Proyecto 365, dia 121: Hablando como los locos.

Primero lo primero: Gracias por todos los consejos sobre el blog. Hoy más tarde intentare probar todo lo que me dicen, a ver si algo funciona. De lo contrario, no me quedara mas remedio que tomar medidas drásticas, jejeje.

Segundo, y para saldar la deuda que tenía, les cuento que el fragmento que les copie describía nada más y nada menos que la ciudad de Nápoles en el año 1956 (lo tome del libro Cabotatge Mediterrani de Joseph Pla). Lo cierto es que cuando lo estaba leyendo y encontré este fragmento no lo podía creer. Nadie hubiera podido describir mejor la Habana. Pero luego me quede pensando que era una descripción bastante universal, porque yo misma he visto barrios así en casi todos los lugares donde he estado –menos en Japón, esta claro, allá todo es perfecto. Me alegra que haya servido un poco de diversión para todos.

Tercero y para continuar un poco con la diversión, les traigo algunas frases simpáticas que traigo mezcladas en la sangre…

-“El que pestapierde, ñea” –en medio de los nervios antes de comenzar una competencia deportiva, uno de los competidores confundió el slogan “El que pestañea, pierde”.

-“Cocodrilá con el mariconilo” – otra famosa confusión que hizo historia entre mi graduación. En Cuba, quizás porque dicen la isla tiene forma de cocodrilo o no se por que razón, este animal es todo un símbolo y ha terminado por ser objeto de todo tipo de refranes. Así, entre los muchachos del preuniversitario, cuando el castigo de un profesor recaía sobre alguien frustrándole los planes, se solía decir “Mariconá(da) con el cocodrilo”…

-“El ingeniero hidráulico Don Quijote de la Mancha” – esto fue lo que pudo copiar un muchacho de mi aula de preuniversitario del examen del compañero sentado frente a el.

¿Quién da mas?

Comentarios

  1. Pelusilla: confío en que consigas volver a la normalidad sin tomar medidas drásticas con el blog, pero ten la seguridad de que acá se te echan porras y se te sigue por donde vayas. ¿Nápoles? Me quedo con el ojo cuadrado, qué impresión. De las frases, me encantaron las tres, pero me quedo con pestapierde... muchos besos.

    ResponderEliminar
  2. Peulsa!, cuando leí tu post de la Ciudad de Nápoles me acordé de las zonas que en México llamamos cinturones de miseria, pienso que más sucios y feos que los barrios qu recuerdas de tu país.

    Por otro lado, se acaba de ir una clienta a quien trataba de explicarle como voy a diseñar su proyecto y emocionada le decía "metemos lass malmeras a las pamas", no me entendío nada.

    ResponderEliminar
  3. Jajaja... Cuando trabajaba entre ingenieros, alguien dijo que para qué usar traductores profesionales si ya había traductores en Internet. En respuesta, no recuerdo a quién se le ocurrió traducir "Oh my Goodness!" al español.

    El resultado se convirtió, a partir de entonces, en frase coloquial para designar el grado máximo de asombro, especialmente ante la estupidez:
    "¡Oh, qué mi lo endiosar!"

    ResponderEliminar
  4. hola gracias por visitarme, en la ciudad que describias veia la habana,es increible que fuera napoles, pues interesante, espero que resuelvas los problemillas de tu espacio, ya nos vemos.

    ResponderEliminar
  5. Ahh aquí también estuve de voyerista un tiempo, pero con eso de las Fraces me dio por hablar...

    Una vez en la playa tratando de explicar a unos alumnos una altísima concentración de aves en alta mar dije con mucha propiedad "lo mas probable es q sea Un Sardumen de Cardinas"

    Y hablando de traducciones luego de ver la peli de Don King, el representante de Boxeadores, españolizamos su clásico "Are You Mother Fucker Sure?"... en un Chilenisimo "Estas conchatumadremente seguro de lo q me estas diciendo?"

    Nada, solo son mis exabruptos verbales

    ResponderEliminar
  6. YO, YO, YO!!! Ayer mismo. Locación: Consultorio Ortopédico Pediátrico. Vemos a dos madres con sus respectivos bebés. Ambos bebés traen un aparato que los obliga a tener separadas la spiernas. Conozco el aparato y la causa. las madres se miran, cómplices. Reconocen que pertenecen al mismo sindicato. Por fin, se animan a hablar.
    Madre 1: Hola, oye ¿tu hijo trea el aparato por dislexia de cadera?
    Yo, que trataba de leer, me quedo frizzeada por un instante pensando que oí mal.
    Madre 2: Siiii, y ¿el tuyo también tiene dislexia?
    No, no oí mal, eso dijeron.
    Madre 1: Es horrible, pobrecitos, pero hay muchos niños con dislexia de cadera...
    No, no, no , no puedo más. desde mi asiento y con mi mejor sonrisa digo con voz firma: DISPLASIA, es dispalsia de cadera... Si sus ojos fueran pistolas, estaría yo muerta.
    KONIEC

    ResponderEliminar
  7. Hola Pelusita espero que resuelvas pero no te desaparezcas. Pues nunca me hubiera pasado por la mente Napoles. Jaaja para mi era la Habana.

    Jajaj el ingeniero jajaja. Jajaj recuerdo que tenia un profe que era largo y feo como loco y nosotros le decíamos el caballero de la triste figura jjajaja.

    UN besote amiga

    ResponderEliminar
  8. Disculpen, no he tenido tiempo de responder los comentarios! Mañana sin falta estare por aqui!
    Besos a todos!!!! Si no fuera por ustedes, este sitio seria como un jardin sin flores... (ufff! que cursi!)
    Mas besos!!!

    ResponderEliminar
  9. Hola Paloma: Ya ves, he tomado medidas pero no tan drasticas como pensaba… menos mal! Verdad que es impresionante la ubicuidad de la descripción de Nápoles? Podia haber sido en cualquier lugar… Es un buen autor Pla. Me alegra que te gustaran las frases… son de esas que uno lleva dentro y repite de vez en cuando… me gusta saber de donde vienen las ideas que “rellenan mis mejillas” (esto es de Proust)

    NTQVCA?: Lo cierto es que yo pense en la Habana vieja… no te creas, que tambien hay barrios sucios y feos, como en todas las ciudades. Y de tu frase… me quede igual que tu clienta: ¡¿Queee dijoooo?!

    Ivanius: Jajajaja!!! Es cierto que esos traductores online son super-creativos… Ingeniosos… que mas se podria decir?
    Leyendo tu comentario me acorde de otra anécdota simpatica: Un grupo de amigos y yo estabamos hablando de no-me-acuerdo-que relacionado con la musica, y de pronto salta una muchacha que al parecer no estaba escuchando la conversación y nos dice: “Mi papa es policia”… A partir de entonces, esa fue la frase favorita para designar ese tipo de intromisiones sin ton ni son…

    Margarita mia: Ahí vamos, recomponiendo el espacio… Gracias por tu visita!

    Hola, Hombre que mira al sudoeste: La verdad es que la palabra “voyeurismo” por si sola me resulta muy simpatica. No te preocupes. Yo tambien he estado por tu espacio alguna vez y tampoco he comentado… Pero la proxima visita prometo que ya no sera igual…Me alegra que hayas roto el hielo- Jajaja! Muy simpaticas tus anecdotas! Por cierto, eres profe? De que?
    Saludos y bienvenido!!!!

    Marita: Me paso algo similar alguna vez, escuchando a dos señoras (una de ellas con alzheimer) comentando sobre otra vecina:
    Señora 1: ¿Te enteraste lo que tiene Zobeida?
    Señora 2 (la del alzheimer): Noooo, ¿Qué tiene?
    Señora 1: Enfisema!
    Señora 2: ¿¡¡Enfisema?!!!

    Azucala: No te preocupes, no me desaparecere. Tengo el proyecto 365 por la mitad y seria incapaz de dejarlo asi… Tienen Pelusa pa’ rato! En mi secundaria teniamos una profe de marxismo-leninismo a la que llamabamos “Barba-truco”, por que seria??? Otro para ti!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario