lunes, 19 de octubre de 2009

Sobre la Religión.

Proyecto 365, dia 250

La religión, cualquiera que esta sea, siempre ha sido un motivo misterioso para mi imaginación. Habiendo nacido y crecido en una ausencia casi total de ellas, cada ocasión en que vislumbraba la más mínima referencia a lo sobrenatural –nunca más allá de los susurros- se convertía en pretexto para el asombro y la reflexión. Así fue como la religión terminó cayendo dentro de los amplísimos límites de mi concepción muy personal de lo real-maravilloso, donde no todo es real pero podría serlo, donde cabe todo lo que aun no he podido explicarme y aquello que intuyo no tiene explicación.

Hoy, en poquísimas palabras si consideramos lo vasto que podría ser el tema, Martí nos cuenta sus impresiones del cristianismo y de las religiones en general, y su relación necesaria con el hombre. Interesante, sin dudas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Epílogo

“No es bueno de este modo te apoltrones”
dijo el maestro, “que entre seda y pluma
no se va de la fama a las regiones.

Quien entre el ocio su existir consuma,
No dejará mas rastros en la tierra
Que humo en el aire y en el agua espuma.

¡Arriba, sin cansancio, como en guerra
triunfa el alma luchando por la vida,
si vence el flaco cuerpo que la encierra!”

(Infierno, Dante)