Reseña de "Yo, el Gato" de Natsume Soseki + recomendación

Acabo de leer “Yo, el Gato”, de Natsume Soseki, que fue propuesto y elegido en mi grupo de lecturas para iniciar el año, y lo agradezco muchísimo. Fue el pretexto ideal para volver a pedirlo en la biblio y terminar de leerlo. La vez anterior que lo intenté, a finales del 2010, alguien lo reservó y tuve que devolverlo habiendo leído apenas los dos primeros capítulos, pero esta vez ya pude disfrutarlo hasta el final. 
Para mi gusto, este es un libro muy completo, no le sobra ni le falta nada. De hecho me demostró, como sólo saben hacerlo los grandes, que no hace falta una trama muy complicada para decir mucho, que unos pocos personajes bien seleccionados pueden representar a toda una sociedad, sino a la humanidad en su conjunto. 
Encontré pasajes muy simpáticos que me hicieron reír a carcajadas. Los parlamentos del gato sin nombre, que aumentan en intensidad a medida que este filósofo tan particular va creciendo, van desde lo hilarante e irónico hasta lo realmente profundo. Este observador bastante imparcial, nos expone un análisis todo-abarcador del ser humano poniendo bajo el microscopio las complejidades, las bajezas, las costumbres, las relaciones, la sociedad... No se le escapa nada. Casi todo aspecto de la vida de los hombres desfiló ante los ojos de este gato en sus cortos dos años de vida, y esto me hizo aceptar naturalmente su muerte. El gato se va a la otra orilla con mucho más conocimiento, raciocinio y experiencias que muchos otros personajes ficticios e incluso que algunos reales. 
Entre bromas, charlas y anécdotas aparentemente sin sentido, este libro nos unta con brochazos enormes tanto de cultura popular como intelectual. En estas páginas se menciona casi un catálogo de personajes famosos (intelectuales, militares, poetas...) que valió mucho la pena investigar en su momento. Lo considero una deferencia del gato para con nosotros, que con sus alusiones y citas nos ayuda a ir mucho más allá de nuestras narices, conocer otra cultura e incrementar nuestro bagaje. 
¿Lo recomendaría? Claro que sí, y no sólo a los interesados en cultura japonesa sino también a todo el que quiera entender mejor a los hombres. 
_________________
Para conocer un poco más de esta generación de intelectuales japoneses y complementar la lectura del gato, les recomiendo una excelente película de Akira Kurosawa, su última producción, llamada "Madadayo" ("Todavía no") que narra la historia de Uchida Hyakken, un intelectual discípulo de Natsume Soseki. La película muestra muy bien las relaciones entre maestros y discípulos, y la personalidad de estos intelectuales.
Hyakken, por cierto, también tenía un gato llamado Nora que aparece en la película, y de hecho escribió un libro llamado "Soy un gato. Una falsificación." Aquí les dejo el link a la página de Wikipedia sobre esta película, que les aseguro es una obra maestra. Y en este otro link pueden ver el trailer de la película en Youtube.




_________________________________________________ Licencia de Creative Commons
Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y esta bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
O sea: Pueden copiar de este blog uno o dos articulos (no mas) para usos no comerciales, sin cambiar nada en ellos y cuidando de poner siempre un enlace a este blog como referencia o fuente. Asi quedamos todos en paz. ¡Gracias!

Comentarios

  1. Aunque llegué tarde y de malas a Kurosawa (la historia alcanza para más de un post), mi agrado por los gatos me invclina a buscar el libro de Soseki, que entró al radar hace tiempo, en parte, creo, por una referencia de aquí. Aunque sea otro el animal, recuerdo "Flush" de Virginia Woolf, narración de la vida desde la nariz de un perro. Zooología fantástica, diría Borges. =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ivanius querido: Ante Kurosawa me quito el sombrero. No he encontrado uno solo de sus filmes que no haya valido la pena. Con mas razon este, que es su ultima obra, considerada entre las cuatro mejores de su haber. De todas formas, nada que ver con el gato de Soseki, tan solo la relacion entre los dos intelectuales y sus respectivos gatos, ja! Ah! Y la indudable influencia de Soseki en Uchida Hyakken y, por supuesto, en el propio Kurosawa.
      Tanto el libro como la peli valen mucho la pena.
      Y Flush, ya lo tengo en archivos para cuando termine con lo que tengo entre manos, que espero no me tarde 7 años, como anuncia el propio autor. ;)
      Besos!

      Eliminar

Publicar un comentario