lunes, 27 de febrero de 2012

Si, podría leerme el mundo.

A veces me parece que soy demasiado exigente. Cuando comenzábamos a leer el gato deSoseki en el grupo de lectura, no hacía yo más que sorprenderme de lo diferente que eran la versión digital que el resto del grupo estaba leyendo, traducida del inglés, y la versión en papel que tenía yo en mis manos, traducida directamente del japonés. Bueno, sorprenderme y soltar todo tipo de lindezas sobre el traductor del libro electrónico, porque evidentemente todos los malentendidos –y no eran pocos- se debían al problema de la traducción. Había desde equivocaciones en algunos términos hasta cambios de sentido a párrafos enteros, y yo, escandalizada, les corregía el sentido, “es que leer una traducción hecha a partir de otra traducción es como beber el líquido resultante después de agregarle varias veces agua caliente a una misma bolsita de té”- les decía, y les hablaba del padre Jesús González Valles, japonólogo reconocido, y de la seriedad de su trabajo de traducción que yo estaba disfrutando… Hasta que me di cuenta de lo exigente y prepotente que puedo ser a veces, aunque lo haga con las mejores intenciones y, toda avergonzada, ya no dije nada más.
“Deformación profesional” dirán que es lo que padezco después de mis escasos años de mal-estudio de un par de idiomas. Lo cierto es que me encantaría conocer muchos más a la perfección sólo para tener el gusto de leer ciertas obras en su lengua original. Me gustaría, por ejemplo, conocer mejor el japonés y poder leer a Akutagawa, Soseki o Kenzaburo en todo su esplendor, o ver las películas de Kurosawa, de Mizoguchi o de Hayao sin subtítulos. Echo de menos el francés para leer a Flaubert o a Balzac, e incluso para entender a la Piaff, a Aznavour, a Brassens o a Brel cuando les escucho cantar. Me arrepiento de no conocer un buen inglés para disfrutar de Shakespeare, Jane Austen, Tolkien, Chesterton..., o un buen italiano para saborear la Divina Comedia hasta el último verso. Quisiera saber alemán para entender a Goethe o a Mann, o el ruso… ¡ah!, el ruso… Dostoyevski, Tolstói, Pushkin, Goncharóv, Bulgákov, Gógol, Chéjov  ¡y tantos tesoros más! Creo que si supiera hindi o árabe me atrevería incluso con el Mahabharata o Las mil y una noches. ¡Hasta puedo imaginar su hermosa sonoridad!
Como epílogo les cuento que hace un par de días, releyendo por enésima vez “La Ilíada, de Homero”, deliciosa reseña seleccionada al azar en el primer número de la revista infantil “La Edad de Oro” de José Martí, me sentí completamente identificada y hasta vi justificadas mis ansias de poliglotismo con este fragmento que les copio a continuación:
Se siente uno como gigante, o como si estuviera en la cumbre de un monte, con el mar sin fin a los pies, cuando lee aquellos versos de la Ilíada, que parecen de letras de piedra. En inglés hay muy buenas traducciones, y el que sepa inglés debe leer la Ilíada de Chapman, o la de Dolsey, o la de Landor, que tienen más de Homero que la de Pope, que es la más elegante. El que sepa alemán, lea la de Wolf, que es como leer el griego mismo. El que no sepa francés, apréndalo enseguida, para que goce de toda la hermosura de aquellos tiempos en la traducción de Leconte de L'Isle, que hace los versos a la antigua, como si fueran de mármol. En castellano, mejor es no leer la traducción que hay, que es de Hermosilla; porque las palabras de la Ilíada están allí, pero no el fuego, el movimiento, la majestad, la divinidad a veces, del poema en que parece que se ve amanecer el mundo, -en que los hombres caen como los robles o como los pinos, -en que el guerrero Ajax defiende a lanzazos su barco de los troyanos más valientes, -en que Héctor de una pedrada echa abajo la puerta de una fortaleza, -en que los dos caballos inmortales, Xanthus y Pileus, lloran de dolor cuando ven muerto a su amo Patroclo, -y las diosas amigas, Juno y Minerva, vienen del cielo en un carro que de cada vuelta de rueda atraviesa tanto espacio como el que un hombre sentado en un monte ve, desde su silla de roca, hasta donde el cielo se junta con el mar.
Diomedes, Ulises, Néstor, Aquiles, Agamenón en La Ilíada
Ilustración original de La Edad de Oro, no. 1

_________________________________________________ Licencia de Creative Commons
Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y esta bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
O sea: Pueden copiar de este blog uno o dos articulos (no mas) para usos no comerciales, sin cambiar nada en ellos y cuidando de poner siempre un enlace a este blog como referencia o fuente. Asi quedamos todos en paz. ¡Gracias!

viernes, 24 de febrero de 2012

Proyecto Creativo Semanal no. 8: Mitones reciclados + pequeña búsqueda etimológica.

Para variar, esta vez el proyecto creativo no incluye papel.


"¡Ah, ya sé! ¡Me haré unos mitones!"- pensé en cuanto se me pasó el enojo al ver cómo la lavadora había destrozado mi camiseta de invierno favorita, la que mi madre me regaló hace ya muuuuchos años.


En algo debía emplear lo que quedaba sano de esta tela tan linda y, por demás, calentita. Enseguida me vino la imagen de esos guantes que dejan los dedos al descubierto, que se me antojaron ideales para trabajar en el ordenador, y casi al unísono surgió en mi mente la palabra "mitón".

martes, 21 de febrero de 2012

Reseña de "Yo, el Gato" de Natsume Soseki + recomendación

Acabo de leer “Yo, el Gato”, de Natsume Soseki, que fue propuesto y elegido en mi grupo de lecturas para iniciar el año, y lo agradezco muchísimo. Fue el pretexto ideal para volver a pedirlo en la biblio y terminar de leerlo. La vez anterior que lo intenté, a finales del 2010, alguien lo reservó y tuve que devolverlo habiendo leído apenas los dos primeros capítulos, pero esta vez ya pude disfrutarlo hasta el final. 
Para mi gusto, este es un libro muy completo, no le sobra ni le falta nada. De hecho me demostró, como sólo saben hacerlo los grandes, que no hace falta una trama muy complicada para decir mucho, que unos pocos personajes bien seleccionados pueden representar a toda una sociedad, sino a la humanidad en su conjunto. 
Encontré pasajes muy simpáticos que me hicieron reír a carcajadas. Los parlamentos del gato sin nombre, que aumentan en intensidad a medida que este filósofo tan particular va creciendo, van desde lo hilarante e irónico hasta lo realmente profundo. Este observador bastante imparcial, nos expone un análisis todo-abarcador del ser humano poniendo bajo el microscopio las complejidades, las bajezas, las costumbres, las relaciones, la sociedad... No se le escapa nada. Casi todo aspecto de la vida de los hombres desfiló ante los ojos de este gato en sus cortos dos años de vida, y esto me hizo aceptar naturalmente su muerte. El gato se va a la otra orilla con mucho más conocimiento, raciocinio y experiencias que muchos otros personajes ficticios e incluso que algunos reales. 
Entre bromas, charlas y anécdotas aparentemente sin sentido, este libro nos unta con brochazos enormes tanto de cultura popular como intelectual. En estas páginas se menciona casi un catálogo de personajes famosos (intelectuales, militares, poetas...) que valió mucho la pena investigar en su momento. Lo considero una deferencia del gato para con nosotros, que con sus alusiones y citas nos ayuda a ir mucho más allá de nuestras narices, conocer otra cultura e incrementar nuestro bagaje. 
¿Lo recomendaría? Claro que sí, y no sólo a los interesados en cultura japonesa sino también a todo el que quiera entender mejor a los hombres. 
_________________
Para conocer un poco más de esta generación de intelectuales japoneses y complementar la lectura del gato, les recomiendo una excelente película de Akira Kurosawa, su última producción, llamada "Madadayo" ("Todavía no") que narra la historia de Uchida Hyakken, un intelectual discípulo de Natsume Soseki. La película muestra muy bien las relaciones entre maestros y discípulos, y la personalidad de estos intelectuales.
Hyakken, por cierto, también tenía un gato llamado Nora que aparece en la película, y de hecho escribió un libro llamado "Soy un gato. Una falsificación." Aquí les dejo el link a la página de Wikipedia sobre esta película, que les aseguro es una obra maestra. Y en este otro link pueden ver el trailer de la película en Youtube.




_________________________________________________ Licencia de Creative Commons
Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y esta bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
O sea: Pueden copiar de este blog uno o dos articulos (no mas) para usos no comerciales, sin cambiar nada en ellos y cuidando de poner siempre un enlace a este blog como referencia o fuente. Asi quedamos todos en paz. ¡Gracias!

viernes, 17 de febrero de 2012

Proyecto creativo no. 7: Diario de 365 preguntas. (listado)

Como me imaginé la semana anterior, el proyecto del diario con 365 preguntas me ha tomado bastante tiempo. He estado casi toda la semana trabajando en esto, pero al fin he terminado el listado de preguntas y la estructura de la libreta que me servirá de soporte para este diario en los próximos 5 años. Para las preguntas tomé como base este inspirador sitio de Marc and Angel, y aunque al principio pensé que lo único que haría sería traducirlas, el carácter demasiado general de muchas de sus preguntas no me pareció adecuado para un proyecto como el mío, donde lo que pretendo es registrar un poco de mi vida en estos próximos años y no andar reflexionando en exceso sobre el pasado ni tampoco agotar en un primer acercamiento las posibles respuestas sobre ciertos temas. En fin, que al final he terminado con un listado de preguntas, unas mías y otras ajenas, unas serias y otras por completo intrascendentales, pero que me parece lo suficientemente bueno como para mantenerme interesada en llevar este diario durante tanto tiempo.
 
Lo dicho, aquí les muestro cómo ha quedado finalmente mi libreta, y al final les comparto el listado:





Los dejo a continuación con el listado, que también pueden descargar en pdf si es de su interés:



365 preguntas
para mantener un registro de tus pensamientos y de tu vida

1. ¿Cuándo fue la última vez que hiciste algo nuevo?
2. ¿Con quién te comparas a veces?
3. ¿Qué es lo más sensato que has oído decir?

viernes, 10 de febrero de 2012

Proyecto creativo semanal no. 6: (Otras) Dos nuevas libretas.

Esta semana se me ha ido volando. Ya es viernes y no me ha dado tiempo a publicar aquí más que un par de veces... Pero sí que pude completar mi proyecto creativo de esta semana, ¡el número 6 ya! De hecho, enfrascada en este proyecto es que he pasado casi la mitad de la semana. Se trata de estas dos libretas:



martes, 7 de febrero de 2012

Para entendernos...

Una mujer siempre tiene metas bien materialistas que perseguir, o debería. Aunque sea para justificar el que seamos el sexo más pragmático. Pregúntenle incluso a la mujer más 'espiritual'. También ella confesará que salir de tiendas puede ser relajante, por decirlo de una manera especial. Y yo no soy diferente a la mayoría. Mi "wish list" -porque no me pueden negar que se escucha mucho mejor en inglés, quizás por la idea estandarizada de que los angloparlantes son menos idealistas y gustan más de la plata contante y sonante -, mi 'wish list', les decía, también existe y ha ido cambiando afortunadamente no con las modas, sino con el tiempo y mis necesidades, que no son las que me dicen en la tele que deberían ser, sino las que mi día a día me ha ido demostrando... mas algún que otro caprichito. Y es que, claro, ¡soy mujer! ¿Qué sería de nosotras sin esos caprichitos de última hora? 


Por ejemplo, últimamente he descubierto un nuevo objeto del deseo. Un diario con una pregunta a responder cada día del año, con espacio en cada página para cinco respuestas, una respuesta por cada año. ¿Aburrido? ¡No! Me parece súper interesante ver plasmado en negro sobre blanco cómo nuestra percepción sobre un mismo tema va cambiando a través de los años. Este ejemplar disponible en Amazon es hermoso: tapas gruesas, hojas con bordes dorados... Pero probablemente termine haciéndome uno yo misma, la idea es más que tentadora, y quién sabe si le ponga preguntas o no. La simple percepción de cada día ya es suficientemente atractiva e interesante para mí.



Pero no son todo caprichos en mi "wish list", creo. Este otro libro, que también se puede encontrar en Amazon, está en mi lista desde antes de su aparición. Su autora, Cathy Johnson (sí, la misma que les mencionaba ayer), comparte su experiencia, sus ideas y tips sobre el arte de llevar un diario ilustrado, además de ejercicios, propuestas y muchos ejemplos de otros artistas que llevan este tipo de diarios. Es un libro hermoso y muy útil para quien, como yo, comienza en este camino del arte.




_________________________________________________ Licencia de Creative Commons
Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y esta bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
O sea: Pueden copiar de este blog uno o dos articulos (no mas) para usos no comerciales, sin cambiar nada en ellos y cuidando de poner siempre un enlace a este blog como referencia o fuente. Asi quedamos todos en paz. ¡Gracias!

lunes, 6 de febrero de 2012

Confluencias.

Hoy tuve un sueño. Era un sueño de viajes, encuentros y mensajes, de los que no se olvidan al abrir los ojos. Me desperté pensando: "¿Y si lo dejo morir?" El acomodo es la muerte...
Hoy leí que la apreciación hay que entrenarla. Hay que aprender a apreciar lo que tenemos...
Hoy, pues, tomé los pinceles y retomé el camino.

Acuarelas en Sketchbook Reeves (Din A4-120 g)

Si, hay que limpiarlo un poco de hojas muertas y malas hierbas, pero me alegro de ver que este camino aun está vivo y abierto para mí.

*El primer dibujo es una mala copia de este sketch de Cathy Johnson. El segundo es hecho a partir de una foto.

_________________________________________________ Licencia de Creative Commons
Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y esta bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
O sea: Pueden copiar de este blog uno o dos articulos (no mas) para usos no comerciales, sin cambiar nada en ellos y cuidando de poner siempre un enlace a este blog como referencia o fuente. Asi quedamos todos en paz. ¡Gracias!

viernes, 3 de febrero de 2012

Proyecto Creativo Semanal no. 5: Mini-libro "Mi jardín"

Siguiendo con la línea de mini-libros que comencé la semana pasada, he confeccionado otro para este quinto proyecto creativo semanal, pero para no repetirme -aunque no me molestaría hacerlo porque estos minilibros son un verdadero placer-, en lugar de dibujar en sus páginas decidí llenarlo con mini-figuras recortadas (completamente inspirada por el exquisito trabajo de Elsa Mora). 

Este librito también está forrado con papel de origami (¡es que son los más bonitos!) y en lugar de un estuche, tiene una 'cinta' a modo de cierre: 

Esta mala foto no le hace mucha justicia!


A continuacion les muestro las páginas con las figuras recortadas.

jueves, 2 de febrero de 2012

La nariz en la literatura.

Sigo leyendo Yo, el Gato, de Natsume Soseki, y me encuentro con un capítulo tercero hilarante en el que se relata el encuentro de dos intelectuales (y un gato, por supuesto) con una nariz, portadora de una rica esposa de comerciante –que no a la inversa-, y sus reacciones. No pude menos que recordar entre risas otras tres narices, perdón, textos memorables, y no quería perder la ocasión de recomendárselos:




El primero es un cuento simpatiquísimo de Ryunosuke Akutagawa, titulado "La Nariz" y publicado en 1917. Por la afinidad de temas, me imagino que Akutagawa se haya inspirado en el capítulo de Soseki, pero esto es sólo una mala especulación de mi parte. El cuento de Akutagawa, es corto y muy recomendable, lo pueden leer AQUI.

 
 
El segundo es un cuento también corto de Nicolai Gogol publicado entre 1835 y 1842, y titulado del mismo modo "La Nariz" que seguramente ustedes conocen ya. Lo pueden encontrar AQUI.





Y el tercero es el famoso soneto "A una nariz" de Francisco de Quevedo que les copio a continuación para que se diviertan un poco!

Érase un hombre a una nariz pegado,
érase una nariz superlativa,
érase una nariz sayón y escriba,
érase un peje espada muy barbado.

Era un reloj de sol mal encarado,
érase una alquitara pensativa,
érase un elefante boca arriba,
era Ovidio Nasón más narizado.

Érase un espolón de una galera,
érase una pirámide de Egipto,
las doce Tribus de narices era.

Érase un naricísimo infinito,
muchísimo nariz, nariz tan fiera
que en la cara de Anás fuera delito.


_________________________________________________ Licencia de Creative Commons
Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y esta bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
O sea: Pueden copiar de este blog uno o dos articulos (no mas) para usos no comerciales, sin cambiar nada en ellos y cuidando de poner siempre un enlace a este blog como referencia o fuente. Asi quedamos todos en paz. ¡Gracias!

miércoles, 1 de febrero de 2012

Receta: Calabaza 'asada' sin horno.

Más recetas, AQUI

Calabaza 'asada' sin horno
 






Esta receta surgió después de que un amigo nos sirviera alguna vez calabaza asada en el horno con aros de cebolla. Como no tengo horno hace muchos años, estuve buscando bastante tiempo cómo hacer una variante que conservara el sorprendente sabor de la receta original, hasta que al fin logré algo parecido. Aquí se las comparto:


Ingredientes:  
Cebolla, ají pimiento, calabaza, tomate y sal al gusto.




Elaboración:

Epílogo

“No es bueno de este modo te apoltrones”
dijo el maestro, “que entre seda y pluma
no se va de la fama a las regiones.

Quien entre el ocio su existir consuma,
No dejará mas rastros en la tierra
Que humo en el aire y en el agua espuma.

¡Arriba, sin cansancio, como en guerra
triunfa el alma luchando por la vida,
si vence el flaco cuerpo que la encierra!”

(Infierno, Dante)