De todo como en botica.

Aquí estoy intentando escribir desde hace rato y no me sale nada, porque tengo tantas cosas en la cabeza que no acabo de concretar un tema para hoy. Lo mejor es, pues, hablarles de todo un poco, sin orden ni motivos aparentes y ya lo de leerme hasta el final es un riesgo que corre o no cada cual, a su elección. Así comienza la semana por acá:

-El día comenzó con la Pelusa Cocinera en modo 'on', atareada con uno de mis platos estrellas: Pollo asado estilo Dulce María (esa es mi madre). Es un plato que siempre ha gustado mucho por acá, quizás porque en la primera Nochebuena que pasamos juntos mi G  y yo, fue este el menú elegido para compartir con unos amigos en casa... y gustó muchísimo! Tanto, que hace poco reencontramos a uno de aquellos amigos que cenaron aquella noche con nosotros y me preguntó si aun hacía aquel pollo asado tan sabroso(!!!!!) <--- Aquí no cuentan modestias, jajaja! Ya tengo fotos de todo el proceso y pronto se los compartiré. ¡Prometido!

- Abro Google, y lo primero que me llama la atención es el dibujito que aparece en lugar del logo (doodle??) y que me lleva a conocer a Luis Coloma (san Luis Coloma debía de ser), jesuita, escritor y padre de mi querido Rantoncito Pérez. Siiii! Resulta que hoy se cumple un aniversario de algo relacionado con él (no me pregunten qué aniversario porque no le presté atención), y ahí estaba toda la información sobre el Ratoncito y su historia. Para mí, este personaje viene completamente asociado a la Cucarachita Martina, puesto que era su esposo, y también a la sopa de cebolla, en la que acabó cayendo por puro goloso que era. Pero resulta que no, que este Ratoncito Pérez es ni más ni menos que el ratoncito que se llevaba los dientes de leche y nos dejaba un regalito bajo la almohada (en mi caso, una monedita) cuando eramos niños. Igual, lo amo. Y me tuvo casi toda la mañana dandole vueltas a su historia, viendo la casa en la que vivía y que aun se conserva, y soñando con ir a visitarla una vez. ¡Quién sabe! Si ya he visto la casa de Cervantes y la de Zorrilla en Valladolid, la de Martí en Zaragoza, la de Serrat en Barcelona... ¿por que no habría de ver también la de este otro personaje famoso, el Ratoncito Pérez, en Madrid? ¿Por qué no?

-Y ya en temas tecnológicos, encontré vía twitter un blog donde hay listados de muchos muchos libros electrónicos GRATUITOS adaptados para Kindle, ese tierno aparatito que por primera vez se hizo deseable a mis ojos... Aquí les dejo el link: Libros para Kindle

-Y para terminar, les comparto el haiku maravilloso que me obsequió el maestro y amigo Jorge Braulio, a propósito de mi dragoncito rojo, ese que les presenté en el último post:



_________________________________________________ Licencia de Creative Commons
Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y esta bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
O sea: Pueden copiar de este blog uno o dos articulos (no mas) para usos no comerciales, sin cambiar nada en ellos y cuidando de poner siempre un enlace a este blog como referencia o fuente. Asi quedamos todos en paz. ¡Gracias!

Comentarios

  1. Hola guapa!, pues ese pollo solo así como que se me antojo..te dejo un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Si que se antoja, Toño! Ya pondre la receta por aca. Besos!

    ResponderEliminar
  3. Debe ser la hora o el hambre, pero me pasó lo mismo que a Toño (saludos).

    (San) Luis Coloma hoy cumpliría 161 años, por eso el doodle le está dedicado. Yo lo conocí tarde (a Coloma, no al ratón Pérez), y tampoco sabía toda la historia. He leído varias cosas de él, incluso rescaté de la basura (directamente, y no es metáfora) una primera edición de sus textos sobre la historia de España, y los regalé a alguien que mucho admira a ese autor, aunque nunca supo cómo los obtuve. Obsequio de duende, diría, siguiendo a Nana.

    Uy, comentario largo como post; dejémoslo así. Más, luego. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  4. Ivanius, por eso es que no me acorde del aniversario... 161??? A que viene celebrar un numero tan desigual? Pero bueno, San Luis lo merece, no??
    Esos obsequios de duende son una maravilla... O son los duendes los maravillosos?
    Besos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario