"De una inmersión en lo grande" o "Lo que no se ha dicho sobre el Fausto"

Ya está. Les conté hace un tiempito, justo después de haber leído Madame Bovary, que sentía el espíritu dispuesto para algo grande. La guerra y la paz o Los miserables fueron las opciones que se me ocurrieron en aquel momento, obras que siempre me han intimidado un poco y que ya en alguna ocasión incluso llegaron a rechazar mi tímido acercamiento. Mi inmersión en lo grande, sin embargo, resultó un tanto diferente. Una vez más la realidad, con ese andar sinuoso que la caracteriza, me alejó del camino que yo había esbozado para adentrarme en uno poco menos que sorprendente.

Acabo de leer Fausto, de Goethe, y no me atrevo mucho a comentarlo. ¿Que podría decir que otros no hayan dicho antes? ¿Que es una gran obra? ¿Que es un retrato inigualable del mundo? ¿Que es tan actual hoy como el día en que fue escrita? ¿Que necesita más de una lectura para llegar a entenderla plenamente? Ya todo eso y mucho más se ha dicho sobre el Fausto, y por gente mucho más avezada que yo.

Aunque quizás haya algo que no se ha dicho aún, por su evidente novedad y ligereza: que a mí, a la Pelusa, me divirtió mucho esta lectura y me hizo también pensar mucho; que por vez primera eché en falta que la traducción estuviera en prosa y no en versos, porque sentía al leerla que estaba perdiendo mucho de la belleza del original; que no pude dejar de rememorar El Maestro y Margarita, de entender al fin de dónde surgen Voland, Margarita y su relación tan especial, en la que el lector de Bulgakov encuentra sin remedio cierto regusto ancestral, y que me hizo desear releer esta historia, pronto, sin falta, a partir de esta nueva e iluminadora perspectiva... Tampoco se ha hablado, por supuesto, sobre la sorpresa que experimenté al toparme en las primeras páginas de esta obra, en el llamado Prólogo en el cielo, con la versión que hace Goethe de un pasaje bíblico, la 'apuesta' entre Dios y el diablo que da comienzo al libro de Job, pasaje sobre el que recién había leído ampliamente también en el Caín de Saramago, con total atención y curiosidad. ¿Casualidad? ¡Quién sabe!

Y antes de que comience a salir a flote mi misticismo, les dejo con un fragmento del Fausto, del propio Prologo en el cielo, que me pareció excelente. Es un parlamento de Mefistófeles en el que, con apenas cuatro trazos, plasma ante los ojos divinos un retrato auténtico de la humanidad de dolorosa actualidad:

No sé nada sobre el sol y los mundos, sólo veo cómo se atormenta el hombre. El pequeño dios del mundo sigue igual que siempre, tan extraño como el primer día. Viviría un poco mejor si no le hubieras dado el reflejo de la luz celestial, a la que él llama razón y que usa sólo para ser más brutal que todos los animales. Lo comparo, con licencia de Vuestra Gracia, con esas cigarras zancudas que vuelan continuamente, dando saltos, y, una vez que están sobre la hierba, cantan su vieja canción. ¡Si al menos permaneciera en la hierba!, pero no, tiene que meter las narices donde no le importa.

_________________________________________________ Licencia de Creative Commons
Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y esta bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
O sea: Pueden copiar de este blog uno o dos articulos (no mas) para usos no comerciales, sin cambiar nada en ellos y cuidando de poner siempre un enlace a este blog como referencia o fuente. Asi quedamos todos en paz. ¡Gracias!

Comentarios

  1. huy elena, leí el fausto de adolescente y en checo, en verdad ya no recuerdo mucho, pero como yo antes era la chica sólo clásicos lo adoré, suspiré y creo que hasta mi lagrimita eché, me alegro que también te causara tantos sentimientos, eso sólo muestra lo maravilloso e imoprtal del buen arte
    abrazos

    ResponderEliminar
  2. Ya que esa temática, sigue tus lecturas con "Cándido", de Voltaire.

    ResponderEliminar
  3. Vilma: Me alegra que lo hayas leido tambien tu. Es maravilloso! Claro, que en checo, y de adolescente, debe haber sido una experiencia importante! :)
    Besos!

    Jimeneydas: Gracias mil por la recomendacion! Aun te debo una visita.
    Abrazo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario