Mecánica peculiar.

En ocasiones, el mundo parece organizarse para decirte algo. Todo lo que lees por ahí en sitios muy distintos unos de otros, parece estar escrito sino por la misma mano al menos con el mismo objetivo. Y hay que ser ciegos, o sordos, para no enterarse del mensaje. 

Credito de imagen
Me interesa el cómo funciona este mecanismo. Me pregunto si es algo externo o interno lo que se moviliza en estas ocasiones. ¿Será que nos va llegando el tiempo de hacernos ciertas preguntas, o de encontrar sus respuestas? ¿Es ese “darse cuenta” el resultado de alcanzar por fin una masa crítica de experiencias y conocimientos? ¿Es acaso el efecto de una feliz confluencia de sustancias en el organismo el que nos hace abrir los ojos? ¿O, por el contrario, se trata del influjo de una corriente externa (social, cultural…) con la que uno tiene la suerte de tropezar por unos instantes? Puede, incluso, que sea una mezcla de todo lo anterior, sazonado con un poco de suerte y algún empujoncito inesperado, lo que consiga en el momento preciso “abrirnos las entendederas”.

En todo caso, hoy debo dar gracias: el mensaje ha sido recibido. 

_______________________
Aprovecho que hoy el post me ha salido más cortito para compartirles el premio tan bonito que me otorgó hace un par de días María Angélica, del blog literario El Cementerio de los Libros.

¡GRACIAS!

Comentarios

  1. Mmmm....Todos tenemos un día así...En que todo parece que el universo conspira para gritarnos algo que debemos entender... Y qué bueno que muestres el premio, si quieres, puedes hacer una entrada especial y dedicárselo a otras 10 personitas que siempre estén ahí para ti ^^ Nos seguimos leyendo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Emma, muchas gracias por el premio (de nuevo)! Y por el consejo.
      Besos!

      Eliminar
  2. Elena, yo le doy el crédito a Dios, no creo que en nuestra existencia las cosas se den por casualidad, claro que esa es una percepción muy personal. Como sea que lo veas tú, me alegra que el mensaje fuera recibido y espero en el momento más oportuno.
    Felicitaciones por tu premio!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miriam, yo tampoco creo en la casualidad. Y si, llego en un buen momento!
      Gracias!
      Besos.

      Eliminar

Publicar un comentario