lunes, 18 de marzo de 2013

Carrusel

A veces, lo único que nos hace falta es un sueño para despertar, para darnos cuenta de que en el pasado hay mucho más que ver además de las tristezas. Si vamos a mirar atrás, podemos escoger qué queremos ver.
Esta noche he visto un carrusel, uno hecho por las manos de mi padre para mí, para hacerme feliz. He visto sus dedos cubriendo cuidadosamente las columnas del carrusel con papel dorado, he visto su sonrisa mientras lo hacía, y he entendido que ahora sus manos viven en las mías, sus creaciones en las mías. Es más, he entendido que siempre fue así, incluso cuando sus manos y las mías eran independientes.



__________________________________________
Licencia de Creative Commons  Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

7 comentarios:

  1. Bien dicen que lo que se hereda no se roba, ese carrusel ¡es una maravilla! manos de hombre trabajador, quizá con callos que pudieron hacer un trabajo tan delicado.
    Me alegra leerte otra vez ;)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miriam, el carrusel que me hizo mi padre no es el de la foto, aunque se parecia. Era una piñata para uno de mis cumpleaños infantiles, de la que solo me queda una foto y el magnifico recuerdo. Tenia manos de oro!
      Besos!

      Eliminar
    2. :D bueno, un pequeño malentendido que no desmerece en nada las manos de oro de tu papá.
      Besos!

      Eliminar
  2. Qué hermoso... me siento muy identificada contigo.
    Es lindo lo que escribes. Y cómo describes tu relación con tu papá.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marite, esa relacion la voy descubriendo cada dia mas.
      Besos!

      Eliminar
  3. Pues no me extraña: después de liar tabaco en finísimas panetelas o señoriales cigarros, decorar un tiovivo para una niña (con todo y sus complicaciones... las del tiovivo, por supuesto) seguramente vale el esfuerzo. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ivanius: ¡Si que valio el esfuerzo! Tanto, que hoy es uno de mis mas felices recuerdos.
      Un abrazo!

      Eliminar

Dime lo que piensas y te diré quién eres.

Epílogo

“No es bueno de este modo te apoltrones”
dijo el maestro, “que entre seda y pluma
no se va de la fama a las regiones.

Quien entre el ocio su existir consuma,
No dejará mas rastros en la tierra
Que humo en el aire y en el agua espuma.

¡Arriba, sin cansancio, como en guerra
triunfa el alma luchando por la vida,
si vence el flaco cuerpo que la encierra!”

(Infierno, Dante)