Visita Inesperada


Hace unos minutos acaba de salir de mi depa Kume sensei, la profesora de japonés del curso que recién terminó el mes pasado. Esta visita fue toda una sorpresa.
Es una excelente persona y siempre tiene muchos deseos de ayudar a los estudiantes... En mi caso, como el curso que ella daba era bastante básico y no se correspondía con mi nivel, ella me ofreció que podía revisarme de vez en cuando alguna composición que yo escribiera, para que fuera practicando el idioma... Y eso hemos estado haciendo, a veces por mail, a veces le entrego algún escrito...
Hoy, justamente, pasó por el edificio a traerme uno de estos escritos ya corregido. Dió la casualidad de que yo estaba aquí y la invité a tomar algo de té.
El depa, por supuesto, estaba hecho un desastre... Yo trato de mantenerlo limpio y recogido, pero justo hoy -por no estar mi esposo en casa- es el día de limpieza y todo estaba patas arriba, pero, creo yo, así debe haber sido mucho más interesante para ella.
Kume es una mujercita maravillosa con un corazón bien grande, y el reguero no le importó para nada, al contrario, enseguida se sentó cómodamente en un cojín y comenzó a conversar conmigo (en japonés) y a escuchar pacientemente mis intentos de comunicación... Llegó el momento en que hasta yo misma me olvidé del reguero y disfrutamos plenamente el ratito que pasamos juntas. Es practicamente la única amiga que tengo aqui, y agradezco profundamente haberla encontrado.

Comentarios