De una frase bien escrita.

Cada vez llovia con mayor intensidad, y los guardas que vigilaban el pabellon intercambiaban las consignas con un fuerte acento del este.
Murasaki Shikibu, La novela de Genji

Con su delicadeza propia y esta simple frase, la autora nos abre las puertas a un nuevo fragmento de su obra. El sonido de la lluvia y las voces de los guardas nos dan el fondo perfecto para la escena nocturna que esta a punto de comenzar, y tambien nos dan un par de datos mas...
Cuando llueve, nadie entra ni sale de las casas, ni siquiera aquellos que estan de visita. Eso augura una noche larga e impredecible en el pabellon (de la dama), aunque este vigilado. Y ademas, nos recuerda que los guardas -y sus amos- son del este, o sea, que no estan muy familiarizados con las costumbres de la capital por lo que no se consideran en condiciones de juzgar correctamente lo que alli suceda... Una noche asi puede cambiar el curso de esta, y de cualquier historia.

¿Donde se puede aprender ese poder de sintesis? No creo que la practica de los 140 caracteres me ayude en esto...

Dejenme añadir que poco mas se dijo abiertamente de esta noche en la obra, pero cambio la historia.

Comentarios