sábado, 1 de junio de 2013

Potente analogía.


Iba por el mismo camino de siempre, un trillo entre hierbas altas apenas más ancho que mi pie, cuando de repente me doy cuenta de que había una fila de hormigas en el sendero, no atravesándolo sino a todo lo largo. Una interminable fila de hormigas. No había donde dar un paso sin aplastar a  unos cuantos de estos animalitos...
-¡No es fácil ser hormiga en este mundo! -le digo toda compungida a mi G.
-Tienes razón -me responde, pensativo, y añade unos segundos después:- Pero mejor déjalo así, porque esa analogía da para mucho.
__________________________________________
Licencia de Creative Commons  Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

8 comentarios:

  1. PERO a pesar de eso, Las hormiguitas son muy trabajadoras y unidas... :D cuando era niña me acuerdo que me encantaba observar como llevaban sus hojitas en su cuerpecito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Lita! Si, lo son. Yo también las observaba.. aún lo hago!
      Saludos!

      Eliminar
  2. Claro que no es fácil pero eso no lo saben las hormigas.


    Besos Pelusina, saludos a G.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este tipo de hormigas no lo saben, Malque, pero en este mundo cualquiera puede ser pisoteado como una simple hormiga sin apenas darse cuenta!
      Besos!!! Saludos de G para ti!

      Eliminar
  3. Pelusita, si nos ponemos a analizar a cada especie, nos daremos cuenta que para nadie es fácil, lo admirable de estos pequeños insectos es que nada los detiene.
    Ten por seguro que si les pones el pie encima, aunque sea todos maltrechos siguen caminando :)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miriam, tienes razón. No es fácil tampoco para nosotros... a veces corremos el riesgo de quedar aplastados como hormigas. Y no todos tenemos esa capacidad de resistencia que mencionas en estos insectos! :(
      Besos! :)

      Eliminar
    2. Tenemos mucho que aprender de la naturaleza Pelusa, pero no tenemos tiempo o no queremos observarla mejor.
      Besos :)

      Eliminar
  4. Bueno la hilera no habla de que aunque no era fácil, era posible. Besos.

    ResponderEliminar

Epílogo

“No es bueno de este modo te apoltrones”
dijo el maestro, “que entre seda y pluma
no se va de la fama a las regiones.

Quien entre el ocio su existir consuma,
No dejará mas rastros en la tierra
Que humo en el aire y en el agua espuma.

¡Arriba, sin cansancio, como en guerra
triunfa el alma luchando por la vida,
si vence el flaco cuerpo que la encierra!”

(Infierno, Dante)