martes, 6 de agosto de 2013

La primera mermelada de mi historia

Con esto de tener frutos silvestres cerca estoy descubriendo nuevas facetas de mi personalidad culinaria. La temporada de las peritas de San Juan tristemente ha terminado, pero justo a tiempo para adentrarnos de lleno en la época de las moras. Hace años las descubrimos, casi por accidente, y desde entonces siempre que pasamos por su lado y están maduras, recogemos unas cuantas para el puro disfrute de estos frutos así, al natural. 

Hoy, sin embargo, salimos con toda la intención de recoger cuantas hubiera por ahí... ¡y sí que había muchas! Ha sido nuestra cosecha más abundante de moras hasta ahora:


Y entonces, después de llegar a casa y asombrarnos de ver tanta mora junta, y después de comer todas las que quisimos, nos preguntamos qué hacer con el resto, que no era poco... La respuesta era evidente: ¡mermelada! Sí, claro, pero ¿cómo? Nunca había hecho una mermelada en mi vida. Internet, como siempre, vino en mi rescate y dos horas después tenía ya lista la primera mermelada de mi historia:


¡Oh, sí! ¡Quedó deliciosa!


¿La receta? Casi todas las moras que vieron en la primera foto, una taza y media de azúcar morena... y paciencia, porque demoró casi una hora en hacerse a fuego medio-fuerte removiendo de vez en cuando. Pero vale la pena, ¡ya lo creo que sí! Es la mermelada más rica que he probado en mi vida!
__________________________________________
Licencia de Creative Commons  Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

5 comentarios:

  1. Qué rico! me encantan las moras, cuando tengas más, congélalas y cuando leas o veas una película por TV las comes con unos granos de sal, mmmm también estoy babeando :)
    Felicitaciones por esta nueva proeza!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miriam, he descubierto que si como muchas -como he estado haciendo- me bajan la presión arterial... Probaré tu recomendación a ver qué tal me va!
      Besos!

      Eliminar
    2. Mira que raro, esa no la sabía, a mí me baja cuando como mucho ajo, el pan cubano me encanta pero me bota :P
      Besos!

      Eliminar

Dime lo que piensas y te diré quién eres.

Epílogo

“No es bueno de este modo te apoltrones”
dijo el maestro, “que entre seda y pluma
no se va de la fama a las regiones.

Quien entre el ocio su existir consuma,
No dejará mas rastros en la tierra
Que humo en el aire y en el agua espuma.

¡Arriba, sin cansancio, como en guerra
triunfa el alma luchando por la vida,
si vence el flaco cuerpo que la encierra!”

(Infierno, Dante)