jueves, 14 de mayo de 2009

Proyecto 365, dia 100: ¡Ya entiendo!

Siempre me pregunte cual seria la magia de esta ciudad, Barcelona, que tanto me atrajo desde el primer día. Ciertamente es una ciudad hermosa, pero he pisado antes ciudades muy hermosas… Y también es verdad que, sobre todo en la zona antigua, me recuerda un poco a aquella otra que andaba y desandaba a todas horas… Y sus comidas, ¡son tan parecidas a las de mi madre! No importa si el día es de los hormonales o no, la simple idea de pasear sus calles me moviliza tanta adrenalina como la que buscan los jovencitos en los parques de atracciones, y voy con tanto ímpetu que puedo estar todo el día –lo he probado mas de una vez- caminando apenas sin detenerme y sin cansarme.
“Es un lugar mágico”-me decía… “Seguramente he estado aquí en otras vidas…” –teorizaba… Pero lo cierto es que, una vez más, la realidad me ofrece respuestas allí donde me gusta aventurar teorías esotéricas. Hoy encontré este titular en las noticias:

Un estudio detecta que el aire de Barcelona y el de Madrid contiene cocaína.
Barcelona, 13 may (EFE).- El aire de Barcelona y de Madrid contiene varias drogas en suspensión, y entre ellas destaca la cocaína, según un estudio del Consejo Superior de Investigaciones Científica (CSIC) en el que se ha medido la calidad del aire de dos estaciones convencionales de control y vigilancia de estas ciudades.

Nunca mejor pretexto para una buena cancion.

5 comentarios:

  1. ¿Entonces a eso se refieren los que dicen que "viajar" es bueno para "cambiar de aires"?

    Ah, pero qué "esnifantes" andamos hoy... aunque a cada quien "su vicio". Para mayor información, visitar el rincón insólito de la pocilga (ya corregí el enlace).

    ResponderEliminar
  2. Ya suponía yo que había gato encerrado... o más bien, perdido... ¡Coño, qué teorías! Habrá quien se duela del desperdicio. ¿Te animas con la canción, Pelusa? Un beso bien grande de estos lares...

    PD. Menos mal, Ivanius, no había forma de entrar, gracias.

    ResponderEliminar
  3. Pues, yo creo que si, Ivanius. Eso ha de ser. Y, pensandolo bien, ¿no seran las agencias de viajes las que se dedican a esparcir todo tipo de adictivos en los "mejores destinos turisticos"? Ud. siempre tan acertado, jeje. Besos!

    Palomita: Siempre podremos suponer un complot detras de las propagandas, sin dudas! La cancion y el interprete son parte de mis clasicos personales. Como no habrian de animarme!
    Otro para ti, y un abrazo trasatlantico!

    ResponderEliminar
  4. Pelusita: Naaaaaa, yo me quedo con mi encanto privado, con esa visión del Paseo de Gracia, que nunca voy a olvidar, con la puerta de la FNAC, rambla arriba, con Colón apuntando y mi amigo cubano diciéndole : "¿Qué me vaya pa dóndeee? Na." Con el barrio Gótico y yo comiendo maní para rendir el diner, y ese café que me tomé viendo la Sagrada Familia, no hay cocaína ni droga en el mundo que lo haga a uno sentirse así.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Me has hecho reir, Marita! Puedo visualizarte en esos andares, disfrutando como solo tu sabes hacerlo… Hay que tener los organos de la percepción muy afinados para captar las maravillas del mundo plenamente. No todos lo logran, te lo aseguro. Lo anterior, por supuesto, eran solo suposiciones baratas. Besos!!!

    ResponderEliminar

Epílogo

“No es bueno de este modo te apoltrones”
dijo el maestro, “que entre seda y pluma
no se va de la fama a las regiones.

Quien entre el ocio su existir consuma,
No dejará mas rastros en la tierra
Que humo en el aire y en el agua espuma.

¡Arriba, sin cansancio, como en guerra
triunfa el alma luchando por la vida,
si vence el flaco cuerpo que la encierra!”

(Infierno, Dante)