Cigüeñas

El otro dia, en TV, me encontre un programa precioso que quiero comentarles.
En una ciudad al norte del área de Kansai, llamada Toyooka, había surgido una gran preocupación entre sus habitantes. Las cigüeñas, que desde tiempos inmemoriales acompañaban formaban parte del paisaje del lugar, habían desaparecido completamente.

Estos son animales grandes, que pueden alcanzar en su adultez hasta los dos metros de largo, y precisamente por esto, no pueden hacer sus nidos en cualquier huequito de un árbol. Necesitan árboles fuertes, altos y solitarios, o, al menos, medianamente alejados de otros para poder llegar y slir del nido con facilidad. Con el desarrollo de la ciudad, las construcciones fueron aumentando, y los árboles con estas características fueron cada vez menos. De hecho, una de las especies preferidas por las cigüeñas como hogar, se extiguió en esta zona desde los años 60. Eso, sumado al uso de fertilizantes en los sembrados de arroz que acabó con la fauna (ranas, peces, larvas, pequeñas serpientes...)apropiada para su alimentación, hizo que estas aves huyeran en busca de mejores condiciones de vida.
Todo siguió su curso normal. Como este proceso fue paulatino, los habitantes se acostumbraron poco a poco a no ver las cigüeñas a su lado y ni las extrañaban, hasta que un buen día, reapareció una pareja de jovenes aves en el lugar. Despues de mucho buscar, el mejor lugar que encontraron para hacer su nido fue un poste, sobre el tendido eléctrico. Esto motivó nuevamente el interés de la gente en estos animales, y se preocuparon por documentar todo el proceso de construcción del nido... hasta que, una triste mañana, una de las dos aves pereció por un choque eléctrico.
Esta triste experiencia terminó por mover los corazones del lugar, y tomaron medidas urgentes para traer nuevamente las cigüeñas a la ciudad.

Construyeron unos postes bien altos, y en la punta colocaron sobre unas maderas, un principio de nido, y esperaron... Poco después reapareción una pareja de cigüeñas que encontró inmediatamente el poste y le pareció adecuado... La gente, preocupada por su alimentacion, construyó un pequeño estanque al que echaban varios kilos de peces diariamente...

Tanta buena voluntad tuvo sus frutos... La pareja de cigüeñas puso un huevo y logró la cría. Cada avance de la pequeña ave era motivo de interés y alegría entre los pobladores, y hasta se convertía en noticia en el diario local. Instalaron unos puestos de observación con telescopios cerca de los postes de modo tal que todos los que se acercaban a ver la nueva familia, que no eran pocos, pudieran disfrutar de ella. El problema de la alimentación se resolvió dejando de usar fertilizantes y desviando un poco de agua del curso de un río cercano hacia los arrozales, de modo tal que nuevamente abundaron las ranas, peces y todo tipo de alimañas apetecibles para las cigüeñas... que poco a poco fueron regresando.
Hoy en día, estas aves han vuelto a ser parte del paisaje de Toyooka, y la ciudad, en un esfuerzo conjunto logró recuperar uno de sus símbolos, al mismo tiempo que devolvieron el equilibrio a la naturaleza del lugar...

Los japoneses siempre logran sorprenderme con esa habilidad que tienen para lograr la armonía entre la tecnología y la madre tierra...

Comentarios

  1. Impresionante!!!!!

    Cuántas cosas desaparecen a nuestro alrededor y no lo notamos? cuántas las notamos y no hacemos nada para recuperarlas?

    Muchas gracias por por compartir esto con todos nosotros.
    un abrazo
    Yo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario