Proyecto 365, dia 47: Test de salud.


Ayer me hablaron de 3 preguntas básicas que deberíamos plantearnos con cierta frecuencia y responder con sinceridad. Si en una sola de ellas, la respuesta es negativa, debemos enfocarnos en arreglar lo que sea que no concuerde en nuestra vida, a fin de no causarnos a nosotros mismos padecimientos que, luego de martirizarnos un poco espiritualmente, terminaran alojándose también en nuestro físico.
Aquí van estas preguntas, con mis respuestas de hoy, 12 de marzo 2009.

¿Estas feliz donde estas?
-He dado tantos tumbos por ahí, por el mundo, que he aprendido que mi sitio es el metro cuadrado en el que me encuentro ahora. Aquí nada falta ni nada sobra. No hay espacio para lo innecesario. Aun así, de vez en cuando, descubro tensiones de mas, preocupaciones ajenas, cargas que se han colado en este pequeño espacio sin que me haya dado cuenta del momento en que entraron… y ¡cuánto cuesta luego desprenderse de ellas! Esto me alerta de que mi atención anda divagando por mundos exteriores y que el auto-olvido me ha tirado sus lazos. Son pocos los momentos en los que logro centrarme en este único metro cuadrado que me pertenece en la misma medida en que yo le pertenezco, que existe en mi vida precisamente porque yo existo en la suya en este instante. Pocos, si, pero ¡que felices!

¿Estas feliz con quien estas?
- Un día, hace mas de una década ya, me senté a pensar como debía ser aquel con quien tuviera la suerte de compartir mis días. Tome papel y lápiz y puse en letras lo que imaginaba: escribí una larga lista de cualidades deseables y defectos permisibles, le di un rango muy específico de edad, rellene sus mejillas con intereses compatibles con los míos, y termine guardando su retrato entre las hojas de mi diario. Una semana mas tarde le conocí (por lo que les alerto sobre la fuerza de este tipo de deseos), y desde entonces defiendo mi derecho –y el suyo- a caminar juntos. ¿Cómo, entonces, no ser feliz?

¿Estas feliz con lo que estas haciendo?
-Mi corazón late 24 horas al día, inspiro y expiro cuando debo hacerlo, me alimento “ricamente”, me muevo con todas las libertades de mi esqueleto y mis músculos, disfruto de todas las impresiones que me regalan cada uno de mis sentidos, y además, me da tiempo para escribir, leer, escuchar música, conversar, compartir, pasear, trabajar, estudiar… ¿Se puede pedir mas?

Comentarios

  1. Ya me conflictué... La uno no tengo modo de contestar positivamente... La dos y la tres me van bien, y más me conmueve leer tus respuestas. Eres una persona limpia Pelusita, y eso te hace feliz, sana y sobre todo... Creativa.
    ¡Saludos a Cande! Y un beso para tí.

    ResponderEliminar
  2. Pues mas que conflicto, busca arreglar lo que anda mal... ya sabes las teorias que hay detras de esto. Las preguntas fueron dichas por una señora que se curo de un cancer al "reparar" su vida tomandolas como referencia. Es como para hacerle caso!
    .......
    Ya andaba yo: Cande... Cande... quien demonios sera Cande? Hasta que cai! jajaja Te gusto?
    Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario