Ese punto de mi alma


El café de hoy no alcanza
ese punto de mi alma
que prefiere el silencio,
que mantiene la calma.

Ni las letras lo logran
cuando no las comprendo.
No resuena la historia,
no se mueve el cerebro.

Sólo llega la música;
voces en mis oídos
susurran mil verdades,
realidades, sentidos...

No hay dos días iguales.
No hay tristeza, sonrisa.
Sólo hay calma aquí dentro,
sólo una luz tranquila.


__________________________________________
Licencia de Creative Commons  Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Comentarios

  1. Eso es como una paz interior que pocas veces se puede obtener, qué bueno que tú puedas hacerlo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no siempre le llego a ese punto, Miriam, pero a veces, cuando logro llegar, no hay nada que lo altere. Es lindo!

      Eliminar
    2. Esos son los momentos más preciados en nuestro diario vivir, disfrútalos cuando lleguen ;)

      Eliminar

Publicar un comentario