viernes, 1 de octubre de 2010

Resumen semanal

En esta semana han pasado muchas cosas: 
  • Ha sido una de las semanas mas interesantes de este blog, y esto no ha movido mas que una ligera brisa. A pesar, incluso, de la entrañable fabula que publique hace un par de dias. Pero no importa. Para que un hecho cultural lo sea, basta con que unos pocos salgan de el beneficiados. Yo he sido una entre los afortunados.
  • He perdido una amiga, o una que crei que lo era. Las amigas de verdad no se pierden nunca. Ella no lo sabe aun ni lo sabra en lo que nos quede de historia compartida, pero mi corazon decidio que ya era suficiente y se alejo. En algo asi raras veces hay marcha atras.
  • Ha comenzado a visitarnos un gato. Entra de vez en cuando con mirada curiosa, palpando con cuidado ese piso frio y liso. Camina un poco entre nuestras cosas. Lo huele todo, cual si fuera un perro. Se acaricia un par de veces contra mis piernas y se va, con la misma tranquilidad con que llego. 
    • Ha habido una huelga general en el pais y nada ha cambiado a mi alrededor. Es curioso. Siempre pense, cuando leia la historia de otras huelgas generales del pasado, que un hecho asi era como un volcar el mundo al reves. En esta ocasion, no hubo tal. Los negocios de por aqui siguieron funcionando, y fue la normalidad. Es cierto que se suspendieron las clases, pero ¿a quien le molesta un dia de asueto? Todos los jovenes, liberados por un dia del estudio, estaban sentados en los bares viendo un partido de no-se-que deporte y el aire vibraba en todas partes con su entusiasmo. 
    •  Eso si, no tuvimos internet ese dia mas que por unas horas. Quizas era parte de la huelga... Un dia sin internet por estos lares es un dia azul y limpio, de respiraciones hondas, de lecturas languidas, de creacion. Asi fue como nacio mi nueva decoracion para este otoño: con papeles de regalo, cinta adhesiva, un poco de imaginacion y toneladas de tiempo libre.

    Una hoja...
    Una rama...
    El otoño.


    ¡Feliz fin de semana!

    6 comentarios:

    1. buen resumen semanal, yo el mio no lo podría hacer porque ni me acuerdo lo de ayer,y en cuanto al movimiento blogueril yo creo que el otoño esta haciendo un poco de estrago, pero todo volverá a su redil, por lo menos has creado, leido y reflexionado y eso en estos tiempos ya es de agradecer, en cuanto a la huelga....¿ o fue juerga?...., saludos.

      ResponderEliminar
    2. creo que tubiste una semana muy emocional y respecto a tu amiga perdia creo que no deberias cerrar tu corazon.. mi papa siempre me ha dicho algo, que uno de, de todo hasta que no quede nada, si algo regresa esta bien que alegria y si no tambien, lo importante es que uno haga las cosas como deben de ser llenas de amor

      ResponderEliminar
    3. Me gustan las ojas de maple volando.

      Besos

      ResponderEliminar
    4. Tienes razón, las amigas de verdad no se pierden, a veces nos separamos para vivir otras cosas pro siempre regresamos, sabes que vivo con mi amiga de la infancia, somos amigas desde que teniamos 10 años!

      Tu arbol esta hermoso! Ya tendré tiempo para actualizar el otro blog, lo que me recuerda que leí en este tuyo que uno no debe postergar las cosas pra cuando tenga tiempo, que lío!

      ResponderEliminar
    5. Mmmmm…. Como se respira otoño en tu casa!!
      Semana con un poco de todo, no?
      Las amigas de verdad jamás se pierden, lo que nos cuesta es saber reconocerlas…y mientras, sufrimos. Si sólo creíste que era tu amiga, no la has perdido, significa que has sabido ver que no era verdadera.
      La huelga…una vergüenza! Dónde está la democracia?? Yo no pude realizar mi trabajo ni mi derecho a no hacer huelga, pero tuve que estar cubriendo servicios mínimos para cubrir a los que sí la hacían.
      Besitos y feliz fin de semana!

      ResponderEliminar
    6. Tu otoño es genial. ¿Puedo intentar robar tu idea?

      ResponderEliminar

    Epílogo

    “No es bueno de este modo te apoltrones”
    dijo el maestro, “que entre seda y pluma
    no se va de la fama a las regiones.

    Quien entre el ocio su existir consuma,
    No dejará mas rastros en la tierra
    Que humo en el aire y en el agua espuma.

    ¡Arriba, sin cansancio, como en guerra
    triunfa el alma luchando por la vida,
    si vence el flaco cuerpo que la encierra!”

    (Infierno, Dante)