De retos incumplidos.

Hace ya un par de años, bajo la total influencia de los chanchos pensantes de la pocilga, vengo proponiendome -aunque no muy firmemente, todo hay que decirlo- que asumiria el reto de los 50 libros. "¿Leer 50 libros en 365 dias? ¡Bahh! ¡Eso es pan comido!" -pense. Decidi entonces no forzar nada y sencillamente contabilizar lo que iba leyendo. Porque, a decir verdad,  siendo uno de mis gustos mas afianzados, ni un solo dia pasa sin que yo me detenga a degustar al menos un par de lineas del volumen de turno, "y a ese paso -me regodeaba internamente- no podran ser menos de 50 los libros que lea en este periodo". 
Pero, una vez mas, la vida me ha demostrado que la imagen que tengo de mi misma no se corresponde en absoluto con la realidad. Resulta que ya son dos los ciclos que terminan y yo llego  trabajosamente a treinta libros por año. Es cierto que hay ciertas lecturas que, aunque ocupan buena parte de mi tiempo, no forman parte de mi lista anual porque tienen que ver con estudios diversos y no las considero precisamente literatura, pero aun asi no dejo de sorprenderme. Incluso si las sumara a la lista, yo creo que no alcanzaria a completar el reto.
Anotar mis lecturas en una lista, aunque sean menos de 50, me ha brindado ya abundantes beneficios. El mas evidente es, por supuesto, el no dejar caer en el olvido lo que leo, porque si bien es cierto que hay libros inolvidables, hay otros que no llegan a serlo y terminan condenados, en el mejor de los casos, a una vaga imagen envuelta en la neblina mas espesa de nuestras mentes. Esta lista ha devenido, pues, catalizador de recuerdos. No necesito mas que ver los titulos que ella ostenta, para que (casi) todo el contenido de los libros se movilice en mi memoria y desfile ante mis ojos como una pelicula. Solo por esto garantizo que ya vale la pena.
Este año, nuevamente, intentare el reto. Ahora que ya he tomado conciencia de cual es mi 'medida', solo me queda esforzarme un poco para estirarla... Bien se que puedo, es solo cuestion de empeño.
____________________
Para empezar, les cuento que elegi como lectura de fiestas una joyita que me tiene fascinada:


Disfruto no solo el viaje que me permite conocer el lugar que dos de mis coterraneos favoritos (Silvita y Misuangelo) han escogido como residencia, sino que ademas el hecho de vivir cada pagina entre animales, descubriendo sus costumbres, escuchando sus conversaciones, entendiendo el canto de los pajaros (¡Que hermosa, que hermosa, que hermosa! ¡Ninguna tan hermosa, tan hermosa, tan hermosa! -le canta el mirlo feliz a la mañana) ha conseguido transportarme al paraiso.

_________________________________________________
Licencia de Creative Commons
Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y esta bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
O sea: Pueden copiar de este blog uno o dos articulos (no mas) para usos no comerciales, sin cambiar nada en ellos y cuidando de poner siempre un enlace a este blog como referencia o fuente. Asi quedamos todos en paz. ¡Gracias!

Comentarios

  1. Me encanta este libro más por lo que significa que por el libro en sí. Lo leí hace tanto tiempo que tengo la sensación de haberlo olvidado. En aquel momento ni siquiera sabía dónde estaba Suecia. Me alegra que te guste, tal vez me anime yo también a regresarlo.

    ResponderEliminar
  2. Misu! Estoy segura que ahora que conoces la tierra de Nils, lo apreciaras doblemente!!!

    ResponderEliminar
  3. Queridísima Pelusa: me ha encantado el post, que además de ser un striptease de honestidad (por degracia, no en todos lados se acostumbran), me ha puesto a pensar. Yo hacía también mi lista numerada... llegué a tener hasta 52 libros, que es un muy buen récord. Pero los últimos dos años me he portado mal y he leído muy poco (rondando apenas los 20 por año), así que este año pienso enmendarme y volver a la lista porque tienes razón en lo que dices. Ni hablar, es hora de propósitos, un besote.

    ResponderEliminar
  4. Hola Pelusita!
    Me encanta esta idea de hacer una lista de lo que vamos leyendo, y luego mirar patrás y recordad! Te la puedo copiar? Este año he empezado con Sputnik Älskling, de Haruki Murakami. En sueco, porque en sueco me lo tropecé en casa de un amigo, empecé a leer las primeras páginas y me dijo: te lo presto. Cuando leo ficción prefiero leer en la lengua original, si puedo, si no en español, por supuesto. Pero bueno, aquí vamos.
    El maravilloso viaje de Nils lo tenía yo en peliculita de proyector ruso, te acuerdas? Oh, qué tiempos aquellos! Nunca lo he leído. A ver si me lo leo, ahora que tú nos inspiras.
    Bueno, si me das permiso ;) haré el experimento de la lista en mi blog. Aqui está callendo la tremenda nevada, y yo tejiendo un par de medias de lana, qué entretenido. (Estoy de vacaciones.)

    ResponderEliminar
  5. Palomita: De hacer propositos, y sobre todo de proponernos cumplirlos! A ver a cuanto ascendemos este año!

    Silvita: Claro que la puedes copiar. De hecho, yo se la copie a los Chanchos de la pocilga y ellos... pues no se a quien. Tu copiala, que las buenas ideas son para eso!
    Medias de lana!!! Tejidas!!! Me provocas mucha pero mucha envidia!

    Besotes a las dos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario