de mis actores favoritos no ha sido suficiente motivación para ver Alicia.
    Me cuesta mucho encontrarle lo bueno a estos mundos de fantasía, aunque reconozco que sólo he leído Alicia y eso por haberse leído en el grupo.
    Creo que el gusto por estas obras es parte de la creatividad e imaginación de cada uno y eso a ti te sobra!!!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me gusta la que llaman "Alta Fantasia", Miriam. De esa siempre se aprende algo. Hay muchos libros de vampiros, zombies y que se yo cuantas monstruosidades mas que no me llaman ni un poquito la atencion.
      Besos!

      Eliminar
    2. Imagínate, si ni Alicia ni el Señor de los anillos me atrae, los otros menos :P ¡les huyo! ajaja

      Eliminar
  3. Alicia me costó trabajo la primera vez, pero las ilustraciones me hicieron perseverar. Luego tuve que hacerle una visita "técnica" que me descubrió a la vez el jusgo de la lógica y las bondades y maldades de la traducción. De vez en cuando me asomo en chapoteos, todavía. Del Señor de los Anillos no hablo, porque no acabaría... pero ya haré un post, pronto. Adelanto que las películas me negué a verlas hasta que salió la versión extendida... :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah! Las ilustraciones de Alicia son magneticas, tienes toda la razon, Ivanius! Eso digo, que la visita tecnica es necesaria e iluminadora. "El juego de la logica" se me resiste aun... Mi mente trabaja de otra manera!
      Quiero leer ese post!!!!!!!!!
      Besos!

      Eliminar

Publicar un comentario