miércoles, 10 de junio de 2009

Proyecto 365, dia 128: Maestro de la descripcion.


"En los rincones del jardín –los mas recónditos-, se encuentran columnas de mármol y sobre ellas bustos humanos admirablemente esculpidos. Representan los grandes hombres insulares. No están todos. Si fuesen todos los que Sicilia ha producido, apenas cabrían. Se han tenido que limitar a poner de entre los grandes sicilianos de la época del jardín, los dedicados a las artes y las bellas letras. Me encuentro con una agradable novedad: la cabeza de Pirandello, que era de Agrigento. Le miro un momento. Cae una llovizna. Escucho las gotas de lluvia tamborileando sobre el techo fúnebre de mi paraguas. La lluvia se desliza sobre el cráneo, las mejillas, el mentón de notario provincial de Pirandello. Es un busto muy realista, que me da claramente la impresión de que Pirandello se siente francamente preocupado por la cascada que le cae encima. Como que se encuentra a dos palmos de mí, le pongo el paraguas por encima y lo libro de la lluvia que va cayendo. Al cabo de poco tiempo veo que la piel se le seca, que las facciones se le animan, que le regresan los colores a la cara… "
(Josep Pla, "Cabotatge mediterrani")

15 comentarios:

  1. Y vaya que es maestro de la descripicón, me ha transportado hasta sentir las gotitas de lluvia, claro, también ayuda que por acá ya empieza a llover, je.
    Saludos Pelusa

    ResponderEliminar
  2. Bellísimo pasaje... tengo que leer a Josep Pla, y tú tienes la culpa, Pelusilla, y yo te lo agradezco. Muchos besitos con sol.

    ResponderEliminar
  3. Que bien gtransportarese así, sin pasaporte ni aviones, y estar presente en este espacio... voy por mi paraguas... amenaza tormenta en Barcelona... beso.

    ResponderEliminar
  4. Y bien que se imagina una como es que se le va secando la cara a Pirandello,
    seguro te agradeció el cobijo de tu sombrilla,ja!
    que chistoso me lo imaginé.


    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. NTQVCA?: Me encanta tenerte de vuelta...
    A mi tambien me gusto mucho el pasaje, tanto que no me resisti a copiarlo para ustedes. Que bien que lo disfrutaron!
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Palomita:

    En lo que yo lei de el no pasa nada, no hay accion, no hay trama, no hay desenlace... Es meramente descriptivo.
    Antes de que te lances en una empresa como esa te recomiendo leer algun pasaje de El Quadern Gris (lo comente en algun post) para que tengas una idea...
    No quiero ser responsable de un desencanto!
    Gracias por el solecito...
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Marita: Traete tambien tus botas de agua que la lluvia arrecia!
    besitos mojados!

    ResponderEliminar
  8. MasQuerida:

    Yo seria incapaz de escribir algo tan maravilloso como este fragmento. Es de Josep Pla, un autor catalan que disfrutaba mucho de los viajes y los paisajes…
    Cuando lo lei la primera vez tuve la misma sensación que tu, me eche a reir imaginandome el alivio de Pirandello debajo de la sombrilla!
    Me encantan tus visitas!
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Pelu:

    Una de las cosas q mas amo en la vida es sentir las gotas de lluvia corres por mi cara, sobretodo cuando alguna recorre mi nariz cuando ya estoy muy empapado... y cuando llega a la punta, soplarla para q siga su camino con trozo de mi...

    PD:.Longitus este-oeste 1250 km 780 millas), y el ancho varia entre 32 y 210 km (20-131 millas)

    ;) pregunte lo que quiera nomas caserita

    ResponderEliminar
  10. Ay, yo también me reí!
    Y, sabes, las estatuas encueritas, cuando cae la nieve la acumulan en los rincones propicios de su anatomía, por ejemplo, entre el cuello y el hombro, en la curva baja de la espalda... y eso me da un frío y una pena! Como si no fuera suficiente con la lluvia, la resolana, las cagadas de palomas, cuervos, hurracas y gaviotas... Menos mal que a mí nunca me harán una estatua!
    Deberían ponerles toldos o paraguas. :-(

    ResponderEliminar
  11. Hola Pelusita mientras leo uno vive la lluvia que cae hasta lo siento. Me encantan las estatuas algunas pueden decir tanto aunque no hablen. Mis saludos a todos por acá

    ResponderEliminar
  12. Hombre que mira por donde va: La lluvia es plena y mundialmente disfrutable!
    Tendre en cuenta su ofrecimiento...

    ResponderEliminar
  13. Silvita:

    Me has hecho reir con tu comentario. A mi me paso lo mismo en Japon con la estatua de un ciervo... Parecia que tiritaba de frio!!! Pobrecito!
    Elevaremos tu propuesta de los toldos o paraguas a las instancias pertinentes.
    Besos!

    ResponderEliminar
  14. Hola Azucala!

    La verdad es que leyendo este libro, he dado un viaje maravilloso por el mediterraneo... Describe tan bien! Mas que imaginarte, llegas a vivir los lugares...
    Besos dulces!!!

    ResponderEliminar
  15. Hola Pelu

    amoooooooooooooooooooo las fotos donde salen sin querer Palmeras, las amo!

    ... bueno la lluvia al igual que los desamores se nos escurren por el rostro hasta dejarnos fescos y renovados.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Epílogo

“No es bueno de este modo te apoltrones”
dijo el maestro, “que entre seda y pluma
no se va de la fama a las regiones.

Quien entre el ocio su existir consuma,
No dejará mas rastros en la tierra
Que humo en el aire y en el agua espuma.

¡Arriba, sin cansancio, como en guerra
triunfa el alma luchando por la vida,
si vence el flaco cuerpo que la encierra!”

(Infierno, Dante)