Proyecto 365, dia 57: Fascinaciones orientales.


La verdad es que tenía un buen tema para hoy, pero ya no me acuerdo… Me puse a buscar referencias sobre una geisha (entonces maiko) que filme una vez en Japón, llamada Kotoha, y me olvide de todo lo demás.
Dicen que es un mundo muy duro ese de las geishas, que el entrenamiento como maiko (aprendiz de geisha) es muy difícil, que las Madres (las señoras que las acogen y las entrenan) son muy estrictas, que hay mucha competencia entre ellas. Son cinco años de estudio intensivo y duro trabajo en las casas de te de Kyoto, con poco tiempo para el descanso. ¡Toda una carrera universitaria!
Pero, durezas aparte, me parece un mundo demasiado bello. Viven rodeadas de belleza: los kimonos, los peinados, los bailes, la música, los abanicos y todo lo que ni siquiera me imagino. Aprenden las bellas artes tradicionales: música, danza, ceremonia del te; cuentan su tiempo por varillas de incienso; no hacen un gesto de mas ni de menos; saben conversar impecablemente (importante esto). Son mujeres educadas en el culto a lo bello, y se convierten a si mismas en diosas de la belleza, dignas de ser ofrendadas con nada menos que admiración.
Yo no creo que quisiera un destino similar, soy demasiado vaga para eso, pero no dejo de fascinarme cada vez que me asomo a esa singular manifestación humana.

Comentarios

  1. Emprender el culto a lo bello nos permite mostrar a otros el camino de nubes y de lluvia, de viento y sol, para aprender a encontrarlo en nuestras propias vidas... y compartirlo en una melodía, una imagen, un gesto, una conversación, que no por efímeros dejan de ser imborrables. Qué bueno entender que la aparente sencillez de los artistas maestros encierra la sencillez del empeño hecho virtud...

    ResponderEliminar
  2. "Qué bueno entender que la aparente sencillez de los artistas maestros encierra la sencillez del empeño hecho virtud..."
    Gracias, Chancho (puedo llamarte asi?), no pude haberlo dicho mejor!
    Un dia pense que ya que en el mundo hay suficientes cosas malas, si escribo de algo, que sea intentando mostrar las buenas... A veces sale, otras, no tanto. Pero el intento es igualmente valido!
    Gracias por las visitas!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario