lunes, 2 de mayo de 2011

El mundo se mueve deprisa.

Esa fue la sensacion que tuve hoy al escuchar la noticia de la muerte de Bin Laden, justo una semana despues de que desapareciera tambien mi bien querido Sathya Sai Baba. 
Los que me han leido anteriormente saben que siento cierta inclinacion hacia los temas esotericos, misticos, sin perder -si acaso esto es posible- el punto de vista racional. Dicho esto puedo comentarles que la desaparicion de un centro del mal tan poderoso como Bin Laden, y uno del bien tan igualmente poderoso (o mas) como Sai Baba, supondria una especie de equilibrio de energias a nivel mundial. Pero no lo creo. Lamentablemente, son muchos los 'centros del bien' que han ido desapareciendo (Krishnamurti, Juan Pablo II*...) sin dejar relevo. 

El mundo se mueve deprisa, es cierto. La gran pregunta es si sabe adonde se dirige.

*Hay mil opiniones diversas sobre los tres "centros del bien" que menciono aqui. Para mi siguen siendo "centros del bien", no importa lo que opinen otros.

1 comentario:

  1. Pues si , supondría un equilibrio, pero como dices no todos los centros de bien son sustituidos…

    ResponderEliminar

Dime lo que piensas y te diré quién eres.

Epílogo

“No es bueno de este modo te apoltrones”
dijo el maestro, “que entre seda y pluma
no se va de la fama a las regiones.

Quien entre el ocio su existir consuma,
No dejará mas rastros en la tierra
Que humo en el aire y en el agua espuma.

¡Arriba, sin cansancio, como en guerra
triunfa el alma luchando por la vida,
si vence el flaco cuerpo que la encierra!”

(Infierno, Dante)