Por amor a la vida.

Hoy podría hablarles –porque la vida ya me va dando la experiencia suficiente- de lo difícil que resulta a veces asumir los dictámenes del destino, de cómo a veces al hombre parecen no quedarle más opciones que bajar la cabeza y asentir ante sus designios tal y como dice Saramago en “El evangelio según Jesucristo”, que recién ayer acabé de leer. Podría hablarles de estos temas y el post de hoy no sería precisamente alegre. Pero me niego a colaborar con la tristeza. De esa ya hay suficiente material vagando por el mundo. Prefiero hablarles de la vida y de cómo llevar un diario puede ayudarnos a valorarla.

Hace unos pocos días les mostré alguna página de mi diario personal, el que mantengo desde los 16 años con mayor o menor frecuencia, en el que he guardado todo tipo de recuerdos, en el que he incluido desde hace poco mis dibujos para ilustrar un poco lo que pasa frente a mis ojos, el mismo que me da tanto placer cuando me asomo a sus páginas y evoco días pasados… 

Pues bien, les presento mi colección de cuadernos dedicados a mi diario desde que ando viajando:



Y para los que se pregunten qué tanto se puede hacer con un diario para que no se convierta en una simple y aburrida enumeración de eventos, aquí les dejo unas cuantas ideas de qué podemos guardar en él:

Los tickets del cine y alguna imagen de una película que nos haya gustado:


Las cartas que recibimos:


Recortes de periódicos con noticias que nos interesen: 


Todos los panfletitos y materiales varios que recogemos en los viajes como recuerdo:


Fotos o dibujos de las cosas que nos alegran la vida:



Las enseñanzas de cada día:


Algún recuerdo de establecimientos donde hemos comido o bebido:


Nuestro entusiasmo por una comida en específico (aunque sea instantánea):



Hojas y todo tipo de bellezas naturales:


Y, por supuesto, nuestras impresiones. Porque nuestros cuadernos sirven también -y sobre todo- para escribir, escribir mucho, captar  todo lo que vivimos, describir lo que vemos, explorar lo que sentimos, anotar lo que aprendemos...


 No habrá mejor testigo ni recordatorio de nuestras vidas que estos cuadernos y, cuando llegue la hora de mirar atrás (que sin dudas llegará), agradeceremos su existencia.

_________________________________________________ Licencia de Creative Commons
Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y esta bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
O sea: Pueden copiar de este blog uno o dos articulos (no mas) para usos no comerciales, sin cambiar nada en ellos y cuidando de poner siempre un enlace a este blog como referencia o fuente. Asi quedamos todos en paz. ¡Gracias!

Comentarios

  1. Wow, que bien, ¿me puedo robar la idea?, tal vez para 2012 sea una muy buena idea llevar un diario así…

    ResponderEliminar
  2. Toño, por eso la he compartido aqui, para que la robes si quieres... aunque tienes todo mi permiso para llevartela! :)
    No mas te advierto: es adictivo. Puede que lo empieces para el 2012... pero quien sabe cuando termines!
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Siempre quise llevar un diario. Cuando era jovencita lo intenté varias veces. Pero no tengo la constancia ni la voluntad necesaria. Se me olvida, cuando quería escribir no sabía qué y cuando tenía cosas para escribir me daba flojera. En fin, dudo mucho que ahora, con hijas, trabajo, marido y FB (ja, ja, ja,)pueda iniciar semejante actividad. Pero me parece una gran idea para aquellos que tienen la voluntad y la curiosidad para hacer las cosas que tú haces. Felicidades Elena, un placer leer esta entrada.

    ResponderEliminar
  4. Hola, Tere! Que bien tenerte por aca! Creo que es cuestion de aplicarse un poco, sacar un poquin de tiempo al dia para una misma y hacer un recuento de lo vivido. Con el tiempo aprendes que son mas beneficios que prejuicios los que obtienes con este simple ejercicio, y la huella que va quedando es hermosa!
    Bienvenida!
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. NO paro de aprender contigo, y eso es dificil en el mundo en que vivimos. Me parece fascinante tu blog, un abrazo desde españa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jose, me halagas! Muchas gracias por tu tiempo y tus siempre positivos comentarios.
      Otro abrazo, desde BCN!

      Eliminar
  6. Acabo de descubrir tu blog pero no me resisto a decirte que me has inspirado con este post ¡Gracias! :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario