Leyendo a Saramago, y soñando.

Estoy leyendo a Saramago, su Ensayo sobre la lucidez, y no me quedan muchas más opciones que observar mi entorno y hacerme preguntas. Es una de las mayores virtudes que le encuentro, aparte del uso impecable del lenguaje y el perfil todo-abarcador de sus historias: cada uno de sus libros pone mi cerebro en funcionamiento, sin excusas.
Pues bien, aquí va el pasaje que me hizo pensar esta vez: 

"(...) hubo periódicos que creyeron poder luchar contra el absentismo de los compradores salpicando sus páginas de cuerpos desnudos en nuevos jardines de las delicias, tanto femeninos como masculinos, en grupo o solos (...), pero los lectores, con la paciencia agotada (...), continuaron, por apatía, por indiferencia e incluso por náusea, haciendo bajar las tiradas y las ventas. Tampoco llegarían a tener influencia positiva (...) la búsqueda y la exhibición de intimidades poco aseadas, de escándalos y vergüenzas de toda especie, la incansable rueda de las virtudes públicas enmascarando los vicios privados, el carrusel festivo de los vicios privados elevados a virtudes públicas (...). Realmente parecía que la mayor parte de los habitantes de la ciudad estaban decididos a cambiar de vida, de gustos y de estilo." 

Cierro el libro por un momento. Voy un paso mas allá con mi imaginación. ¿Y si de pronto los medios de comunicación tuvieran que verse obligados a responder a esa demanda pública tan peculiar? ¿Cómo sería un mundo así? 

Un mundo en el que los periódicos y televisoras expongan noticias y no chismes, 
en el que la vida privada de los famosos sea efectivamente privada, 
en el que las intimidades no pierdan su magia al ser exhibidas, 
en el que el periodismo de investigación deje de ser sinónimo de cotilleo, 
en el que se le llame al pan, pan y al vino, vino...

¡Demasiado bueno para ser real! Mejor sigo leyendo.


Comentarios

  1. por cosas como esas amo a Saramago...y leer blogs como este...mando besos!!! y Abrazos!! ya me poingo al corriente!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonio, este es mi año de descubrir a Saramago segun parece, ¡y cuanto lo estoy disfrutando! Gracias por el cariño y las buenas palabras.
      Un abrazo!!!

      Eliminar

Publicar un comentario