jueves, 20 de octubre de 2011

Receta: Crema de calabaza


 A fuerza de cocinar a diario, uno va cayendo irremediablemente en una rutina ajustada a las comiditas más fáciles y rápidas de hacer. Nada mejor en estos casos que echar mano de algún libro de recetas, mejor si es uno que respetamos mucho, y buscar nuevas formas de cocinar nuestros alimentos. Así fue como encontré en el libro “Cocina al minuto” de Nitza Villapol (poco más o menos la biblia de toda cocina cubana), la receta que hoy les comparto:

Crema de calabaza.




Ingredientes (2-4 personas):
  • 2 taza de Calabaza hervida y hecha puré
  • 1 taza de Agua de la misma que usamos para hervir la calabaza
  • Media taza de Leche
  • Sal y Pimienta a gusto
  • 2 cucharadas de Mantequilla o Aceite

Preparación:
  • Mezclar el puré de calabaza con el agua, la leche, la sal y la pimienta. 
  • Pasarlo todo por un colador. 
  • Agregar la mantequilla o aceite 
  • Cocinarlo un rato a fuego mediano revolviendo constantemente hasta que hierva y cuaje ligeramente.
  • Servirla caliente. ¡Queda deliciosa! 
Toque personal: Aunque así solita está también muy sabrosa, si queremos darle un poco más de alegría, una vez servida yo le agregaría alguna de las siguientes tres combinaciones:
  • unos trozos de pan frito,
  • o un poco de jamón cortadito y queso por encima, 
  • o quizás huevo cocido picadito con unas hojitas de perejil.


Si la preparan, no dejen de contarme qué les parece!

Mas de mis recetas AQUI
_________________________________________________
Licencia de Creative Commons
Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y esta bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
O sea: Pueden copiar de este blog uno o dos articulos (no mas) para usos no comerciales, sin cambiar nada en ellos y cuidando de poner siempre un enlace a este blog como referencia o fuente. Asi quedamos todos en paz. ¡Gracias!

1 comentario:

Dime lo que piensas y te diré quién eres.

Epílogo

“No es bueno de este modo te apoltrones”
dijo el maestro, “que entre seda y pluma
no se va de la fama a las regiones.

Quien entre el ocio su existir consuma,
No dejará mas rastros en la tierra
Que humo en el aire y en el agua espuma.

¡Arriba, sin cansancio, como en guerra
triunfa el alma luchando por la vida,
si vence el flaco cuerpo que la encierra!”

(Infierno, Dante)