La reseña pendiente.

"Ese libro me hizo pensar especificamente en ti"- fueron las palabras con que un amigo acompaño su recomendacion, y yo me lance enseguida en su busqueda y captura (del libro) por la web. Queria saber que podia haber visto de mi en esas paginas, y resulto que si, que mi amigo tenia razon: habia muchas cosas familiares en ese libro.

No hablo solo sobre esa rara e ineludible casualidad de que uno de los personajes (no uno de los principales sino uno secundario, de esos extras que rellenan un ambiente, mencionado tan solo como parte de un recuerdo) llevara mi nombre... y mi apellido. Hablo de ese viaje al fin del mundo, tan parecido y a la vez tan diferente de los que pude recrear hace poco de la mano de Julio Verne o incluso de Carpentier; hablo de los japoneses tan presentes en mi vida como en esta obra -aunque por razones bien distintas-; hablo de tanto pesar compartido por la indolencia ajena para con la naturaleza. Hablo tambien de hallarme  con dolor reflejada en ese regreso eternamente retrasado al suelo materno. Y me pregunto si mi amigo pudo encontrarme en todo eso, ademas de en esa rara coincidencia de que un personaje llevara mi nombre... y mi apellido.



"Mundo del fin del mundo", de Luis Sepulveda, no tiene el encanto de las formas clasicas de decir a las que estoy tan acostumbrada ultimamente. De hecho me choco el lenguaje un poco brusco, tan llano, tan 'de todos los dias', el mismo que uso yo para conversar con ustedes en este Diario. No tiene, en efecto, ese encanto, pero si que tiene el gancho de las ideas y un buen tema para despertarnos la conciencia. Es una lectura dura para los que amamos al planeta y respetamos la vida en todas sus formas. Es una lectura necesaria, sobre todo en estos tiempos que corren. 

¿Lo recomiendo? Si. Aunque puede que mas de uno termine, como yo, con el corazon estrujado.

Comentarios

  1. Justo ahora ando en busca de los libros para el próximo mes, lo consideraremos…gracias!!

    ResponderEliminar
  2. suna interesante aunque al apeyido sepulveda me trae no muy gratos recuerdos.. jajajaja

    ResponderEliminar
  3. Antonio, Este esta interesante. Trata un tema actual y esta bien contado. Quizas yo sea demasiado exigente con mi opinion sobre el lenguaje, pero es solo una opinion!

    Raptor: No me suena conocido lo de Sepulveda. Acuerdate que no soy mexicana... Besos!

    ResponderEliminar
  4. Muy buenas recomendacioens comos eimpre =)

    ResponderEliminar
  5. Acido: Me alegra que te sirvan de algo! Besos

    ResponderEliminar
  6. De Luis Sepúlveda recomiendo "Un viejo que leía historias de amor".

    ResponderEliminar
  7. Perdón, el viejo no leía historias sino novelas. El título correcto es "Un viejo que leía novelas de amor".

    ResponderEliminar
  8. Pelusilla: no pude evitar llegar directo aquí, aunque ya salivo con el asunto de los higos... En lo particular, me gustan mucho los libros de Luis Sepúlveda y creo, que lo que más me gusta es la recomendación de Misuangelo: Un viejo que leía novelas de amor. Mundo del fin del mundo me sedujo por el título y me sorprendió cuando leí su contenido (que inicialmente, para mí no tenía nada que ver con el título). Me gustó encontrar por el tema, referencias a una de mis novelas favoritas (cuando me llaman Ismael) y me parece que, visto del lado ambiental, es una estupenda denuncia del problema, con todo y que en la 2a parte, si mal no recuerdo, se hace pesado el recuento. No recordaba el detalle del personaje y tu nombre, cosa que ahora me hace mucha gracia. En fin, creo que ya me extendí demasiado, pero me da gusto leer tu comentario, como siempre... ¡besazo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario