Proyecto 365, dia 135: Y nos llamamos integros...


Un día soñé que estaba de visita en mi propio apartamento, aquel que lo fue durante tantos años, aquel en el que nací y crecí. En mi sueño pude ver la fachada, sentir la textura de la puerta, el frescor del aire en su interior. Recorrí poco a poco cada una de sus habitaciones. Me detuve a palpar cada mueble, cada adorno. Disfruté en detalle de las impresiones que llegaban a mis sentidos, las mismas que recibí inconcientemente día a día durante tanto tiempo. Recordé nítidamente momentos vividos en ese lugar: cuando mis padres se mudaron y me quedé sola en aquellas habitaciones semivacías, el placer con el que fui remodelando y redecorando todo, las relaciones que mantuve mientras viví allí…
Y me di cuenta de que un día me fui y nunca llegué a despedirme concientemente de todo aquello.
Y lloré, lloré mucho en el sueño y me desperté llorando…
Aquel sueño funcionó como una especie de catarsis curativa. Pude sentir cómo mi llanto fue cortando los lazos que me mantenían unida a aquel espacio.
¿Cuántas veces nos marchamos sin despedirnos de lugares o personas y dejamos una parte nuestra atada a ellos? ¿Cuántas veces nos marchamos confiando en que volveremos a verlos algún día? ¿En cuantos pedacitos nos hallamos dispersos?

Comentarios

  1. Lo peligroso, Pelusita, es no saber donde dejó uno regado esos pedazos de ser... Cuando era niña, yo les decía a mis padres que si vendían la casa, me vendían a mí con ella, porque yo no me cambiaría de ahí nunca. 31 años después y 12 "habitats" en mi haber, me han enseñado que lo único que debo llevar cuando me mudo, son los recuerdos envueltos como cristal fino. Ahora se avecina un nuevo cambio de casa, y yo no sé por donde empezar a decir adios, así que he decidido decir "Hola" a un nuevo espacio del que intentaré apropiarme.
    Un dato curioso: 8 años de vida en La Habana, cupieron en 22 cajas... y yo traje tanto más de allá, que no lo puedo creer.
    Besos nostálgicos.

    ResponderEliminar
  2. A partir de ese sueño, Marita, comence a despedirme a conciencia de todo y de todos los que no veria en un tiempo, aunque no fuera para siempre... Si los vuelvo a ver, volvere a despedirme... Ya no quiero quedarme toda despedazada por ahi!
    Ah! La foto es de una calle de mi barrio, Lawton... lo conociste?
    Besitos!

    ResponderEliminar
  3. Qué hermoso y triste y a la vez no-triste, sino simplemente "así como es".
    Creo que te comprendo:
    Me parece algo muy raro que el apartamento donde nací, crecí y vivi 30 años en El Cerro esté tan cambiado que es irreconocible. Algo así como un mundo que murió, se desvaneció en el aire... En mi caso sí me despedí de ese lugar muy conscientemente. Poder despedirse es a veces tan importante!
    También pienso: qué sueño tan intenso! Un verdadero viaje al pasado de tu cuerpo astral! :)

    ResponderEliminar
  4. Desprenderse no es despedirse, porque de las vivencias está hecha la riqueza de un alma habitada. Cortar los lazos significa valerse de lo vivido para elevarse, en vez de quedar anclado con la vista en la tierra.

    ResponderEliminar
  5. Pelusita ya he tenido esos sueños donde lloras por cosas pendientes, espero que te haya servido pra sanar algo pendiente.
    Punto aparte, la primera vez que vi que pones un signo de interrogación después de NTQVCA? crei que era un error de dedo, pero ya veo que no, ¡que significa?

    ResponderEliminar
  6. Ahhh yo no me desprendo, si me despido, pero también queda algo de mi en los espacios, pero mas q eso me quedo con el dejar trozos de mi en las personas...

    Eso es verdad, dejo trozos de mi en Los lugares en los q he vivido, los lechos que he compartido, las mujeres con las que sido uno.

    y no me siento disgregado, me siento universal (bueno, no tanto como universal)pero microuniversal

    ResponderEliminar
  7. Mis sueños recurrentes, son en la casa de mis padres,siempre estoy en algún lugar de la casa y sé que no debo abrir una puerta o ventana porque eso me depara algo malo, tengo miedo algún día abrir la puerta ,porque siento que moriré y no habrá más sueños, más bien pesadillas.

    No me despedí de la casa, nunca pertenecí a ella ni ella a mi, al paso del tiempo la casa sigue igual y no me gusta regresar ahí.

    Fuí muy feliz en mi infancia, pero esa casa como está ahora no es la casa de mi infancia.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Mi Pelusa hermosa: apedazada yo, pero con la certeza de que dije adiós cuando hizo falta, y con mi caracol-corazón, llevo a cuestas todos mis cariños... Y por cierto, Yepes es uno de mis favoritos y tuve la suerte de verlo en vivo y a todo color. Te mando muchos besos.

    ResponderEliminar
  9. Silvita:

    Creo que lo que paso con el cambio de tu departamento tiene que ver precisamente con que te despediste de el. Tus lazos ya no estan ahi. Eres libre y el tambien de cambiar, de transformarse.
    Hoy estas muy astral tu, entre segundos cuerpos y arcanos...
    Suerte!

    ResponderEliminar
  10. Ivanius:

    Eso! Yo me despido pero, como dije en un par de post anteriores, no logro desprenderme de todo -la verdad es que ni lo intento!. Pero si he entendido que si no cortas los lazos a tiempo, el lastre puede impedirte seguir camino.

    Besos!

    ResponderEliminar
  11. NTVCA?:

    Si, me sirvio de mucho. El sueño me ayudo a soltar las alas.

    El misterioso signo se debe a que cada vez que estoy escribiendo todas esas letras de tu nip, voy repitiendo las palabras que hay detras de ellas (No Tiene Que Ver...) y al mismo tiempo voy recordando lo que he leido en tu blog... y me es inevitable ponerle la entonacion interrogativa al final...
    Y, realmente, NTQVCA?

    Besos amorosos!

    ResponderEliminar
  12. hola, si reconocí el barrio, pues mi padre vive en la vibora, he caminado por esas calles muchas veces, yo tampoco me despedí de nada, no se si fue por el nerviosismo de los días previos o el trajín de todo lo que había que hacer, pero si cada vez que voy, lo disfruto, solo me queda la penita de las amigas que estudiamos juntas y no se nada de ellas y me gustaría saber, saludos y a exorcisarse.

    ResponderEliminar
  13. Hombre del NE:

    Si lo que dejas atras, aquello que te hace sentirte universal, no te mantiene al mismo tiempo sujeto a esas camas o personas... no es nada entonces por lo que preocuparse!
    El problema comienza cuando hay algo que debes hacer, necesario para tu propia evolucion y, por mucho que lo intentas, no lo logras... Es el momento en el que yo miro atras buscando el lazo que deje enganchado por ahi y no me deja avanzar.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  14. MasQuerida:

    Hay lugares en los que vivi y a los que nunca llegue a pertenecer, como tu. En esos ni pienso, con trabajo me cuesta recordarlos...

    Y si tiene que abrir algun dia una de esas puertas, pida ayuda, que seguramente el Barri o CallateTu, o cualquiera de nosotros andamos cerca!

    Besos!

    ResponderEliminar
  15. Palomita:

    Si tus pedazos han sido dejados por ahi concientemente, no hay problemas. Como dice Mara, lo peligroso es no saber en donde los dejamos!

    Que suerte lo de Yepes! A mi esta interpretacion me encanta!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  16. Margarita Mia:

    Nada mejor que un buen exorcismo contra los fantasmas del pasado!

    Por la Vibora anduve alguna vez noviando... ese lazo me acompaño hasta hace como un mes mas o menos. Ahora miro atras y ya no hay dolor.
    Besitos!

    ResponderEliminar
  17. Uffffffffff hermoso escrito...
    anoche soñe algo y al despertar no lo pude recordar... quizas era algo triste, estaba llorando.
    saluditos desde una lejana galaxia

    ResponderEliminar
  18. Dark Angel:

    A mi tambien me ha pasado eso de soñar algo y sentirlo muy vivido, muy real... y al despertar olvidarlo todo inmediatamente.
    He llegado a pensar que lo que sea que necesitamos aprender en ese tipo de sueños, se resuelve sin la intervencion del conciente.

    Ahora ire a explorar esa galaxia tan lejana...

    Saludos...

    ResponderEliminar
  19. Jaja, gracias por la explicación
    :)

    ResponderEliminar
  20. Auch Pelusita

    Me dejaste pensando, en cuántos pedacitos andaré diseminada por este mundo; cuántos pedacitos de mi alma he dejado por ahí regados.

    Un beso

    ResponderEliminar
  21. Marichuy:

    En esta etapa de mi vida, aun no se por que, me ha tocado ir recuperandolos uno a uno. Y se siente muy bien, te lo aseguro!

    Besos

    ResponderEliminar
  22. eh!

    y mi comentario que deje aqui el dia de ayer?


    como dice condorito:

    ¡exigo una explicacion!

    pero una explicacion que sea integra para que vaya a tono con el post, que por cierto me gusto mucho.

    xhaludos pelusa

    ResponderEliminar
  23. Xhabira:

    Lo siento, no habia comen tuyo :(
    Y es una pena porque a mi me gustan mucho tus comentarios...
    Y si me dejas la proxima vez dos?? Pa suplir el faltante, jeje

    Me alegra que te gustara el post.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  24. A veces uno capitaliza las personalidades de los demás, le arrancas al otro pedazos... como dice mari, quien sabe cuantos detalle deja uno por ahí...


    Pelu voy a hacer una pregunta idiota!!!!!!!!!!!!!

    ¿esas foticos las tomás vos? (cara de pena del messenger)

    ResponderEliminar
  25. Querido Potter:

    Algunas fotos las tomo yo, otras no. Estas de mi barrio las tome de internet, no son mias. Sabes que? Siguiendo el ejemplo de Paloma, voy a empezar a poner el dato del sitio donde saco las fotos. Asi se sabra cuales son mias y cuales no. Las que estan en el fotoblog, esas si todas son mias.

    Un beso!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario