lunes, 28 de mayo de 2012

Reseña: Cecilia Valdés o La loma del Ángel, de Cirilo Villaverde

No es la primera vez que me sucede: termino de leer un libro interesante que me gusta mucho y que quiero comentarles aquí, pero la propia lectura me motiva tanto a la creación que me paso al lado derecho de mi cerebro y empiezo a pintar o hacer cualquier otra cosa que no tiene que ver con las letras. Resultado: me olvido de todo lo que quería resaltarles del libro en cuestión. En casos como estos me quedo sólo con las impresiones más profundas que me deja el texto, y esas son difíciles de reseñar. Sería como ponerle letra al canto de un ruiseñor. 
_________________________________ 

Caminando por las calles 
del pueblecito natal 
con su tipo espiritual 
ella va luciendo el talle. 
 Con la bata remangá’, 
sonando sus chancleticas 
 Los hombres le van detrás 
 a la linda mulatica. 
 (La caminadora. Los Zafiros) 

He leído un clásico cubano, ¿o debería decir El clásico cubano? Es una historia de amor entre una mulata hermosa, la más hermosa que ha pisado alguna vez las calles de la Habana, y un retoño criollo hijo de españoles que no puede resistirse a sus encantos a pesar de la diferencia de clases sociales. Es la historia de un secreto que nunca debió serlo y que hizo de este un amor imperdonable, condenando a los amantes a caminar contra natura. Es, por supuesto, la historia de un desamor, el mayor que haya rondado las calles de la Habana. 

Pero es también la historia de la ciudad que albergó tantos besos y lágrimas: la Habana del siglo XIX. Es la historia de sus calles, de sus plazas, de sus costumbres, atravesada de arriba a abajo por la atenta mirada de su autor. Es, sobre todo, una implacable denuncia contra la esclavitud, un espejo que aun hoy nos transmite de la manera más realista posible todo el dolor y el horror del sistema imperante en la isla en esos momentos. 

He leído Cecilia Valdés o La loma del Ángel, de Cirilo Villaverde. La primera novela cubana. Una de las primeras que se estudia en las escuelas de la isla y a la que nunca presté atención, quizás porque nunca, hasta ahora, estuve preparada para leerla. Tiene un comienzo lento y un poco ligero, hasta aburrido diría yo por la circunstancia de conocer el argumento casi desde mi infancia, pero a medida que avanza la novela sorprende por el ritmo que va ganando, y por las profundidades sociales y humanas que llega a iluminar. Ahora entiendo por qué ha sido fuente inspiradora de tantas obras posteriores en casi todas las ramas de la cultura cubana.

Pueden imaginar lo mucho que disfruté esta inmersión en mis orígenes, esta otra visión de la Habana, este desdoblamiento de mi ciudad que me descubrió su viejo rostro, oculto a propósito en lo más oscuro del ático del inconciente colectivo habanero. 

¿La recomiendo? Si. Sobre todo si eres cubano o si te interesa nuestra cultura, aunque en general reúne todas las condiciones para que cualquier lector pueda quedar atrapado en sus páginas. Después de leerla, la Habana de las postales adquiere una nueva dimensión. Ya nunca será la misma. 

 Epílogo: 

Aun no había terminado de leer la novela cuando comencé a sentir sus efectos: en mis ratos libres empecé a buscar fotos de la Habana y a ver y escuchar obras relacionadas con esta historia, sobre todo la famosa zarzuela de Gonzalo Roig, y a entender por qué me gusta, qué fibras remueve, qué puntos hace resonar en mi interior a pesar de que nunca he logrado saber todo lo que dice su texto. Aquí les comparto una versión que de ella hizo la vedette cubana Rosita Fornés. No es la más famosa ni la más valorada por los entendidos, ese lugar le corresponde a la interpretación de la soprano Alina Sánchez, pero sí es una de las que más me gusta. Espero que la disfruten.






Bonus: 

 




En 1982, el realizador cubano Humberto Solás hizo una adaptación libre de esta novela al cine, titulada simplemente "Cecilia", donde un jovencísimo Imanol Arias interpretando al bachiller Leonardo Gamboa cae literalmente apabullado bajo el encanto de la actriz Daisy Granados que da vida a Cecilia Valdés. Imanol es uno de los actores españoles que más me gustan, pero en esta película estaba él tan joven y la actriz era tanta mujer que el efecto es casi risible. AQUI pueden ver el trailer de esta película. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dime lo que piensas y te diré quién eres.

Epílogo

“No es bueno de este modo te apoltrones”
dijo el maestro, “que entre seda y pluma
no se va de la fama a las regiones.

Quien entre el ocio su existir consuma,
No dejará mas rastros en la tierra
Que humo en el aire y en el agua espuma.

¡Arriba, sin cansancio, como en guerra
triunfa el alma luchando por la vida,
si vence el flaco cuerpo que la encierra!”

(Infierno, Dante)