jueves, 5 de noviembre de 2009

Sabor Oriental

Proyecto 365, dia 265


Longevidad efimera,
la infancia se eterniza,
y las manos, cargadas de esperanza,
ungen con su resplandor a lo divino.

Es mi turno en:









Proyecto 365, dia 264

4 comentarios:

  1. me fasino, si puedo preguntar, lo realisaste TU o lo descargaste de alguna pagina de internet¿¿¿???

    sea como sea me gusto!!!

    bueno, como ya no tengo nada mas qe poner, ya me voy

    bye!!!


    pd. noolvides pasar a mi blog =)

    ResponderEliminar
  2. Por Mas Que Caiga>

    No entiendo a que te refieres.
    Las letras son mias y la imagen de abajo (escritas con luz y hechas por un amigo) son un link al blog "Escribidores y Literaturos" donde hoy publico una foto.
    Ahora, a que te referias?
    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Por supuesto que siempre tendremos mucho de infante en nuestro andar, y cuando no sea asi, entonces solo sera una gran juventud acumulada.

    gracias por mostrar siempre alguna ensenanza en tus palabras.

    te quiero mucho, Dany.

    ResponderEliminar
  4. Genial, Pelusilla... ya fui ayer por allí y dejé mi comentario, besitos.

    ResponderEliminar

Epílogo

“No es bueno de este modo te apoltrones”
dijo el maestro, “que entre seda y pluma
no se va de la fama a las regiones.

Quien entre el ocio su existir consuma,
No dejará mas rastros en la tierra
Que humo en el aire y en el agua espuma.

¡Arriba, sin cansancio, como en guerra
triunfa el alma luchando por la vida,
si vence el flaco cuerpo que la encierra!”

(Infierno, Dante)