viernes, 19 de junio de 2009

Proyecto 365, dia 137: Cuidado con los recursos mnemotecnicos!

En Televisión Cubana existía un programa muy interesante. Lo recuerdo en pantalla durante toda mi vida y creo que aun se transmite. Se llamaba “Escriba y Lea”, y era un espacio de participación un tanto especial con un moderador, Cepero Brito, y posiblemente el panel mas ilustre de competidores que haya tenido alguna vez un programa de esta especie: tres eminentes doctores de la Universidad de la Habana, tres enciclopedias de carne y hueso: la Dra. Maria Dolores Ortiz, el Dr. Eduardo Dubouchet y el Dr. Enrique Sosa.
En el juego, alguien ajeno al programa enviaba el nombre de un artista o de un personaje histórico o ficticio, o el de una obra artística, un hecho político, un suceso histórico o lo que quisieran de cualquier época o lugar y los profesores debían adivinarlo.
El moderador al principio daba una mínima pista:
-Se trata de un personaje histórico.
Y uno de los profesores comenzaba a lanzar preguntas:
-¿Ese personaje vivió antes o después de nuestra era? ¿Posterior a la edad antigua? ¿Posterior a la edad media?... ¿Es del mundo de las bellas artes? ¿Se dedicaba a las letras?
El moderador estaba autorizado a responder solo Si o No a sus preguntas y algún que otro dato muy pequeño sobre el tema, y cuando el profesor que hacía las preguntas recibía un No por respuesta, pasaba el turno al siguiente. Así, entre todos, iban descartando épocas y ramas del saber y cerrando poco a poco la red alrededor del escurridizo personaje. Tenían solo tres rondas para hacer preguntas, por lo que trataban de extender su oportunidad lo más posible, y al final ganaba quien lo adivinara, por supuesto.
Siempre participaban los mismos profesores, pero en algunas ocasiones si uno de ellos no podía asistir, venía un sustituto en su lugar, otro profesor que –aunque estuviera muy por encima de la media- casi nunca llegaba al nivel de conocimientos de los otros.
En una de aquellas raras veces en que había un sustituto, un profesor gordito y con cara simpática, el tema resultó ser un poco más complicado de lo habitual. Se trataba de “El pabellón de oro”, obra de un escritor japonés que estuvo a punto alguna vez de obtener un premio Nóbel de literatura: Yukio Mishima.
Aquellos tres profesores le daban vueltas y vueltas al tema, habían llegado incluso a la conclusión de que se trataba de un escritor japonés activo en la primera mitad del siglo XX, pero no se acordaban del nombre… Hasta que al regordete sustituto se le iluminó la cara y gritó (aunque no era su turno):

-Si! Ya me acuerdo! Era Mi… Mi… Mi china! Mi-china!

-¿Y la obra en cuestión?- preguntó el moderador, dispuesto a dejarle pasar el desliz idiomático.

-Pero compadre…! –dijo el profesor secándose el sudor de la frente y riendo- No me venga con que la obra! Bastante que me acordé del nombre!

12 comentarios:

  1. Ahhh, q divertido, me lo imagino como al señor barriga de "El Chavo del 8", todo sudado y extenuado por el esfuerzo desparramado sobre su asiento.

    Por otro lado interesante programa. Mis compañeros de la Universidad jugábamos a un Juego llamado "el Diccionario", creo q de propia ingeniería.

    Trataba de q alguien, con el diccionario decía una palabra y todos escribían en un papel el posible significado de esa palabra. Luego, el tipo con el diccionario leía todos los posibles significados y posterior a eso todos votaban por la que creían correcta. Ganaba puntos quien recibía mas votos por su definición.

    Todo esto siempre amenizado con brebajes e inciensos para "despertar" los sentidos

    ResponderEliminar
  2. Mis respetos, Hombre del NE!
    Nunca llegue a tanto con los juegos! Yo era asidua a "Escriba y Lea", pero nunca atinaba una... jeje
    El programa es una reminiscencia -la unica hoy dia?- del impulso humanista original de la Rev por alla.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. jajaja no era lo suyo precisamente el trabajar bajo presion, supongo, pobresito.

    oye, pero que buen programa, suena intenresante.. me imagino que lo recordaste porque estas en epoca de examenes.. jeje, espeor que vayas bien con eso!

    un beso pelusita!

    cuidese!

    ResponderEliminar
  4. Ese programa aqui estaría bueno, yo soy mala para esos juegos, pero viendo en comentario del hombre mirando al sudoeste recorde un juego de la unviersidad, de un trazo teniamos que desarollar un tema con ilustración, para ese si era buena.
    Saludos Pelusa!

    ResponderEliminar
  5. me acuerdo del programa, pero era una fiñesita y me aburria monton, porque no sabía nada de nada, después cuando fui creciendo le fuí cogiendo el tranquillo, y algunas veces lo veia, saludos.

    ResponderEliminar
  6. Me encantaría conocer el programa... interesante resolución del eventual, yo casi hubiera dicho lo mismo, aunque seguramente, ni a China llego... A mí me encanta el juego de diccionario del Hombre que mira al SO, y me he pegado unas grandes divertidas con él (el juego, ¡eh!)... Besos Pelusilla.

    ResponderEliminar
  7. Pelusita: ¡Qué gratos recuerdos me traen tus post. Aunque al final de escriba y lea, recuerdo que Dubouchet estaba ya muy cascadito. Una vez lo ví caminando por Reina, despaaaciiito, con su jorobita y la mirada trsite, nunca pude volverlo a ver en la tele, sin acordarme de esa imagen... ando triste... perdón.

    ResponderEliminar
  8. Muchos de esos juegos que ahora se convieren en pasatiempos de tele tienen su origen en los juegos de (sobre)mesa, como la oca, serpientes y escaleras, sombras chinescas, dígalo con mímica y por supuesto la lotería o el diccionario (SOM: yo también lo jugaba); pero donde más se aprende es en la plática, en las conversaciones generadas en cualquier grupo con el pretexto de jugar... o pasar un rato agradable.

    ResponderEliminar
  9. Sonia:

    Lo recorde porque me hablaron precisamente de un libro de Yukio Mishima, y desde que vi ese programa nunca he podido escuchar el nombre sin recordar la graciosa anécdota, jeje.

    Ya sali de examenes. El lunes sabre como. En todo caso, yo lo intente ;)

    Besos!

    ___________________________
    NTQVCA?:

    El programa era en realidad aburrido para los niños y jóvenes. Asi que si estuviera por alla no creo que tuviera gran audiencia…
    Yo nunca tuve jueguitos de esos… :(

    Un beso!
    ___________________________
    Margarita mia:

    No te creas, que a mi tambien me aburria cuando era niña, pero como a mi papa si le gustaba verlo yo lo veia tambien y luego, con el tiempo, tambien le cogi el gusto. Después de crecer un poco –solo un poquito, eh?- cada vez que coincidia con el, me sentaba gustosa a verlo. Me impresionaba la fabulosa memoria de aquellos tres doctores, y me encantaba la pluma con un colgante que usaba siempre la Dra. Ortiz, te acuerdas?
    Un abrazo!

    _____________________________
    Palomita:

    En Internet hay muy poco sobre el programa. Lo mas interesante es una entrevista que le hizo un diario cubano (el Juventud Rebelde) a la Dra. Ortiz hace relativamente poco.
    Yo nunca jugué al diccionario!!! :(

    Besos!
    _______________________________
    Marita:

    Escriba y Lea aun se transmite. Creo que lei que ya llevan 37 años!
    El Dr. Dubuchet y el Dr. Sosa, y tambien Cepero Brito, ya murieron los dos. Solo queda la Dra. Ortiz de los fundadores.
    No estes triste, amiga. Todo pasa… Hasta Madeline tuvo su momento de alegria al final!

    Un abrazo fuerte!
    ______________________________
    Ivanius:

    Supongo que tienes razon. No se me ocurre otro origen para este tipo de programas. Y si, nada comparable a una buena platica!
    Por cierto, te has leido alguna vez Homoludens, de Johan Huizinga?? Interesante.
    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Ups! Marita: Dubouchet, Sosa y Brito suman tres, no?

    ResponderEliminar
  11. No sé porque antes tenía mucha facilidad para recordar cosas, supongo que la enfermedad y los medicamentos están haciendo estragos, pero ahora mismo al leer tu texto, recordé cuando me pongo a jugar maratón con mi familia y siempre gano y ellos se enojan porque siempre pasa así, pero es que antes leía mucho, supongo que por eso recuerdo tantas cosas.
    A veces los sábados veo en canal 13 el programa Doble cara, ¿lo haz visto? y respondo rápidamente a las preguntas, lo que no me gusta es que la gente tiene que fanfarronear sobre porque piensan que van a ganar y es entonces cuando le cambio.
    Bueno, demasiado larga mi respuesta.

    Te sigo leyendo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. MasQuerida:

    Eso dicen, que leer mucho ayuda a tener buena memoria.
    No he visto el programa que me dices. En mex no vi nada de la tele, no tenia ni televisor! jeje.
    Pero aqui tambien hay de esos programas de preguntas y respuestas, pero no he encontrado ninguno parecido al que cuento aqui.
    Pues, que bueno que sigues por aqui!
    Besos!

    ResponderEliminar

Epílogo

“No es bueno de este modo te apoltrones”
dijo el maestro, “que entre seda y pluma
no se va de la fama a las regiones.

Quien entre el ocio su existir consuma,
No dejará mas rastros en la tierra
Que humo en el aire y en el agua espuma.

¡Arriba, sin cansancio, como en guerra
triunfa el alma luchando por la vida,
si vence el flaco cuerpo que la encierra!”

(Infierno, Dante)