martes, 22 de septiembre de 2009

Este les va a encantar...

Espero!

10 comentarios:

  1. Hermosa!!!!....simplemente me encanto =)

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Wow. La dulzaina. Desde que leí el nombre de ese instrumento (en el Quijote, creo) nunca pensé que fuera así; imaginaba más bien algo parecido a la cítara o el clavicordio.... Gracias, siempre se aprende algo por aquí.

    ResponderEliminar
  3. Impresionante, Pelusita! Yo tampoco conocía el instrumento. Gracias.

    ResponderEliminar
  4. Hermosa música para cerrar halagar el oído. Cierro los ojos y levito.

    ResponderEliminar
  5. Gracias!! Un regalo para nuestros oidos!.
    A mi hija le encantó el instrumento, le dirá a su profesor de guitarra que también quiere aprender a tocar la dulzaina.
    Besos DULCES!

    ResponderEliminar
  6. ¡Bellísimo! ¡Qué buen gusto, Pelusilla! Es mágico mirar y mirar las cuerdas de la dulzaina y perderse en sus sonidos, gracias y besos.

    ResponderEliminar

Epílogo

“No es bueno de este modo te apoltrones”
dijo el maestro, “que entre seda y pluma
no se va de la fama a las regiones.

Quien entre el ocio su existir consuma,
No dejará mas rastros en la tierra
Que humo en el aire y en el agua espuma.

¡Arriba, sin cansancio, como en guerra
triunfa el alma luchando por la vida,
si vence el flaco cuerpo que la encierra!”

(Infierno, Dante)