Tutorial para gourmets (a deshoras)

El día 31, mientras preparaba la cena de Nochevieja y enviaba mis felicitaciones por Twitter, se me ocurrió hacerles un tutorial diferente. No se asusten, no tiene que ver con las manualidades, al menos como normalmente las conocemos. Tiene que ver con la cocina, con los snacks tradicionales de mi isla, con las nostalgias de fines y principios de años, con las comelonas de estos días...
En fin, que hoy vengo a compartirles la receta de los 'Tostones', también conocidos en la isla como 'Plátanos a puñetazos'. No es una receta nueva. En la isla no hay fiesta sin tostones desde la época de mi abuela o incluso antes, pero durante mi estancia en México descubrí que esta no es una forma usual de cocinar los plátanos en esa tierra (o por lo menos en las casas de mis amigos mexicanos), y tampoco aquí, en España. Recuerdo a un amigo español que afirmaba que iba a montar en el centro de Madrid un chiringuito para hacer y vender nuestros Tostones. "¡Me voy a forrar (de dinero)!"- decía frotándose las manos.
Aquí tienen la receta, con fotos del proceso. Tendrán que disculpar la mala calidad de algunas fotos pero recuerden que era 31, que la cena ya estaba cerquita y había empezado a circular un poco de vermouth como aperitivo. En fin, ahí se las dejo y espero que la disfruten:

Tostones o Plátanos a puñetazos.
(fáciles y rápidos de hacer, al más puro estilo de Nitza Villapol)

Ingredientes:

  • Plátanos machos bien verdes.
  • Sal al gusto.
  • Ajo pelado y machacado (opcional)
  • Aceite abundante para freír.
Preparación:

- Se pelan y se pican los plátanos en trozos de uno o dos dedos de grosor como mucho.
- Se les unta sal al gusto. Hay quien prefiere agregarle la sal en el momento de servirlos, a mí me gusta más ponérsela antes de cocinarlos.
- Si les gusta el ajo, untarles también un poco de ajo machacado. (Este es el ingrediente secreto de mi madre).
- Y ponerlos a freír en abundante aceite previamente calentado.


Cuando estén doraditos por todas partes, se sacan de la sartén 
y se ponen de uno en uno en medio de dos papeles de cocina.


Se les propina un puñetazo, pero no demasiado fuerte o de lo contrario 
no podrán despegarlo del papel sin que se les rompa.


Así es como quedan.


Se vuelven a poner a freír un par de minutitos más por ambos lados hasta que se doren del todo.


Se escurren un poco y...


¡a disfrutar!

Servirlos calientes, acabaditos de sacar de la sartén. Son ideales para acompañar cualquier comida y también como snacks o 'saladitos' -como se les dice en la isla- para acompañar bebidas. Si por milagro queda alguno sin comer, luego se pueden recalentar al horno o agregárselo a alguna sopa o caldo, o incluso a alguna carne con salsa de tomate. ¡Como quiera son deliciosos! 

Nota: El aceite debe estar en todo momento bien caliente, y los plátanos deben ser bien verdes para que queden sabrosos.  

Si los hacen, no se olviden de contarme qué tal les quedaron!



_________________________________________________
Licencia de Creative Commons
Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y esta bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
O sea: Pueden copiar de este blog uno o dos articulos (no mas) para usos no comerciales, sin cambiar nada en ellos y cuidando de poner siempre un enlace a este blog como referencia o fuente. Asi quedamos todos en paz. ¡Gracias!

Comentarios

  1. Se ven buenísimos y sencillos de hacer, ahí lo que cuenta es el sazón (cosa que no es mi fuerte, jajaja). Aquí en México nada más se fríen y se les pone leche condensada, es un rico postre. Gracias por compartir. Espero poder hacerlos pronto, ya te contaré. Un abrazo, Pelusa.

    ResponderEliminar
  2. Hace algunos años, en Bolivia, alcancé celebridad como chef de cocina gracias a esta receta. En Brasil tampoco es muy conocida.
    Saludos desde Río

    ResponderEliminar
  3. Nadia, no hay sazon en este plato. Solo sal... y ajo si te gusta. Pruebalo y cuentame!!

    Jorge Braulio, un amigo cubano que vive en Argentina tambien nos conto algo semejante... Los frijoles alli son 'comida de pobres' pero los tostones triunfaron!!!
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. ni te imaginas lo que me gustan los plátanos asi, en Costa Rica son mi máximo!!! mas con un pico de gallo encima (una mezcla de tomate , cebolla, culantro y aceite de oliva) o con una salsa de moras y chipotle!!!

    ResponderEliminar
  5. La verdad que esos tostones abren el apetito. Aunque esté acabadito de comer :-)

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué rico post, Pelusilla! Se me hace agua la boca nomás de ver las fotos, en cuanto los haga, te aviso. Déjame decirte que en Colombia se acostumbran a hacer así los plátanos, aunque se cortan un poco más delgados y no siguen el proceso de puñetazo y lo que sigue. Los comí por primera vez en casa de una maestra colombiana que tuve y desde entonces, no he podido dejar el vicio, así que con tu receta mejorada ya me imagino *carcajada*

    ResponderEliminar
  7. Bueno, pues, a todos los que se animen a hacerlos... no dejen de compartirlos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario