viernes, 19 de noviembre de 2010

'¿Deprimida yo?' o 'Como seguir hurgando en el cerebro'

Me encanto todo el cariño que encontre en sus comentarios de ayer, pero tengo que confesarles algo para su alivio: no estoy deprimida ni nada similar. Me 'dio cosita' que el post anterior les haya dado esa impresion. Sucede que estoy tratando de conocerme a mi misma, y por lo general cuando digo 'a mi misma', cuando digo 'yo', cuando me refiero a 'mi persona', la parte que se siente aludida por encima de todas las demas es mi cerebro. Por eso he decidido comenzar por entender como funciona esta parte de mi, y como ha llegado a creer que es la mas importante. De eso se trata. Y como me parecio interesante, pues decidi compartirselos.

Ayer les comentaba una de las formas raras de funcionamiento de mi mente que he podido observar, pero no porque este deprimida. En realidad hace mucho tiempo que no encuentro razones para deprimirme porque, como bien recomienda Mau en su comentario, cuando comienza la sucesion de recuerdos desagradables he aprendido a contrarestarla mirando por la ventana. ¡Hay un mundo tan lindo alli afuera! ¿De que sirve deprimirse, undirme en un asiento y limitarme a verlo todo gris mientras el tiempo pasa sin esperar por mi, cuando puedo dejarme inundar por el azul del cielo o el verde de los arboles, o incluso sacar la cabeza y dejar que el aire frio se lleve todas esas asociaciones negativas? 

Es un metodo muy bueno, pero no siempre funciona. A veces no encontramos la energia necesaria para levantar la vista y mirar afuera. Es mas facil dejarse llevar por esas asociaciones (porque es lo que al cerebro le gusta hacer cuando no le damos nada productivo en lo que entretenerse), que hacer el mas minimo esfuerzo por cambiar esa situacion. A veces simplemente basta con enderezarse y hacer una respiracion profunda para despejarse, quizas tomarse un vaso de agua fria, pero eso necesita un poco de esfuerzo... Y al hombre no le gusta mucho moverse, creanme. ¿O es que nunca han oido hablar de la ley del menor esfuerzo o de los diez mandamientos del vago?  


Es muy simpatico, pero sumamente inteligente este texto de los diez mandamientos. Considerandolo asi por arribita, yo al menos tengo el numero 6 penosamente arraigado, el numero 2 no deja de tentarme a veces, y en mas de una ocasion me he visto aplicando el numero 7. La cuestion es: ¿Por que? Y esto merece un analisis mas detallado que puede que lo traiga para la 'reflexion juevosa' de la semana proxima, o aun antes si no puedo aguantarme hasta entonces. 

¡Buen fin de semana!
(mañana respondere sus comentarios... hoy ya no me dio tiempo!)

_________________________________________________ Licencia de Creative Commons
Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y esta bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
O sea: Pueden copiar de este blog uno o dos articulos (no mas) para usos no comerciales, sin cambiar nada en ellos y cuidando de poner siempre un enlace a este blog como referencia o fuente. Asi quedamos todos en paz. ¡Gracias!

5 comentarios:

  1. Iba a comentar el post anterior, pero quedé tan impresionado que sólo me dediqué a pensar. Lo comenté con Silvita, lo discutimos y... sigo pensando.
    Es muy buen ejercicio eso que haces, estudiarse a sí mismo es una manera de conocerse mejor, sin ayuda de sicólogos ni píldoras. Yo también lo hago a menudo. Me pregunto por qué actúo de esta u otra forma, por qué, de repente, estoy de mal humor, cuál es el elemento que me ha desestabilizado, por qué y por qué.
    Hay cientos de métodos y modos de salir a flote o evitar depresiones, estrés, etc. Los libros de autoayuda se venden como bollitos calientes, pero el cerebro, quien permite la capacidad del conocimiento humano, está prácticamente inexplorado. Hasta ahora no hay respuesta contundente a la mayoría de las interrogantes. Por eso lo que mejor me va es una sonrisa matutina, al despertar, si no tengo ganas de reír, pues hago una mueca, y comienzo el día.

    ResponderEliminar
  2. Yo aplico el mandamiento no. 5 y me resulta muy bien mi día jeje.



    Saludos Pelusa.

    ResponderEliminar
  3. ok , me desconecto unos días y ya no agarro pista, me pongo a leerte para poder comentarte, un abrazo…enorme!

    ResponderEliminar
  4. a mi me late el mandamiento 2 en especial los domingos en la mañana!!!jejejee muy buen post. pelusa, extraño tus comentarios en el blog

    ResponderEliminar
  5. Misu: Como ejercicio es muy bueno, pero como practica de vida es aun mejor. Te lo recomiendo!
    Me he sentido superhalagada con tu comentario (que merece una mejor contestacion). El simple hecho de saber que dos personas tan especiales como ustedes han tomado uno de los temas propuestos aqui como base para una conversacion me ha hecho muy feliz. Esa es la intencion final de este espacio. Besos!

    Malque, si yo lo aplicara, me comeria la mugre! Un besote!

    tnf25, La verdad es que los ultimos tres posts han sido mas densos de lo acostumbrado en este blog. Te diria que no pierdas tu tiempo leyendolos, pero como se que te interesa tanto como a mi la superacion, me encantaria saber tus opiniones.

    Raptor, El numero 2 es uno de los mas extendidos. Diriase que los domingos es como una epidemia mundial... jajaja!
    Disculpa la falta de comentarios. Estoy tratando de organizarme mejor para poder llegar a todos. Besitos!

    ResponderEliminar

Dime lo que piensas y te diré quién eres.

Epílogo

“No es bueno de este modo te apoltrones”
dijo el maestro, “que entre seda y pluma
no se va de la fama a las regiones.

Quien entre el ocio su existir consuma,
No dejará mas rastros en la tierra
Que humo en el aire y en el agua espuma.

¡Arriba, sin cansancio, como en guerra
triunfa el alma luchando por la vida,
si vence el flaco cuerpo que la encierra!”

(Infierno, Dante)