miércoles, 7 de enero de 2009

Peculiar receta del destino.

Si alguien quiere saber cual es la formula exacta para transformar una mujer mediocre y superficial, diosa de la moda y las frivolidades (no se preocupen que no estoy hablando de Paris Hilton) y llevarla a elevarse a las dimensiones historicas que el destino le ha preparado; sepa que tiene que agregar a un caldero caliente un pueblo cansado y hambriento, unos cuantos cabecillas republicanos, un gobernante insulso y un pequeño toque de imaginacion… Para conocer los ingredientes exactos y las cantidades, asi como el tiempo de coccion, basta con leerse la biografia de Maria Antonieta, escrita magistralmente -¿como podria ser de otra manera?- por Stefan Zweig.
Para completarme la imagen, si es que algo quedaba por dibujarse en mi mente despues de las detalladas descripciones del libro, decidi ver la "afamada" pelicula dirigida por Sofia Coppola que lleva el mismo nombre. Fue un error, lo confieso, pero como iba a imaginarme que el film era semejante fiasco!? Si no llega a ser porque fue filmado en los lugares historicos relacionados con la personalidad en cuestion, no tendria el mas minimo interes. Al menos me permitio "pasear" por Versalles, aunque tuviera que soportar la rubita coqueta en la pantalla.
El libro es otro mundo... Quien asuma el reto de tal lectura, sera testigo de un proceso alquimico de incomparable alcance: la transformacion en apenas cinco años de una hermosa pero vana mujer en un completo ser humano. ¿Se animan?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Epílogo

“No es bueno de este modo te apoltrones”
dijo el maestro, “que entre seda y pluma
no se va de la fama a las regiones.

Quien entre el ocio su existir consuma,
No dejará mas rastros en la tierra
Que humo en el aire y en el agua espuma.

¡Arriba, sin cansancio, como en guerra
triunfa el alma luchando por la vida,
si vence el flaco cuerpo que la encierra!”

(Infierno, Dante)