¿Blogger comprometida?

Proyecto 365, dia 190.
Por la pocilga están celebrando sus 200 posts. Yo pasé y felicité –menos no podía hacer después de tantos buenos ratos por allá- y Alberto (Ivanius, te exonero) termina “tildándome” de blogger comprometida…
Esto merece una respuesta en forma… allá va!

Este blog tiene ya una larga historia de la que nunca he hablado: son más de tres años de publicaciones y 354 posts (este incluido). Todo comenzó en México un día de abril, cuando iba camino a mi trabajo y alguien me dio un ejemplar del diario “Metro”. En la página dedicada a las noticias culturales contaban la triste suerte de un muchacho que había sido asesinado por el novio de su hermana y se había descubierto el asesino porque el muchacho había escrito en su blog toda la historia de amor y desamor de la pareja y sobre las amenazas recibidas e, incluso, minutos antes de morir escribió: “ya llegó, viene a matarnos…” Fueron los lectores del blog quienes avisaron a la policía.
En cuanto tuve un huequito libre en la clínica me metí a averiguar en Internet qué era eso de los blogs. Así llegué a Blogger y la idea me encantó, la sentí como una forma sencilla de abrir un ágora para cada quien, un espacio en el que cada persona con acceso a la web y deseos, pudiera pensar “en voz alta” sin censuras. Claro que poco después me di cuenta que no todos lo usan de esa forma, pero ya eso es otra historia.
Eso del ágora, de “pensar en voz alta” es de por sí un compromiso. Mientras el pensamiento quede dentro de tu propia cabeza puede fluir por los temas que quiera, puedes arremeter a favor o en contra de lo que te apetezca, puedes imaginarte toda sarta de cosas –política y moralmente correctas o no-, puedes usar el idioma como te plazca… y no pasa nada. Pero en el momento en que el pensamiento se vuelve palabra –sea escrita o hablada- ya hay suscrito un compromiso con él, ya no te puedes echar atrás como si no hubieras dicho nada y adoptar la posición contraria. (Bueno, siempre lo puedes hacer, pero entonces no eres precisamente consecuente, no?)
Durante mucho tiempo, este blog no tuvo lectores… al menos no tuvo comentaristas, y los temas variaron con cada influencia externa que recibía aunque la idea de mostrar (sobre todo a mis amigos cubanos que nunca han conocido otra cosa que la isla) lo que encontraba en mis viajes se mantuvo mal que bien como eje central. A veces me desanimaba porque no recibía retroalimentación de ningún tipo, pero mi G. se encargaba entonces de recordarme que un hecho cultural, para serlo, no necesita ser masivo sino intenso. “Si solo hay una persona que se beneficie de tu blog –aunque solo seas tú misma- ya es suficiente para que sea un hecho cultural en toda regla.”
Un buen día me tropecé navegando por ahí con la idea del proyecto 365. Como estaba en un periodo sin mayores complicaciones y mucho tiempo libre, sin detenerme a pensar mucho en el esfuerzo que llevaría, lo adopté enseguida. Inicialmente pensé que solo pondría una foto diaria con algún pequeño comentario -¡Ah! ¡Qué tiempos aquellos!-, pero un día me decidí a escribir largamente mis ideas sobre un tema y… ¡apareció un comentario interesante! Fue como una bocanada de oxígeno en el momento adecuado. Eso me dio ánimos y seguí publicando todo tipo de opiniones… y siguieron apareciendo lectores y comentarios interesantes...
No es fácil escribir a diario, pero tampoco difícil. Es un buen ejercicio tanto de pensamiento como de escritura. A veces me siento con una idea preconcebida y otras sencillamente me siento, respiro, y comienzo a escribir. “Si no es interesante para mi, no lo será para ustedes”- es mi único criterio al publicar. Y, aunque a veces la pereza me amarre un poco, creo que abandonar el proyecto a medias sería una forma de serme infiel a mi misma…Si eso me hace una blogger comprometida, Alberto, pues lo soy... ¡qué le voy a hacer! Lo mejor de todo, sin dudas, es que el compromiso conmigo misma me ha llevado a encontrarlos a ustedes.
Eso es todo. Mañana volvemos al redil.

Comentarios

  1. Y aunque mi mente no se esté quieta y muchas veces tus escritos me parecen un poco largos y difíciles de comprender- para mi- creo que el conocerte me ha traído una grata experiencia, porque me ha ayudado a conocerte y entender como es que puedes ser tan feliz leyendo, cosa que a mi no se me da.
    Pero esa idea que tengo de que si me ¨junto¨con los inteligentes algo se me pegará, entonces mi querida Pelusa, aquí seguiré... aunque muchas veces no sepa que comentar y pase de largo, sin hacer un ruido.

    Que buena que sigas aquí, para mi es de gran ayuda.

    Un abrazo blogger.

    ResponderEliminar
  2. Uy, Malque!
    Disculpa! A mi tambien me parecen laaargos, pero a veces no se como recortarlos y decir lo mismo con pocas palabras. Aun tengo mucho que aprender en esto de escribir...
    Me encanta que pases por aca... y con un "Hola" bastaria para sentirte cerca siempre...
    Un beso!!!

    ResponderEliminar
  3. Malque, se me olvidaba...
    No mas cuentame como se hace pa' escribir tan lindo como tu...

    ResponderEliminar
  4. Pelusita, de acuerdo con Alberto por completo. cada día publicas y no siempre vengo a leerte es cierto, pero me gusta y atrapa lo que escribes. Tu post de hoy se me hizo como para conversar frente a un cafesito.
    Que terrible historia la que cuentas del muchacho asesinado, y por más interesante que nos hagas saber como fue que comenzaste.
    Me declaro incompetente ya que a veces con tantas cosas no termino de leer tus post, de ahí que no te comente siempre. Pero lo que mencionas acerca de estar comprometida contigo misma lo entiendo perfecto porque ayer pensaba en eso. Escribir para mí a sido un desahogo, de historias inventadas salpimentadas con realidad, pero lo hago por necesidad propia.
    Gracias por tu proyecto y te felicito.

    ResponderEliminar
  5. que buen motivo para dar inicio a tu blog, gracias pro contar la historia, me encanto leerte.
    no sabia que habias vivio en mexico tambien... que bien!

    un abrazo nena!

    ResponderEliminar
  6. ¿¿¿ESO ES TODO??? Así terminas está confesión y declaración de compromiso??? caray, Pelusita, no hay quien pase por aquí sin admirar tu tesón y tu talento. A mi entonces me compromete que tu seas un ablogger comprometida, porque muchas veces me retroalimento de tí para generar alguna que otra locurilla por allá. Gracias por la lección y por tu presencia.
    Otra vez me deja G pensando... como desde hace 17 años...
    Un beso a los dos.

    ResponderEliminar
  7. Pelusita

    Mis respetos, yo no podría escribir a diario. Me da gusto -y admiro- tu perseverancia.

    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Gracias Pelusa.
    Tal y como lo dices, todo mundo abre un blog por diversas razones; pero lo maravilloso se da cuando encuentras gente que, aunque no se podría decir que piensan igual, por alguna u otra razón comparten ángulos o puntos de vista en ciertos temas.
    O solamente te gusta cómo escriben, o el debate se pone bueno, o nomás porque "te cae bien", y vuelves y vuelves.
    Y se forma la comunidad.

    Vualá.
    Magia.

    Nuevamente te felicito por el comprmiso, y la inspiración. La inspiración que causa ver un caso como el tuyo, y qué bueno poder seguirlo paso a paso. Así, en vivo y a todo color.

    Me quedo corto en todas las ideas que me revolotean la cabeza; así que creo que te escribiré luego, o simplemente seguiré dándome mis vueltas por acá... ya sé, mejor después te entrevisto de a deveras.
    Un abrazo, Pelusa.

    ResponderEliminar
  9. Oh! Pelusa

    No hace mucho tiempo que comencé a leerte, y me identifico muchísimo con lo que dices sobre esto de bloggear y que es un buen ejercicio de expresión. Además, siempre da emoción tener un nuevo comentario y mucho más un nuevo seguidor... Por lo menos para saber que alguien más en el mundo me escucha...

    Admiro tu proyecto, y siempre me alegro de leer tus nuevas entradas.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  10. Yo, no se, creo q el escribir a diario es una gran tarea q te has propuesto... creo q por eso me tomo el tiempo de leer la mayoría de tus entradas... si, hay algunas q de plano las descarto, pero no por alguna temática en particular, sino q por q aveces me veo incapacitado para asimilar información seria jajaj...
    yo creo q es un trabajo q te das para con nosotros tus lectores y si bien no siempre comento leo la mayoría, por q vamos, s escribes es directa o indirectamente para quienes te leemos... aun cuando en un principio no tuvieses lectores... hoy los tienes y te leemos... un beso pelusita de algodon!

    ResponderEliminar
  11. Queridísima Pelusa: me encanta saber esta historia tuya, sobre cómo llegaste a este mundo internáutico, interesantísimo.

    Yo creo que la clave de tu ánimo bloggero comprometido es la constancia, el estar ahí y como bien dices, si no tienes nada que decir empezar a escribir lo que te cruce por la cabeza... El que persevera, alcanza (ya lo decía mi madre), y creo que tú lo estás logrando (porque me parece que no es un proceso que se acaba, sino que continúa de una u otra forma) a cada post nuevo que publicas.

    Constancia y también, tomarse en serio las cosas, hacer de algo que es, en muchos casos un divertimento, un trabajo por la seriedad que implica y por el compromiso que supone. Eso que comentas de que debe ser interesante para ti pa' que lo sea pa' nosotros, los lectores me parece algo fundamental en tu tarea y parte de la clave de éxito como escritora del barrio.

    Creo que G tiene mucha razón (como siempre) en cuanto a que mejor calidad que cantidad y las repercusiones de la interacción con los lectores. Para mí, el punto no estriba en si se tiene o no un blog, sino en el fin que uno persigue con él, la razón por la que uno se lanzó a escribirlo y lo que de ello, aprende.

    En fin, como ya me he pasado de la raya, ahí le dejo. Pero eso sí, no me voy sin decir que agradezco la suma de casualidades (orquestadas en muchos casos por la comadre), que me hizo llegar acá. Porque lo que sigue a continuación fue puro placer del bueno con encuentros fortuitos. ¡Enhorabuena, Pelusilla por todo lo compartido! Muchos besos.

    ResponderEliminar
  12. Que escribir, leer y comentar tienen su gracia, es verdad. Que el testimonio de constancia de Pelusa es ejemplar e indudable, también.

    Después de todos estos comentarios, no me queda sino subrayar la fortuna de formar parte de este barrio, como gozoso testigo, fiel admirador y ocasional amanuense de tantas y tantas ilustres personalidades, coincidencias y sucedencias.

    Y no digo más, porque también es menester guardar silencio para aprender de lo que otros enseñan.

    ResponderEliminar
  13. NTQVCA:

    Incompetente, en todo caso, soy yo –al menos para resumir y decir mucho en pocas palabras. No eres tu la unica que lo ha dicho en estos comentarios, asi que tendre que tomarme muy en serio este señalamiento…
    Me alegro que sigas escribiendo y deleitandonos con tus historias… un poco de picante siempre viene bien, no?
    El cafecito queda pendiente… nada me gustaria mas!
    Un beso y gracias por seguir con nos.
    __________________________
    Sonia:

    Fue un motivo, no se si bueno (por triste) pero que me ha traido hasta aca…
    Y si, vivi en Mexico, en el DF, en las Aguilas para mas detalles. Casi tres años anduve por tus calles y me movi entre ustedes, pero tuve que salir de alli para encontrarles. Paradojas del destino.
    Un abrazo también para ti!
    _____________________________
    Mara:

    Eso es todo. Lo demas es historia por contar.
    Si sirvo de nutriente para alguna de esas historias o de los personajes con los que sueles atraparme, me doy por bien servida. Algo se ha cumplido pues.
    Un beso de los dos!
    _______________________________
    Marichuy:

    Tu, por suerte, no puedes escribir a diario. Sin hacerlo, no siempre me da tiempo a leerte y no sabes cuanto lo siento, porque cada uno de tus textos me ha puesto a pensar y eso es algo que valoro altamente. Si publicaras a diario creo que tendria que dejar yo misma de escribir para no perderme tus andanzas.
    Besos!
    ______________________________
    Alberto:

    Sabes que cuando te leo serio es cuando mas me sorprendes y cuando mas entiendo que seas el afortunado par de Ivanius en esa pocilga.
    Gracias a ti, porque sin tu pregunta y mi intento de respuesta –que casi casi se me convierte en una declaracion de principios- no se hubiera generado este ciclo de comentarios tan interesante… (¡Por primera vez me hacen recomendaciones! Bueno, pero eso me queda todo como tarea.)
    Espero tener la suerte de leerte mas por aca.
    Abrazos!
    Y si, tienes razon –y también mi madre- al afirmar que soy un caso… ¡ni modo!
    ______________________________
    Karlyle:

    Y a mi me encanta que andes por aquí porque eso me permitio descubrirte… y leerte –aunque no me de tiempo a hacerlo cada vez que publicas, si trato de leer todo lo que me falta cuando paso por alla. Por cierto, tu respuesta a mi comentario sobre el feminismo me puso a pensar… creo que pronto publicare algo aquí con mis ideas sobre el tema.
    Gracias por la retroalimentación!
    ________________________________
    Hombre mirando al SO:

    Ahora escribo para ustedes, sin duda, y también para mi. Gracias a eso siento que lo que siempre soñe –convertirme en escritora- puede que algun dia llegue a ser verdad… Escribir cada dia me ayuda mucho en ese empeño.
    No te preocupes, ya tengo anotada la recomendación.
    Un beso…
    _____________________________
    Palomita:

    El secreto esta en que, a pesar de haberlo convertido casi en un trabajo, no se pierde el gusto, el divertimento. El dia que se pierda, te juro que cierro el blog porque entonces no tendria sentido.
    Por suerte tengo a G a mi lado que me ayuda a no perder la perspectiva, y ahora también los tengo a ustedes, que me ayudan a no perder el gustazo.
    Gracias, Palomita, por tu comentario, tu confianza y tu tiempo…
    Un beso grande!
    ______________________________
    Ivanius:

    ¿Qué decirte que ya no sepas? Que la fortuna es mia, que un dia hayas pasado por aca y te hayas quedado es una de las mejores cosas que le ha pasado a este espacio (y a mi)… Sin ti, este barrio estaria un poco vacio.
    Gracias!

    ResponderEliminar
  14. las grandes letras jamás pueden ser recortadas por más que el autor intente acortarlas... la esencia misma salida desde un corazón palpitante nunca podrá ser menor que lo inicialmente plasmado con tinta.

    y hacerlo con compromiso como el que muestras con este fenomenal proyecto 365 me parece realmente fantástico y por supuesto admirable desde mi punto de vista.

    no bloggera comprometida, sino una apasionada artista de la pluma.

    gracias por hacernos partícipes de tu proyecto.... y de tus letras.

    ResponderEliminar
  15. Almanegra se descubre la cabeza y, tras una reverencia casi perfecta (la pata de palo estorba un poco), reitera de hinojos su devota admiración.

    ResponderEliminar
  16. Lic:

    Mil gracias por tu comentario y tus halagos... inmerecidos, creeme.
    No obstante, tendre que trabajar un poco en eso de la extension.
    Gracias por seguir cerca.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario