lunes, 30 de marzo de 2009

Proyecto 365, dia 63: Estela

“Hacer daño es lo mas sencillo”-le escuche decir a mi G. y me dejo pensando.
Puede que lo que hayan sido pequeños olvidos para mi no fueran tan insignificantes para otras personas; puede que pequeñas demoras mías hayan marcado una diferencia en la actitud de otros; puede que un simple consejo haya empujado a alguien hacia un camino nuevo y no necesariamente bueno; puede que aquel libro que regale no fuera el mejor amigo en aquel momento; puede que las promesas que hice un día aun resuenen en sus oídos; puede que estas letras lleguen donde no sospecho; puede que la llamada que no hice definiera algo; puede que mi empeño haya opacado la labor de otros; puede que mi paso atrevido haya hecho perder el tren a otros; puede que…
Mejor no sigo...

4 comentarios:

  1. Si, puede ser... ¿y? No existe ese tiempo, se fue y es irremediable. Y puede ser que todo haya sido al revés: que fue mejor no llamar, que ese libro sirvió para un momento más álgido, que no se acuerdan de las promesas porque no eran tan necesarias, y que tus letras hayan llegado y sigan llegando directo al corazón de los indicados.
    ¡Sonríe pelusita!

    ResponderEliminar
  2. Ay, Marita! Lo que me hizo pensar todo esto fue no el pasado, sino lo que hacemos a diario sin darnos cuenta. Yo sonrio, y a veces tanto que por un momento temi por "los muertos de mi felicidad".
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Palabras cargadas de verdad... deberíamos tener más en cuenta que toda acción tiene consecuencias.
    Me gustó mucho tu entrada.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Hola Mari! Te extrañaba por aca!
    Si, eso es. La idea mia era precisamente que hay que poner mucha atención en lo que hacemos para no hacer daño concientemente… Ya bastante hacemos inconcientemente. Pero Mara tambien tiene razon al decir que nada sucede por gusto… Asi que, en resumen, hay que poner atención en lo que hacemos, pero no llorar por lo que ya paso.
    Saludos! (¿Qué tal por Japon?)

    ResponderEliminar

Epílogo

“No es bueno de este modo te apoltrones”
dijo el maestro, “que entre seda y pluma
no se va de la fama a las regiones.

Quien entre el ocio su existir consuma,
No dejará mas rastros en la tierra
Que humo en el aire y en el agua espuma.

¡Arriba, sin cansancio, como en guerra
triunfa el alma luchando por la vida,
si vence el flaco cuerpo que la encierra!”

(Infierno, Dante)