viernes, 9 de marzo de 2012

Proyecto Creativo Semanal no. 10: Diario ilustrado

Hace unos días alguien me preguntó sobre mi blog “En diez minutos”. Fue un proyecto fugaz de un par de meses no más, en el que publicaba un dibujo diario al que dedicaba unos pocos minutos al día –diez, a veces más, a veces menos, dependiendo del tiempo que tuviera disponible. Era un pretexto para mantener mis pinceles activos, y regalarle cada día un poquito de tiempo a mi parte artística. 


Aquel cuaderno se me acabó (y con él, el blog de los diez minutos), y coincidió con que también se me estaba terminando el cuaderno que usaba para mi diario personal, así que decidí hacerme un cuaderno nuevo y unir ambos proyectos: el diario personal y el dibujo diario. 


La idea no era nueva, ya alguna vez he intentado algo parecido, pero seguía siendo más que atrayente: un diario visual, ilustrado, en el que podría consignar lo que vivo, lo que pienso, no sólo en palabras sino también con imágenes y, la parte realmente nueva, ¡en un cuaderno hecho por mí! Les parecerá rarísimo que les diga esto después de conocer mi fascinación por este mundo de la encuadernación, pero es completamente cierto. En todos los años que tengo de mantener mi diario, le he destinado siempre el mejor cuaderno que tenía al alcance, pero nunca uno de mi propia factura.


Toda entusiasmada con la idea, como imaginarán, me puse manos a la obra y me hice en poco tiempo un cuaderno de 80 páginas y ¡horrible! No se imaginan qué desilusión cuando vi aquel mal-intento que dejaba balancear todas sus hojas al menor movimiento. Me fui a la cama ese día muy triste, porque había descubierto (o reafirmado más bien) la importancia que tiene mi diario para mí (mi espacio de expresión libre, sin censura, el lugar en el que mis pensamientos pueden explayarse a su gusto), y me dolía la sola idea de tener que usar ese cuaderno mal hecho para tan alto propósito. No les miento si les cuento que esa noche hasta soñé con el dichoso cuaderno, de tan acongojada que estaba.


A la mañana siguiente me desperté sabiendo exactamente qué era lo que había fallado en su confección (porque evidentemente había olvidado un paso del proceso: un simple poquito de pegamento en el lugar adecuado), con la certeza de que mi diario merecía un cuaderno nuevo de factura impecable, y habiendo decidido olvidarme por una vez de los materiales que había malogrado en el primer intento. 


El resultado puede no parecerles gran cosa, pero es justo lo que necesito: un cuaderno fuerte, cómodo y manuable, que puedo llevar en cualquier bolso, que me permite alternar en sus páginas textos y dibujos, a veces integrándolos en una misma hoja, a veces dedicándole un espacio a cada cual…


Como nota final, les cuento que considero estos diarios una especie de reflejo de mi estado interno y viceversa. Por eso me gusta mantener cierto orden en ellos, para lo que tengo un truco: una hoja rayada como guía cuando escribo.



La próxima semana les traigo un nuevo proyecto con tutorial relacionado en alguna medida con este, que espero que les guste.

Enlaces relacionados: 
-Por amor a la vida (donde les presento mi colección de diarios)
-Otros Proyectos Creativos Semanales

_________________________________________________ Licencia de Creative Commons
Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y esta bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
O sea: Pueden copiar de este blog uno o dos articulos (no mas) para usos no comerciales, sin cambiar nada en ellos y cuidando de poner siempre un enlace a este blog como referencia o fuente. Asi quedamos todos en paz. ¡Gracias!

4 comentarios:

  1. Elena, si estuvieras más cerca de mi te diría que por qué no me vendes uno de esos diarios ilustrados para inspirarme a escribir =) Aunque pensándolo bien...Yo tengo una dirección allá donde me pueden enviar cosas y que luego me las envían a Locombia o.O Jajajajjaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Emma, creo que seria incapaz de vender uno de estos diarios. Son muy personales... ¡seria como vender un periodo de mi vida! Pero podria considerar hacer libritos ilustrados o algo asi, jajaja!
      Besos!

      Eliminar
  2. elena, elena eres una perfeccionista, pero eso segurop ya lo sabes ;-)). está precioso y sobre todo, se parece a tí, refleja tu brillo, un abrazo y felicidades por ese maravilloso don<3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Perfeccionista yo? Naaaa... Jajaja! Me alegra mucho que te guste, y me encanta lo que dices del brillo y todo eso. ¡Casi me lo creo! :)
      Un abrazo de vuelta y muchas gracias!

      Eliminar

Dime lo que piensas y te diré quién eres.

Epílogo

“No es bueno de este modo te apoltrones”
dijo el maestro, “que entre seda y pluma
no se va de la fama a las regiones.

Quien entre el ocio su existir consuma,
No dejará mas rastros en la tierra
Que humo en el aire y en el agua espuma.

¡Arriba, sin cansancio, como en guerra
triunfa el alma luchando por la vida,
si vence el flaco cuerpo que la encierra!”

(Infierno, Dante)