jueves, 1 de octubre de 2009

Revelaciones.

Proyecto 365, dia 232

A veces las musas nos sorprenden cuando menos lo esperamos, y es mayor la sorpresa cuando la musa aparecida no es propia sino ajena y nos llega a traves de los años.

Es mi turno en:

6 comentarios:

  1. las musas están buenas para las ideas pero luego se desafanan como complices traicioneras

    pero ahi está justo cuando estamos desolados... llega un árbol

    o-O
    erhm
    o una nube

    o un haz de luz

    o...

    je

    tu ya me entiendes :P

    ResponderEliminar
  2. Pelusita

    Y entonces no sólo es sorprendente, es un regalo de la vida.

    Besos

    ResponderEliminar

Epílogo

“No es bueno de este modo te apoltrones”
dijo el maestro, “que entre seda y pluma
no se va de la fama a las regiones.

Quien entre el ocio su existir consuma,
No dejará mas rastros en la tierra
Que humo en el aire y en el agua espuma.

¡Arriba, sin cansancio, como en guerra
triunfa el alma luchando por la vida,
si vence el flaco cuerpo que la encierra!”

(Infierno, Dante)