sábado, 5 de mayo de 2012

Reseña: Los gigantes y el misterio de los orígenes, de Louis Charpentier.

Hoy vengo a contarles que justo acabé de leer un libro de los que más me gustaban cuando era adolescente, esos que develan o intentan dar respuestas a lo desconocido o simplemente plantear misterios. 

 La verdad es que a mí siempre me gustó el misterio: imaginarme cosas sobre la Atlántida, soñar con la llegada de los extraterrestres, escuchar historias de espíritus errantes, fascinarme con la posibilidad de vidas pasadas o futuras... y libros como este que acabo de cerrar, y que no sé cómo llegaban a mis manos, sólo venían a exacerbar aun más mi imaginación, para completo asombro de mis padres que siempre han tenido los pies bien plantados en la mas absoluta realidad. ¿De dónde me venía y me sigue viniendo esta inclinación? ¡He ahí otro misterio a descifrar! 

El libro del que les hablo ahora es Los gigantes y el misterio de los orígenes, de Louis Charpentier. El autor pone sobre la mesa todas las piezas que había logrado reunir (hasta el momento de la publicación de este libro, en 1969) de un puzzle milenario, que va desde la desaparecida Atlántida hasta nuestros días, pasando por las leyendas de Hércules, la simbología del juego de la oca, el misterio de los dólmenes y los menhires, la leyenda de los druidas y muchos otros puntos irresolutos de la historia humana. Con todo esto trata de hilvanar una cronología, aventura posibles explicaciones, lanza teorías propias y refuta ajenas, investiga la etimología de algunas palabras que pueden aportar cierta luz y, sobre todo, te deja con miles de preguntas y muchos deseos de seguir navegando en este mundo de lo ignoto a ver si algún día llegamos a buen puerto.

¿Lo recomiendo? Bueno, no es literatura para todos los gustos. Está calificada como Realismo Fantástico*, y es básicamente especulación a partir de unos pocos datos. Si eres de los que gustan de las afirmaciones demostrables, este no es tu libro. Pero si, como a mí, lo que te gusta es el misterio, ¡adelante! 

Nota: El Realismo Fantástico no tiene nada que ver con el Realismo Mágico de Alejo Carpentier o de García Márquez. Si les interesa saber más, aquí les dejo el link a un sitio donde pueden ver y descargar muchos de los libros de esta corriente: Colección Realismo Fantástico.


6 comentarios:

  1. Pelusa, soy la antigua admiradora de tu blog, jeje.
    Reactivé mi paso por estos mundos, y quiero decir que tu blog me sigue encantando. De a poco voy aprendiendo a darle emoción al mío.

    Respecto a las lecturas, pues quería aportar mi granito, y estoy leyendo una joyita que encontré en el persa bío-bío (acá en chile un templo para el que lleva un diógenes cachurero en el alma) "Marta brunet, colección de obras completas"
    Muy buenas novelas, una escritora muy poco conocida y publicitada acá(como suele ser con los artistas de nuestro país), pero totalmente recomendable. De los años 1930, un reflejo que logras palpar de la opresión a la mujer, que se ha vivido siempre y que con desazón afirmo que sigue existiendo.

    Hasta el minuto mi favorito ha sido "María Nadie" una novela que resulta ser el reflejo de las propias soledades. Muy buena.

    Te dejo saludos y que tengas linda semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Casiopea! Me encanta tenerte de vuelta.
      Gracias por la recomendacion. Ha quedado anotada para mi proxima incursion en la biblio, a ver si hay suerte.
      Un abrazo!

      Eliminar
  2. lo pondre en lista, aún estoy con uno que sencillamente no se deja leer!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te creas, Antonio, que este tiene sus partes lentaaas, pero en terminos generales es interesante.
      Saludos!

      Eliminar
  3. Hola Pelusa, mil gracias por tu enlace y promoción a mi blog.
    Que estés muy bien.

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí por el buen trabajo!
      Saludos!

      Eliminar

Dime lo que piensas y te diré quién eres.

Epílogo

“No es bueno de este modo te apoltrones”
dijo el maestro, “que entre seda y pluma
no se va de la fama a las regiones.

Quien entre el ocio su existir consuma,
No dejará mas rastros en la tierra
Que humo en el aire y en el agua espuma.

¡Arriba, sin cansancio, como en guerra
triunfa el alma luchando por la vida,
si vence el flaco cuerpo que la encierra!”

(Infierno, Dante)