De las flores y las Geishas...

Gracias al uso y abuso de la efedrina para descongestionar mi nariz cuando era niña, el mundo de los olores ha quedado practicamente vedado para mi. Y es una pena, porque se me escapan todas las sutilezas de los perfumes y -aunque a veces esto puede ser una bendicion- tambien me pierdo casi todos los matices de los olores humanos. Por eso, cuando llego a sentir un olor natural en todo su esplendor, me regodeo enormemente en el y termino guardandolo muy bien en mi memoria de modo que pueda recordarlo en cualquier otro momento de 'mutismo odorifero'.

A fines de la semana pasada la naturaleza me ofrecio uno de estos regalos. Dando un paseo cerca de casa, pasamos por un sitio donde olia como supongo debe oler mas o menos el paraiso. A un lado de un parque, habia una armazon metalica a modo de 'tunel' abierto cubierta con unas plantas trepadoras en plena floracion. Eran estas flores, que crecian en frondosos racimos de color lila, las responsables del olor que me cautivo.

Este es el sitio del que les hablo.


Asi lucen los ramos (lamentablemente no puedo hacerles llegar el olor)

Y asi lucia yo feliz entre tanto olor!

En cuanto regrese a casa me sumergi en internet -maravillosa creacion- buscando el nombre de estas flores hasta que lo encontre... era la flor de la Glicina (Wisteria sinensis). ¡Cual no fue mi sorpresa al descubrir que este tipo de Glicina era originaria de China, pero que hay otra, un tanto diferente, que proviene de Japon!

Ahi fue cuando mi cabecita empezo a trabajar a mil por hora: "Japon... el fascinante mundo de los olores japoneses... la belleza de estas flores y su delicado color... ¡Un momento! Yo he visto estas flores en alguna parte... ¡Claro!" Y fue entonces cuando recorde una postal en 3D que me regalo una amiga japonesa por mi cumpleaños durante nuestra estancia alla. Corri a buscarla y, efectivamente, ahi estaba la imagen de una geisha en medio de un baile cargando un ramo de... Glicinas!


¿O acaso no parece la copia de esta otra imagen real?
Esta es Hisano, una de las geishas de Kyoto, 
en una representacion de los famosos bailes de Kamogawa. 

Como pueden ver en la postal, la imagen de las flores de la Glicina se usa no solo como implemento para los bailes, sino que tambien puede encontrarse en curiosos bordados embelleciendo las telas de los kimonos, o como accesorios para el cabello, de nombre kanzashi como este que les muestro a continuacion:


Aqui vemos a una maiko (aprendiz de geisha
llevando uno de estos kanzashi en su tocado.



Y como internet es una fuente al parecer inagotable de informacion, aqui les comparto un par de videos que he encontrado de bailes tradicionales con flores de Glicina que espero disfruten mucho:

El primero es muy cortito, pero lo pongo para que puedan ver a las geishas de Kyoto (tambien llamadas Geiko) en un baile de Kamogawa, lanzando sus pañuelos como regalo al publico,mientras cargan ramos de Glicinas (que, al florecer de mediados-finales de primavera, se usa para representar esa epoca del año en la escena).



Este segundo video pertenece a una representacion de teatro Kabuki, y aunque aparece una geisha en el escenario en realidad es el actor Tamasaburo quien interpreta este personaje, puesto que en el teatro Kabuki  no hay actrices, solo actores y son ellos los que interpretan tambien los personajes femeninos (llamados onnagata). Aunque es un poco largo este video, les recomiendo que aunque no lo vean completo, se detengan a contemplar la delicadeza de todos los detalles en escena: los movimientos, la musica, el kimono y los accesorios, la escenografia... ¡Vale la pena!

Comentarios

  1. Gracias por esta belleza! El mundo tiene mucha, para quien se detiene a mirarla, y los sentidos serenos no dejan que pase desapercibida.
    Saludos desde la islita!

    ResponderEliminar
  2. Preciosas fotos. Muchas gracias por pasarte por mi blog y hacerte seguidora. Un beso

    ResponderEliminar
  3. Si, si!! son preciosas!! en casa de mis padres siempre había, nosotros toda la vida las hemos llamado "lilas". Hace unos tres años planté unas en mi casa y florecen cada primavera, y huelen fenomenal!!
    Preciosas imágenes. BESOS

    ResponderEliminar
  4. Silvita, gracias a ti por dejarme compartirla contigo!
    Besos!

    Stella, me alegra que te gustaran!
    Saludos

    Sonia, Verdad que no exagero cuando digo que asi debe oler el paraiso??? Son maravillosas! Un gran descubrimiento, sin dudas. Ya han pasado a cubrir la pared de una terrasa en la casa de mis sueños!
    Besos!!!

    Alex: Quizas para ser cubana he viajado mas que la media de mis coterraneos, pero en comparacion con los españoles o incluso con muchos mexicanos que conozco, no he viajado nada!!! Y en realidad, solo he visitado Mex, Japon y ahora España, y solo pequeñas zonas dentro de cada pais. Pero cada una la he disfrutado al maximo!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Te confieso que no recuerdo las glicinas

    soy en cambio un fan obsesivo de los cerezos que me recuerdan mi infancia en un lugar donde abundan y muchos años después un par de viajes a Asia en época de floración

    creo que no he visto las glicinas pues yo no olvidaría algo así

    te envidio un poco por esto. Quizá un día te pueda contar que ya las conocí.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Confieso que este post me ha impactado. He visto y leído cosas muy buenas, pero algo oculto hay en estas palabras que que sedujeron, en esas flores, en ese aroma que me llega reinnventado a través de la net. Hasta la propia autora que mostrarse en el jardín, es algo que atrae con independencia de quien escriba o quien lea el texto. La belleza obliga a integrarte a ella. No soy orientalista, pero hasta el vídeo del teatro Kabuki lo vi enterito. Mmmm. Qué cosa tan rara, tan espectacular, tan deseada.

    ResponderEliminar
  7. no conocia estas flores, pero te aseguro que las buscaré para olerlas antes de que se vaya la primavera, saludos.

    ResponderEliminar
  8. Bonita entrada. Lo hallé buscando fotos para mi blog de jardinería. Me alegro de que haya descubierto el mundo de las fragancias. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario