martes, 9 de abril de 2013

De la integridad.

crédito de imagen

Provengo de una familia ajena a la política porque, con el buen decir de mi madre, "ninguno de ellos te da un plato de comida". La vida, sin embargo, me ha ido enseñando que mi destino individual es cosa mía, sí, pero mi destino social puede estar sujeto a las decisiones de estos desconocidos. O sea, que no te dan el plato de comida pero te pueden quitar el que consigas con tu esfuerzo. Y reconozco que un plato de comida no sabe del todo bien cuando se sabe que hay millones que no tienen ni eso...
Así, poco a poco, he ido informándome de lo que pasa en el mundo, y de quienes lo dirigen, y de sus intenciones, y de sus motivaciones. Por eso es que cuando muere una figura como Margaret Tatcher, a la que sólo conocía de oídas, no puedo menos que ir a enterarme de quién era y de lo que hizo. 
Y de lo que leo regreso con la imagen de una mujer increíblemente inteligente, fuerte y fiel a sí misma, que tuvo claro sus principios y los llevó con mano firme hasta sus últimas consecuencias, principios pro-económicos y anti-populares, principios que pisan al obrero y destrozan los derechos sociales en pos de elevar la economía; con la imagen de una mujer que al final de su vida quiso borrarlo todo, o al menos así lo quiso su cuerpo/cerebro cuando terminó enfermando de olvido. ¡Si al menos hubiera alguien en el polo opuesto con igual voluntad, firmeza e integridad que las de esta mujer!
__________________________________________
Licencia de Creative Commons  Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

5 comentarios:

  1. Toda una dama de hierro...
    En verdad ejemplo de integridad y fuerza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ejemplo de integridad y fuerza, quien sabe si de orientacion tambien.
      Saludos!

      Eliminar
  2. Hola Pelusa
    pienso como decia tu madre, pero es dificil confrontar lo privado con lo social pero es asi uno debe tratar de ser lo mas utentico posible pero tener cuidado con lo social
    un beso enorme y te sigo
    Carmen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso de la autenticidad es de por si un tema complejo, Carmen. Aprender a llevar a la par lo privado y lo social es quizas el arte de la vida.
      Beso!

      Eliminar
  3. Independientemente de lo que motiva a una persona en su actuar, no se puede negar que la señora Tatcher cambió en mucho la imagen que de las mujeres se tenía en su época, ella demostró que somos capaces de ir más lejos de la cocina y la lavandería.
    Besos!

    ResponderEliminar

Dime lo que piensas y te diré quién eres.

Epílogo

“No es bueno de este modo te apoltrones”
dijo el maestro, “que entre seda y pluma
no se va de la fama a las regiones.

Quien entre el ocio su existir consuma,
No dejará mas rastros en la tierra
Que humo en el aire y en el agua espuma.

¡Arriba, sin cansancio, como en guerra
triunfa el alma luchando por la vida,
si vence el flaco cuerpo que la encierra!”

(Infierno, Dante)