viernes, 10 de diciembre de 2010

Copos de nieve (de papel)


Para hacer unos copos de nieve...


Comenzamos con un cuadrado de papel:


Lo doblamos a la mitad para formar un triangulo: 


Buscamos la mitad del lado mas largo del triangulo:


A partir de ese punto, doblamos un extremo 
como aparece en la imagen a continuacion:


y doblamos tambien el otro de la misma manera:


Dibujamos una linea o semicirculo


Recortamos por la linea que hemos trazado:


Dibujamos nuestro diseño:


Lo recortamos:


Lo abrimos con mucho cuidado para no romperlo y... 
voila!


Ya tenemos un hermoso copito de nieve!!
A continuacion les muestro no una ni dos, sino VEINTE ideas diferentes para hacer copitos de nieve. Si se cansan de las mias, siempre pueden dejar volar su imaginacion.
(y no dejen de mostrarme sus copitos!)

-click en las fotos para ampliarlas-





















_________________________________________________
Licencia de Creative Commons
Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y esta bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
O sea: Pueden copiar de este blog uno o dos articulos (no mas) para usos no comerciales, sin cambiar nada en ellos y cuidando de poner siempre un enlace a este blog como referencia o fuente. Asi quedamos todos en paz. ¡Gracias!

2 comentarios:

  1. Superlindos! Además, se pueden usar para otras cosas, como postales de Navidad, t. ex... como dice miguelito: la Navidad ES cursi, jiji!

    ResponderEliminar
  2. sabes que habia visto esta especie de cosas en otra página?... pero tu lo haz explicado mucho mas sencillo y tienes tanta versatilidad que uno puede llenarse de copos de nieve en un pis pas...

    ... gracias pelusa.


    me voy a disfrutar mi sabado
    pensando en lo simple que pueden ser las cosas y llenarte de un instante feliz.


    abrazo

    ResponderEliminar

Dime lo que piensas y te diré quién eres.

Epílogo

“No es bueno de este modo te apoltrones”
dijo el maestro, “que entre seda y pluma
no se va de la fama a las regiones.

Quien entre el ocio su existir consuma,
No dejará mas rastros en la tierra
Que humo en el aire y en el agua espuma.

¡Arriba, sin cansancio, como en guerra
triunfa el alma luchando por la vida,
si vence el flaco cuerpo que la encierra!”

(Infierno, Dante)