Proyecto 365, dia 21. Poco que comentar...

...y mucho que disfrutar!! Aqui les enseño paso a paso como degustar uno de los mas sanos y deliciosos manjares que nos regala la naturaleza (que no los comerciantes, eh??) Yo lo tuve que aprender, puesto que es primera vez en mi vida que me veo frente a estos frutos asi, enteros, sin abrir... Si queda alguien por ahi que sufra la misma ignorancia por defecto que yo, les dono un manual. jaja!!

Comentarios

  1. El práctico manual me encanta, pero en la promoción no va el aparatito de regalo??? es necesario el plato de abajo?? y como se llama el aparato?? puedo cambiar ya la roca con la que le daba a la nuez contra el mesón?

    Aust.
    zhuba18@hotmail.com

    ResponderEliminar
  2. Jajaja... Lo mio era dar el manual solamente...
    En Cuba no tenemos nueces, por lo menos no al alcance del pueblo, ni peladas y empaquetadas las encuentras! En Mexico y en Japon solo las encontre peladas y empaquetadas, pero aqui me decidi por la via mas natural.
    El aparatito fue aquel que inspiro a Tchaikovsky... ahora lo entiendo!!
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Supongo que todo es un gran chiste ente ustedes, porque ese corta nueces tiene mas años que la revolución cubana. Y eso que en Japón las nueces están peladas!!! donde viajaste!!!

    ResponderEliminar
  4. En realidad, este dia el tema de las nueces era solo un pretexto para jugar un poco con el Picture It! Pero -y te lo dice una cubana, como bien sabes- en Cuba nos quedan cascanueces de antes de la rev., pero de las nueces nos queda solo el recuerdo!

    ResponderEliminar
  5. Creo que en mi comentario-respuesta a Augusto dije exactamente lo mismo que tu sobre las nueces de Japon.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario