viernes, 20 de agosto de 2010

De como los objetivos primeros no llegan a ser los propositos ultimos.

"Las cosas tienen su energia propia y uno puede pensar muchas posibilidades pero, al final, la realidad siempre sera mas rica y sorprendente que lo imaginado, para bien o para mal."
Sabe mal esto de citarse a uno mismo (la frase anterior es parte de un correo que envie hace unas horas a un amigo) pero me sirve de base para reconocer que cuando, leyendo las maravillosas listas de Sei Shonagon, se me ocurrio hacer este concurso no concebi otro objetivo que el placer de leer listados escritos por ustedes, los que me visitan, los que no puedo dejar de visitar con frecuencia.
La posibilidad de dar una motivacion a aquellos que admiro, de verlos crear a todos a partir de un solo formato no muy comun y dejarme deslumbrar por sus letras: ese solo ya era un premio mas que suficiente para mi. Una segunda vision de la naciente idea me dejo ver que, para gozar de todo el entusiasmo propio de un concurso, se hacia necesario algo rutilante al final del camino, y asi  fue que se incorporaron las votaciones y los premios a la intencion original.
Sin embargo, a medida que iban apareciendo listados de autores desconocidos para mi, iluminandome el rastro hacia nuevos mundos de tantas y  tan buenas letras, se me fue develando el verdadero objetivo de este concurso: hacernos llegar hasta rincones inexplorados y valiosos de esta blogosfera que de otra forma, quizas, nunca hubiesemos descubierto. Ese ponernos en contacto; ese avistarnos en la distancia y acercarnos a tientas no mas para chocar con la sorpresa de reconocernos en otras letras, en otros listados; ese aunar espiritus en medio del ciberespacio infinito, en fin, se revelo como un proposito mucho mayor que lo que mi simple cabeza pudo haber elucubrado alguna vez, y fue tan fuerte que termino por eclipsar, incluso, el brillo del premio final.
Ahora que ya casi estamos terminando esta primera experiencia, puedo contarles que han aparecido tambien baches en el recorrido. Algunos los he sorteado como mejor he podido, otros quedaran como enseñanza para ocasiones venideras. Mi conciencia esta tranquila: he tratado de encontrar a cada momento el punto medio que satisficiera a la mayoria de los participantes, y lamento profundamente si al final alguien se lleva un desencanto. A pesar de los errores que pudo cometer esta principiante -que espero sepan perdonar-, confio en que no habran dejado de disfrutar de los beneficios de esta iniciativa.
Este concurso, que se sustenta en la calidad y originalidad de todos y cada uno de los textos presentados, ha devenido a mi juicio un hecho cultural mas alla de toda prevision posible donde todos hemos salido ganando. A ustedes se los debo.
¡Gracias!

5 comentarios:

  1. hace tiempo (el año pasado) publiqué una lista de las cosas que pedimos para el año nuevo y como se va corrigiendo y simplñoficando ya que mucho de esos "propositos" de año nuevo no siempre.. bueno en lo demás finalmente pasa eso es la vida para seguir intentando si las cosas no salen.. aun asi te enviare mi lista de cumpleaños jejeje

    ResponderEliminar
  2. ya te mande un mail pelusa.. pero aun así por si no te llega mi correo es raptorplateado@gmail.com y el de mi trabajo es diseno_sense@hotmail.com ambos los tengo abierto por la mañana!!! saludos!!

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que ha sido un placer :)

    ResponderEliminar
  4. Fijate, que curioso pelusa, asi fue como inicie este anio de Blogger con una list asi y lentamente empece a crecer, tener fans y mas gusto por leer, comentasr y publicar, quien diria no?

    ResponderEliminar
  5. Mi profesor de cine decía que en todo concurso había dos personas completamente de acuerdo con el resultado de la premiación: el ganador y la madre del ganador. El resto estaba en contra o tenía sus dudas.
    En Cuba decían que en el deporte lo importante era participar.
    Lo cierto es que la competividad tiene un saldo positivo y es que nos motiva a superarnos. Por eso:

    Gracias, Pelusa, por tu iniciativa.
    Gracias, Pelusa, por estimular mi creatividad.
    Gracias, Pelusa, por motivarme a entrar en blogs desconocidos para mí.
    Gracias, Pelusa, por permitir que otros blogueros visiten mi página.
    Gracias, Pelusa, por colaborar por una blogosfera interactiva.
    Gracias, Pelusa, por tu tiempo.
    Gracias, Pelusa.

    ResponderEliminar

Dime lo que piensas y te diré quién eres.

Epílogo

“No es bueno de este modo te apoltrones”
dijo el maestro, “que entre seda y pluma
no se va de la fama a las regiones.

Quien entre el ocio su existir consuma,
No dejará mas rastros en la tierra
Que humo en el aire y en el agua espuma.

¡Arriba, sin cansancio, como en guerra
triunfa el alma luchando por la vida,
si vence el flaco cuerpo que la encierra!”

(Infierno, Dante)