De Martí a mi madre.

Proyecto 365, día 243.


Hoy es lunes, día de publicación en el blog de José Martí, pero estuve yo dudando hasta el último momento qué publicar.
Resulta que hoy es 12 de Octubre, el día de la raza, el día en que América se encontró con su destino, y estoy segura de que Martí debió escribir mucho y muy bueno sobre este tema.
Pero hoy, 12 de Octubre, es además el día del cumpleaños de mi madre a la que no veo hace ya cinco largos años. Martí también vivió separado de su madre mucho tiempo y le escribió muchas cartas especialmente hermosas y expresivas, algunas de ellas consideradas ejemplo del buen uso del idioma.
Después de mucho vacilar, fueron mas fuertes mis sentimientos filiales y me decidí por publicar una recopilación de cuatro de esas memorables cartas a su madre, incluyendo la primera que se conserva, escrita cuando Martí no llegaba aun a los 10 años, y la última que le dedica un par de meses antes de su muerte.
Espero que las disfruten tanto como lo he hecho yo.


Comentarios

  1. Pelusita

    Sobre "El día de La raza", será que en Mexiquito traemos varias tragedias a cuestas, pero creo que nadie (salvo en las escuelitas), se acordó que ayer fue 12 de octubre.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Entre una conmemoración difusa y una conversación (o un recuerdo) presente, no hay dilema alguno. El afecto directo vence a la "memoria de estampita". Con el perdón de Moctezuma y Colón.

    ResponderEliminar
  3. Marichuy:

    Todos tenemos nuestras tragedias. Unos propias y otros importadas. En mi pais tampoco se celebra, aunque octubre alli no deja de ser un mes de celebraciones: el dia 10 liberaron por primera vez a los esclavos hace mucho mucho tiempo.

    Aqui si que lo celebran, el 12, con desfile militar y festivo incluido.

    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Ivanius:

    Era el conflicto del amor y el deber... Vencio el amor.

    Y que me perdonen los muertos de mi felicidad!

    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Pelusilla: creo que muchas veces debe vencer el ser al deber ser, como en este caso. Y los muertos de tu felicidad no te perdonarán, sino que se pondrán de nuevo felices de saber que ganó el amor... besitos.

    ResponderEliminar
  6. Palomita:

    Me reconforta tu comentario. (El de Ivanius en el blog de Marti me quito un poco el aliento)
    Gracias!
    Besos agradecidos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario